la carta del día

El Caballero de Zuza (Longida)

15.01.2020 | 06:16

tras su intento fallido de asesinar al caballero de Tabar (Urraul Bajo), el pistolero o sicario se dirigió a la cercana aldea de Zuza (Longida) con el objetivo de matar al caballero de Zuza.

Llegó a primera hora de la tarde cuando el caballero con su familia se encontraba en la era haciendo la trilla. Estaban parados pues no andaba ni pizca de aire y no podían hacer la parva.

El hombre desconocido se dirigió al caballero y le pidió hablar con él en privado en su casa a lo que el caballero accedió. Cuando estaban en la sala de la casa el caballero le ofreció una silla pero éste la rehusó diciéndole que no hacía falta y comenzó a disparar contra él. El caballero trató de defenderse con la silla pero no lo logró. Ante el alboroto la mujer y una hija del caballero que estaban en la cocina salieron asustadas y gritando. El hombre disparó su pistola y le pegó un tiro en el hombro a la mujer. El caballero aún tuvo fuerzas y con una escopeta salió tras el pistolero pero cayó moribundo escaleras abajo.

Un hijo que estaba en la era vino corriendo a enfrentarse con el hombre armado y le lanzó un txurrazo con el vigo que llevaba en la mano. El hombre le disparó un tiro que por suerte le pasó entre las piernas. El extraño salió huyendo por el monte. En su huida pasó por Mendinueta (Izagaondoa) donde pidió un vaso de agua en casa de Maiorazgo. Después huyó pasando por Lizarraga (Izagaondoa) hacia Ilundain (Aranguren) con intención de llegar a Pamplona y escapar en tren.

El caballero de Zuza moribundo pidió agua de la fuente del monte como último deseo.

Unos cinco años más tarde el asesino fue detenido por la policía en Madrid. Fue juzgado en Aoiz y condenado a garrote vil. Fue la última muerte por garrote vil en Aoiz pues pronto se prohibió esta práctica. El día de la ejecución mucha gente, incluso de las aldeas cercanas, fue a presenciar la ejecución y ver cómo rodaba la cabeza por los suelos.

El asesino vino a Nabarra con un objetivo claro: "Matar a uno de estos tres caballeros: el caballero de Tabar, el caballero de Zuza o el caballero de Zalba (Arriasgoiti), los tres de apellido Irigoyen".

Este hecho real ocurrió en esta antigua aldea de Zuza a finales del siglo XIX o en los primeros años del siglo XX. Dicen que años después se le solía ver a la mujer del caballero haciendo compras con un burro en Aoiz y con el brazo encogido casi hasta el hombreo como consecuencia del tiro que recibió.

Zuza hoy día es una aldea deshabitada situada a los pies de la sierra de Gongolaz en un bello rincón del valle de Longida. Justo al lado queda el antiquísimo castillo de Legin, famoso castillo en la historia del reino pirenaico de Pamplona primero y Nabarra después. Hoy el castillo está en ruina total así como la aldea de Zuza, cuyas casas y demás están siendo tragadas por la vegetación.

Destacaba entre sus casas la enorme casona del caballero cuyas mejores piedras, las de la portalada y ventanas y las cosas de valor que quedaban en el lugar han sido robadas por los amigos de lo ajeno.

El poche o portillo que comunica el valle de Longida con el valle de Izagaondoa es el lugar de paso natural entre los dos valles. Por aquí pasa y pasaba la numerosa y espectacular romería a Izaga del valle de Longida.

Muy cerca de aquí también el río Erro y el río Irati juntan sus aguas camino del río Aragón. El río Erro choca contra la sierra haciendo una pequeña ripa antes de llevar sus aguas al río Irati.