la carta del día

Y los bancos... ¿qué?

26.03.2020 | 02:02

Una duda me corroe estos días en casa: ¿cuál va a ser la aportación de los bancos de crédito para salir de esta prevista crisis económica?

Lo único que se oye es que van a seguir prestando más dinero público (de Europa, del Estado español, etcétera) a empresas y particulares, con ganancia para ellos, naturalmente, porque dispondrán de dinero público barato, lo prestarán más caro y, además, con el aval del Estado (más dinero público) si algunas empresas no devuelven esos créditos. Según los planes económicos anticrisis que leemos en los medios, quienes no van a perder son los bancos que dan créditos.

Con la prevista crisis económica por el coronavirus:

- L@s trabajadores pierden porque se quedan sin empleo y el Estado sólo les abonará una parte de su salario normal;

- Las empresas productivas y comercios pierden porque no venden sus productos o servicios, no tienen ingresos y se agobian, para reducir gastos despiden a sus trabajadores, pero siguen teniendo deudas con los bancos, créditos que hay que pagar cada mes, sí o sí, aunque no tengan ingresos;

- La Administración pública pierde porque tiene que pagar a l@s trabajadores en paro, pierde porque da dinero público para apoyar a las empresas que no tienen liquidez para pagar sus créditos, pierde porque avala los créditos que den los bancos a empresas en crisis y, si éstas no pueden devolverlos, los pagará el Estado.

- Los bancos de crédito ¡ganan! con las medidas tomadas hasta ahora para frenar la crisis económica, ganan porque:

a. Siguen cobrando los créditos pendientes a empresas y personas, sin perdonar nada, ni hipotecas, ni créditos empresariales, ni€.;

b. Van a seguir prestando dinero, que no es suyo sino de toda la ciudadanía (del BCE, del Estado) y ganando con esos créditos prestados a mayor interés que lo que ellos pagan; porque los estados han ido reduciendo a casi nada la Banca pública y ahora sólo existe la infraestructura de la banca privada para gestionar esas ingentes cantidades de dinero público que se van a invertir para frenar la crisis;

c. El dinero público que presten, ganando ellos como meros intermediarios, y no puedan devolver las empresas, lo devolverá el Estado español para que no pierdan los bancos.

Vuelvo a mi duda: si toda la sociedad perdemos algo para enfrentarse a esta crisis económica, ¿por qué los bancos de crédito ganan? Cuando ellos perdieron en 2008 la sociedad les prestamos dinero para que no se hundieran (más parece que les dimos gratis, porque no devuelven casi nada); ahorra en vez de devolver esos dineros públicos, en vez de plantear que si todos pierden algo tienen que perder ellos también, van a ser los únicos que ganan con la crisis. ¿Es esto justo?

¿Ninguna Administración pública (Europa, Estado, comunidades, etcétera) va a poner coto a esta injusticia? Porque para salir de esa crisis económica tenemos que aportar todos, todos, sin beneficios injustificables de un sector como la Banca de crédito privada.

Para que no sea todo protestar en este escrito, ahí va una propuesta sencilla:

Que los bancos de crédito pospongan el cobro de los créditos que tienen abiertos con empresas y personas durante el tiempo que dure la crisis del coronavirus. No pido que los perdonen, sino sólo que pospongan el cobro de las mensualidades a cuando pase la crisis productiva, y sólo entonces vuelvan a cobrarlas, simplemente alargando el plazo de devolución de los créditos, sin pérdidas para los bancos.

La patronal de los bancos de crédito propone "aportar 100.000 millones € en avales", lo cual quiere decir que tienen reservas suficientes para aguantar el retraso de unas pocas mensualidades en sus créditos a empresas y particulares, ¿no?

Con esta sencilla medida de posponer el pago de los créditos que tengan, las empresas que estén sin trabajo, sin ingresos, tampoco tendrán necesidad de liquidez para pagar sus créditos y la mayoría podrá aguantar la crisis sin grandes penurias, incluso muchas sin necesidad de pedir más créditos.

Con esta sencilla medida de posponer las mensualidades de los créditos (hipotecas, etcétera) las personas trabajadoras que estén sin empleo tendrán mucho menos agobio monetario, podrán sobrellevar la crisis con menos apuros y, cuando vuelvan a trabajar y ganar, podrán seguir pagando sus créditos como hasta ahora.

Sólo tras entrar en vigor esa moratoria de los créditos (que no perdón) podrán tener sentido las inyecciones de dinero público y de avales públicos a aquellas empresas y personas que, aún así, necesiten créditos para sobrevivir.