Impulso a la inovación, al turismo y a la automoción

29.06.2020 | 10:00
Impulso a la inovación, al turismo y a la automoción

Afrontar la pandemia del covid-19 y paliar las consecuencias de la crisis es el objetivo prioritario de cualquier gobierno en este momento que vivimos. Las medidas que se adopten ahora determinarán el ritmo y la fortaleza de la recuperación económica.

En este contexto, el Comité de Dirección de la Estrategia de Especialización Inteligente S3 ha aprobado un documento con 15 aportaciones y medidas para el Plan Reactivar Navarra 2020-2023, que lidera el Gobierno foral, de cara a plantear la estrategia de reactivación de la economía y sociedad de Navarra tras la pandemia del covid-19.

El documento plantea tanto medidas a corto plazo, para afrontar los problemas inmediatos más acuciantes generados por la pandemia, como una mirada a medio plazo 2020-2023 que posibilite una salida de la crisis en clave de especialización inteligente del territorio; es decir, que sepa vincular las capacidades industriales y tecnológicas de Navarra con los cambios que está habiendo en los mercados y las exigencias de Europa.

Presidido por el consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, y con la participación también del consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa, de representantes de las universidades, centros tecnológicos, organizaciones empresariales, sindicales y de diversas empresas de referencia, el comité ha debatido la concreción de 15 retos, adaptando los retos preexistentes de la Estrategia de Especialización Inteligente. De forma que se modifica el foco de trabajo en varios de los retos para cubrir los aspectos más inmediatos de la crisis (como el turismo "seguro y digital", o la alimentación saludable "y de cercanía"), pero también se ha priorizado otros retos antes no incluidos en la S3, como uno específico de comercio ("innovación en el comercio local"), y otros dos destinados a sostener e impulsar el tejido empresarial de la región.

En coherencia con la combinación de retos que recoge el documento, el comité destaca la trascendencia de destinar al corto plazo un volumen importante de recursos, pero sin perder de vista elementos y proyectos estratégicos clave, como la I+D+i en la senda establecida por la Ley de Ciencia y Tecnología, el fortalecimiento empresarial y la internacionalización con una mirada a medio-largo plazo.

De esta manera, el Gobierno de Navarra, a través del departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital, está trabajando en un plan de choque para reactivar el Sistema Navarro de I+D+i (SINAI), que ayude a afrontar la crisis, priorizando las convocatorias de doctorados industriales y las ayudas a proyectos de I+D colaborativos de centros, con el objetivo de fomentar la contratación de personal cualificado y asegurar la financiación de proyectos de envergadura para los agentes del SINAI. Según señala Juan Cruz Cigudosa, "se trata de afrontar el desafío que supone la pandemia covid-19, mitigar sus efectos y acelerar la recuperación de Navarra, utilizando la innovación como palanca",

En 2020, este plan de choque tiene un impacto presupuestario de 19,24 millones de euros, aunque algunas de las medidas anunciadas se prolongarán hasta 2023. De modo que el montante global del plan hasta entonces, "incluyendo reservas de crédito", ascienda a 36,54 millones.

Según este plan, las ayudas de Doctorados industriales 2020 favorecerán la contratación de personal investigador en formación para la obtención de un doctorado, así como mejorar la competitividad de las empresas, centros de investigación y centros tecnológicos a través de la investigación desarrollada por el personal contratado.

Por su parte, la convocatoria destinada a pymes o grandes empresas, centros de investigación y centros tecnológicos permitirá la contratación de un doctorando para la realización, en colaboración con una universidad, de un proyecto de investigación en el que se enmarcará su tesis doctoral y que resultará de interés para la entidad contratante. Por primera vez, esta ayuda no se concederá en el régimen de "minimis", que limita a las empresas solicitantes un máximo de 200.000 euros en tres años de las ayudas a recibir. De esta forma, cualquier entidad puede solicitar hasta 90.000 euros, con un máximo de 30.000 euros anuales, para incorporar doctorandos, cantidades que se sumarían a cualquier otra posible subvención que las empresas puedan solicitar.

Asimismo, se concede una ayuda adicional si la entidad beneficiaria realiza amplia difusión de los resultados de la investigación, y la ayuda será mayor si la beneficiaria contrata doctorandas. Con las ayudas a proyectos de I+D colaborativos de Centros 2020 se pretende conseguir un mayor nivel de excelencia de los mismos, favoreciendo su consolidación y mejorando el servicio que prestan a las empresas navarras, potenciando, también, la colaboración entre ellos y con las empresas. Atendiendo a la demanda de los Centros Tecnológicos del Sistema Navarro de I+D+i, la duración de los proyectos pasa a ser de 3 años como máximo, en lugar de los 12 meses de las ediciones anteriores de la convocatoria. En este caso, las entidades beneficiarias serán universidades, centros de investigación, centros tecnológicos y la figura del coordinador de agentes de ejecución del SINAI.

Reactivar el turismo local

Dentro de las medidas que prepara el Gobierno de Navarra para reactivar la economía de la Comunidad, este mes ha presentado el borrador del Plan de Acción de Turismo 2020-2022, un documento con el que se pretende hacer frente a los efectos que la crisis del covid-19 ha provocado en el sector. Este plan de choque prevé una redefinición de los segmentos prioritarios para el turismo navarro, dando prioridad al gastronómico, al rural y familiar, a las actividades de naturaleza y deporte y al turismo de salud, e impulsando el turismo local y de proximidad, con 51 medidas planteadas, de las que once ya se han puesto en marcha y una veintena lo harán en breve. Entre las ya realizadas, el Gobierno foral ha atendido las consultas de más de mil profesionales del sector y ha enviado 24 boletines informativos. Además, se han llevado a cabo acciones para mejorar la coordinación de la Administración y el sector con más de once reuniones con 145 participantes, intensificando la comunicación con cuatro jornadas online en las que han tomado parte muchas instituciones estatales y de otras comunidades autónomas, así como empresarios navarros e internacionales. También se ha diseñado un programa de ayudas relativas al covid-19. Y se han establecido sistemas de colaboración público-privada para la recogida de información y monitorización del impacto de la pandemia en el sector, a través del Observatorio Turístico y se han realizado actividades formativas online sobre las medidas de higiene, limpieza y protocolos que deben implantar las empresas y establecimientos turísticos.

El objetivo es impulsar una serie de productos, recursos y experiencias turísticas adaptadas a la nueva realidad generada tras el covid-19, ofreciendo destinos con menor afluencia y en los que se implanten los debidos protocolos sanitarios. El Ejecutivo foral ha contado con las aportaciones de empresas y asociaciones del sector para consensuar una oferta turística de Navarra acorde a la nueva situación.

A esta diversificación de productos y experiencias, se sumará una labor de promoción y potenciación de los recursos alineados con los objetivos del Plan Estratégico de Turismo 2018-2025, que incluye la atención a los mercados de proximidad y posicionar a Navarra dentro del turismo europeo. En este sentido, ante la crisis sanitaria se prevé reorientar la oferta turística centrando la atención en las comunidades limítrofes y el sur de Francia, además de Madrid y Cataluña, de donde proceden un importante porcentaje de turistas nacionales. En ellos se centrará la campaña de comunicación que está elaborando el departamento de Desarrollo Económico y Empresarial, y que verá la luz próximamente tanto en medios tradicionales como digitales.

El Plan de Acción prevé también intensificar la labor de inspección en establecimientos y servicios, para evitar situaciones de ilegalidad y competencia desleal. Ante esta situación, el plan prevé siete líneas de actuación, que van desde impulsar la participación de las empresas del sector a reorientar las ayudas y subvenciones para hacer frente a las nuevas necesidades. Todo ello sin olvidar la formación, la adaptación del producto, el impulso a la innovación y la inteligencia turística y la comunicación y comercialización del potencial turístico navarro. En materia de subvenciones, se va a trabajar un una convocatoria de ayudas para la implantación de protocolos en las diferentes industrias turísticas y otra para mejorar la competitividad, la digitalización y la sostenibilidad del sector. El Plan de Acción 2020-2022 frente al covid-19, que surge al abrigo del Plan Estratégico de Turismo 2018-2025, cuenta con un apoyo mayoritario del sector. De hecho el 93% de la representación del sector ha apoyado la visión y misión del plan, que busca la transformación turística de Navarra, mejorando su competitividad, digitalización, calidad, sostenibilidad e inclusión.

PLan renove

Recientemente, Pedro Sánchez ha confirmado la aprobación por parte del Gobierno de un paquete de ayuda dotado de 3.750 millones de euros que irá destinado al sector del automóvil en España. Sin duda, esta industria ha sido una de las más castigadas por la crisis del coronavirus, un sector que contribuye un 10% al PIB nacional, pero también a la exportación. De los quince mayores exportadores españoles, ocho son fabricantes y comercializadores de vehículos terrestres. Entre ellos, en Navarra, la factoría de Volkswagen en Landaben ha exportado en 2019 más de 290.000 coches, el 91% de los que produce, con un valor aproximado de más de 3.000 millones de euros.

Las asociaciones de fabricantes de vehículos y componentes, ANFAC y SERNAUTO, y las de distribución y comercialización de vehículos, FACONAUTO y GANVAM, saludan positivamente el plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, un plan muy necesario para reactivar a este sector. El plan contempla, entre otras medidas, ahorros de entre 800 y 5.000 euros en la compra de un vehículo en función de su situación y características, con hasta 250 millones destinados a un programa de renovación del parque, del que pueden beneficiarse particulares, autónomos y empresas.

La principales medidas de financiación estarán destinadas para vehículos eléctricos y ayudas para que las familias con menos recursos no se queden "atrás", mientas que empresarios y trabajadores autónomos se beneficiarán a través de "ahorros en combustible", ya que se facilitará la renovación del parque de vehículos para que sea más eficiente. No obstante, Navarra también prepara un plan específico, una demanda "muy reclamada por el sector de la Comunidad".