Cuidadoras de educación por un futuro digno

30.01.2020 | 06:16

Hoy 30 de enero, todas/os estamos convocadas/os a secundar una huelga en defensa de la Carta de los Derechos Sociales, de los Servicios Públicos y de las Pensiones. Es decir, en defensa de una vida y un futuro dignos. Para nosotras/os es importante apoyar esta huelga por varios motivos. El primero, porque somos trabajadoras/es y usuarias/os de los servicios públicos y consideramos que estos son imprescindibles para la garantía de un Estado de Derecho y compensadores de las desigualdades sociales, fruto de un injusto reparto de la riqueza. Nosotras/os lo sabemos bien ya que diariamente trabajamos con una población tan vulnerable como es el alumnado con necesidades educativas especiales. Y lo hacemos desde el ámbito, muchas veces denostado, de los cuidados.

También apoyamos esta huelga porque nuestro colectivo profesional es uno de los más precarizados del Gobierno de Navarra, con un índice de personal contratado en torno al 80%, con contratos que en demasiadas ocasiones se cortan en el periodo de vacaciones estivales; teniendo que tener disponibilidad para movernos por los centros escolares de toda Navarra, según necesidades de cada curso y, en la mayoría de las veces, con contratos de jornada parcial. ¿Qué pensión podemos esperar si, pese a trabajar todo un curso, vamos cotizando de modo tan interrumpido? ¿Qué pensión nos podemos encontrar, tanto nosotras/os como tú, si cada vez se necesitan más años de cotización, es más difícil cotizar, el cálculo se hace cogiendo los salarios con mayor retroactividad y las pensiones no se revalorizan? Por todo esto y por mucho más, queremos hacer público nuestro apoyo a esta convocatoria. De nuestro colectivo seremos pocas/os las/os que podamos secundarla porque, paradójicamente, aunque solo se nos contrate para 12, 20 ó 30 horas, se nos impone ser servicios mínimos. Solo en los colegios e institutos donde estemos más de una/o podremos salir la mitad. Pero eso sí, las que podamos estar alzaremos bien nuestra voz ¡por un futuro digno!