68 claveles recuerdan en Pamplona a trabajadores fallecidos

Los sindicatos salen a la calle en el Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo para exigir medidas contra la precariedad

28.04.2022 | 13:10
Sindicalistas colocan los claveles por los trabajadores fallecidos.

UGT y CCOO se concentran en su sede; ELA, LAB, ESK, Steilas, EHNE e Hiru se manifiestan; y CGT protesta enfrente del Parlamento

Los diferentes sindicatos de Navarra se han movilizado este jueves, con motivo del Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, para reclamar a la Administración más medios para reducir la siniestralidad laboral.

El año pasado la Comunidad Foral registró una media de 30 accidentes diarios que requirieron de baja, según datos del Ministerio. Esto se tradujo en 10.982 siniestros, un 16% más que en 2020 (primer ejercicio de pandemia).

LOS SINDICATOS POR SEPARADO

Los sindicatos han salido a la calle para protestar por esta escalada que no frena, y para exigir políticas que acaben con la siniestralidad. Pero como cada año, las centrales se han manifestado por separado, ya que defienden medidas diferentes para llegar a un mismo objetivo: poner fin a todos los accidentes del trabajo.

Por primera vez ELA, LAB, ESK, Steilas, EHNE e HIRU han protagonizado una ofrenda floral en homenaje a las 68 personas fallecidas mientras desempeñaban su actividad laboral.

68 claveles han recordado los nombres de los trabajadores muertos, en un acto celebrado enfrente del Palacio de Navarra, en la avenida Carlos III de Pamplona. 

MÁS PREVENCIÓN, MENOS ACCIDENTES

Por su parte, UGT y CCOO se han concentrado a las 12.00 horas frente a su sede, en la Avenida Zaragoza, con el lema + prevención, - accidentes.

En declaraciones a los medios, Mª José Latasa, responsable del departamento de Salud Laboral de UGT, ha exigido un "plan de choque para llegar a la cifra de accidentes cero, más medios, tanto materiales como económicos, en la Inspección de Trabajo; una mayor coordinación de las instituciones, tanto a nivel nacional como en Navarra para eliminar los accidentes".

Asimismo, ha considerado necesario "un empleo de calidad" que exige "la prevención de los riesgos laborales". Por eso, ha reivindicado la lucha contra la siniestralidad laboral "que tenemos que llevar a cabo durante todo el año 2022". Y ha esperado que "no haya más accidentes mortales este año" tras los dos que ya se han producido frente a los cinco de 2021, según ha apuntado.

Latasa ha destacado que "detrás de cada accidente laboral hay mucha tristeza, hay un drama familiar y de todos los compañeros y amigos de las víctimas de los accidentes laborales y las enfermedades profesionales".


Por su parte, Alfredo Sanz, responsable de Salud Laboral de CCOO Navarra, ha rechazado la "precariedad en el empleo que tanto repercute en la siniestralidad laboral" así como "la actitud de aquellos empresarios que, tras más de 25 años de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, siguen incumpliéndola y entienden la prevención como un gasto y no una inversión". Igualmente, ha reprochado "la actitud de las administraciones públicas recortando en muchos casos y eliminando las políticas públicas en prevención de riesgos laborales".

IMPLANTAR EL DELEGADO DE PREVENCIÓN COMO MARCA EL PLAN DE EMPLEO


Sanz ha pedido al Gobierno foral que "ponga en marcha las medidas acordadas en el Plan de Empleo para atajar la siniestralidad laboral en Navarra como son los delegados territoriales de prevención, crear un centro de estudio ergonómico y psicosocial, potenciar una ley de movilidad laboral e instar a la Administración central a que dote a Navarra de más efectivos de Inspección de Trabajo para que pueda hacer un control sobre las empresas que incumplen la Ley de Prevención de Riesgos Laborales".

El representante de CCOO ha exigido que la salud y la seguridad en el trabajo se "reconozca como un derecho fundamental" y ha apostado por "poner la salud laboral en el centro de la negociación colectiva, tanto en los convenios sectoriales como en los de empresa".

"UNA GRAVE SITUACIÓN"

A las 11.30 horas, los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, EHNE e HIRU ha celebrado una manifestación, con el lema Lan istripu gehiagorik ez. Prekarietatea hiltzailea (No más accidentes de trabajo. La precariedad asesina), que ha comenzado frente al Parlamento foral para finalizar ante el Gobierno de Navarra. Allí se ha realizado un acto en el que se han colocado 68 claveles en recuerdo de las personas fallecidas en accidente laboral en Navarra y la CAV.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de la manifestación, Andoni Larralde, de ELA, ha advertido la "grave situación de la siniestralidad laboral" y ha destacado que "en 2021 en Navarra 20 personas perdieron la vida en su puesto de trabajo y en lo que llevamos de año ya son otras tres". Además, ha afirmado que la siniestralidad se ha incrementado en el último año "más del 16%".

Una situación de la que ha responsabilizado a la patronal que "calla ante este asunto, en cuya mano está reducir los índices de siniestralidad mejorando con carácter general las condiciones laborales". Por el contrario, ha criticado que "tenemos una patronal que dice que en Navarra se cumple la Ley de Prevención cuando las empresas cada año pagan más de un millón de euros en sanciones por su incumplimiento y el 40% de las muertes se produce por no haber implantado medidas de seguridad adecuadas".

Larralde ha asegurado que "la patronal está muy cómoda porque tiene el apoyo del Gobierno de Navarra" que "mientras mantiene al borde del colapso al Instituto de Salud Laboral y la Inspección de Trabajo, no duda en acordar con la propia patronal y con UGT y CCOO, la habilitación del delegado territorial de prevención con una financiación de 400.000 euros".

Una figura, ha opinado, que "ha resultado totalmente ineficaz para hacer frente a la siniestralidad". "Mientras haya un muerto en el trabajo seguiremos movilizándonos en contra de este sistema que nos mata y nos enferma y por defender el derecho que nos asiste de regresar vivos del trabajo a casa", ha concluido.

CONTRA LAS MUTUAS

Por su parte, Inko Iriarte, de LAB, ha afirmado que "lo que hoy sabemos a ciencia cierta es que estadísticamente en Navarra la patronal va a crear 30 accidentes laborales y probablemente alguno sea mortal" y ha añadido que "las Mutuas de la patronal van a calificar esos accidentes como leves a pesar de que puedan ser graves o muy graves".

En este sentido, ha exigido a la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, que "ponga los medios suficientes para controlar de una vez por todas a la patronal" que "lleva siendo insumisa a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 25 años y no lo podemos aceptar".

Además, le ha pedido que incorpore los técnicos e inspectores "suficientes para que la patronal haga integrar las medidas preventivas perceptivas". "Mientras estas medidas no se lleven a cabo, las estadísticas y la accidentabilidad van seguir" en las "terribles cifras que estamos viendo estos últimos años", ha advertido.

Iriarte ha llamado la atención, también, ante las enfermedades profesionales que "han sido escondidas aún más" que los accidentes laborales. Según ha asegurado, "los accidentes traumáticos son únicamente el 20% de los accidentes en el trabajo; el resto son por enfermedades profesionales que las esconden".

CGT EXIGE "MANO DURA" 

También al mediodía, CGT se ha concentrado ante el Parlamento de Navarra, con el lema En el trabajo nos matan, en las Mutuas nos rematan, para exigir a las administraciones competentes "mayor control y más mano dura con quienes incumplen la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, poniendo en peligro la integridad, la salud y la vida de la clase trabajadora".

El sindicato ha criticado que esta ley "sigue incumpliéndose por una gran mayoría de empresarios" y ha afirmado que "el año pasado se llevó por delante la vida de 705 trabajadores" en España. En este sentido, ha remarcado que "la ley es la misma" tanto para "grandes multinacionales, que para las contratas y subcontratas" y ha manifestado que "ninguna muerte en el trabajo tiene justificación".

De la misma manera, ha responsabilizado a las administraciones, como el Ministerio de Trabajo o la Inspección de Trabajo "por su inacción y dejadez a la hora de hacer cumplir las leyes y emitir unas sanciones ejemplarizantes que haga que quienes incumplen se lo planteen antes de hacerlo".

noticias de noticiasdenavarra