Osasuna no puede sonreír al futuro con sus muertos escondidos

10.02.2020 | 10:39

Basamos este título en una reflexión del papa Francisco, donde él decía sociedad nosotros citamos a Osasuna, nuestro club, y al que pertenecían nuestros familiares y que con tanto cariño contribuyeron a su crecimiento. Osasuna cumple 100 años el año próximo y ahora celebra su asamblea anual.

Eladio Zilbeti, Fortunato Aguirre, Natalio Cayuela, Ramón Bengaray y Andrés Jaso pertenecieron de una u otra forma a Osasuna, y los cinco fueron asesinados al inicio de la Guerra Civil. Y otros muchos también sufrieron represalias de todo tipo. Es el momento de reconocer a estas personas y brindarles un pequeño homenaje.

No es protagonismo, no es política, nada de eso. Como nos advierte el Papa, no podemos obviar esta realidad. Es parte de la historia de Osasuna, de esta sociedad, y además es justicia, son derechos humanos y es la forma de sanar heridas.

Creemos que Osasuna debe dar un paso adelante, ser justo y reconocerlo. Se convertiría en todo un ejemplo para el resto de clubes.

Desde de aquí queremos felicitar a Osasuna por sus éxitos y "que gane Osasuna, ¿verdad?".