Radiografía del sector

Equilibrio territorial

19.03.2022 | 01:00
Vaca pastando en el valle de Baztán, con el monte Gorramendi al fondo.

Natalia Biurrun

La historia de Navarra está ligada al sector ganadero. La cultura, el paisaje, el folklore y las tradiciones, en gran parte, son consecuencia de la actividad pastoril y de las costumbres ganaderas. Asimismo, está presente en la esencia de los carnavales y fiestas populares, desde la Montaña hasta la Ribera, con un claro reflejo en la indumentaria, con el uso de cencerros y pieles de oveja, en los encierros y espectáculos taurinos y en la gastronomía tradicional.

Durante el último siglo se ha pasado de una ganadería de subsistencia a una ganadería productiva, con un importante peso en la economía navarra, dado que el valor agregado bruto (VAB) es del 10,2%.

Aunque todavía resulta más importante su contribución al equilibrio territorial, dado que ayuda a mantener la población en las zonas rurales, que es un valor intangible de gran interés social.

En un entorno geográfico donde la disminución de la población es un problema muy grave, la ganadería se ha convertido en la columna vertebral por su papel en el establecimiento de recursos. Las granjas y la mayoría de las empresas cárnicas ayudan a crear riqueza, cohesión territorial y empleo en todas estas zonas. A su vez, se trata de una actividad que, a través del pastoreo, colabora en la limpieza de los bosques y en la prevención de incendios forestales.

Asimismo, la ganadería es un ejemplo de economía circular y sus actividades incluyen el uso de subproductos de productos vegetales para uso humano, como subproductos para la alimentación del ganado, o el manejo efectivo de estiércol con importantes efectos agronómicos.

No obstante, tampoco hay que pasar por alto el compromiso del sector con la sostenibilidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Navarra, por ejemplo, ya está participando en iniciativas de sostenibilidad ambiental como el Proyecto de Transformación Sostenible de la Ganadería familiar y Cooperativa de la producción láctea en la que participan 25 entidades de Navarra, Cantabria, Cataluña y Euskadi.

A su vez, las ODS están presentes en la elaboración del Plan Estratégico de Ganadería Extensiva, que el Gobierno de Navarra presentó el pasado 9 de marzo. Un plan que contempla 40 medidas para mejorar el sector y hacerlo más competitivo, a través de la innovación y la digitalización, además de marcar las líneas estratégicas sobre la gestión del territorio, el manejo del ganado, la producción o la valorización del producto local.

Bienestar animal

En Navarra existen 9.781 subexplotaciones ganaderas de distintas especies, pertenecientes y agrupadas en 6.848 explotaciones REGA (Registro de explotaciones Ganaderas). Por su parte, el valor de la producción animal asciende un 3,5% hasta los 489.379,1 miles de euros. Además, el 74,3% corresponde a carne y ganado y el 25,7% a productos animales. El principal producto animal en la Comunidad es la leche y la especie que obtiene una mayor producción es la porcina.

Por otro lado, Navarra es, a fecha de hoy, la única Comunidad que ha establecido tamaños máximos de explotación ganadera para todas las especies, siguiendo criterios ambientales y sanitarios.

En sintonía con la normativa de la Unión Europea, también la Comunidad establece una regulación para el bienestar animal en las explotaciones ganaderas, desarrollando de una forma más exhaustiva aquella que afecta a la producción de aves para puesta y carne, de cerdos y de terneros; así como el transporte de los animales, la matanza de los mismos y de los animales utilizados para la experimentación y fines científicos.

En definitiva, los altos estándares de calidad que marca el modelo productivo europeo, y al que está ligado Navarra, aseguran la salud de los animales y la calidad de los productos, de cara al consumidor.

noticias de noticiasdenavarra