Cerrojazo cultural del Ayuntamiento de Burlada

06.12.2020 | 01:45

El Ayuntamiento de Burlada, en su particular gestión de la pandemia, ha reducido al máximo la apertura de espacios públicos para disfrute de la ciudadanía. Así pues, la programación cultural de nuestro pueblo se ha visto reducida exclusivamente a fines de semana.Burlada cuenta con un auditorio con 493 butacas y espacio diáfano de 300 m2 si se recogen las gradas, cinco salas de usos múltiples, sala de ensayos y de conferencias, espacios hoy en día cerrados porque Navarra Suma no se ha sentado a trabajar e intentar buscar alternativas para ofrecer los servicios culturales que Burlada se merece. En este sentido, en el mes de mayo propusimos la compra de una carpa para poder hacer actividades al aire libre, y aunque contó con el apoyo unánime de los miembros del Patronato de Cultura y se le dotó de partida presupuestaria, Navarra Suma no ha sido capaz de poner en marcha su compra, por lo que Burlada sigue sin tener la posibilidad de hacer actividades para todos y todas al aire libre, en estos tiempos en los que se han reducido drásticamente los aforos.Además, Burlada es uno de los pocos municipios de la Comarca que no ha ofrecido ningún curso sociocultural a la ciudadanía. Son tiempos difíciles en los que, en la medida de lo posible, hay que reinventarse y es por ello por lo que EH Bildu ha insistido en la necesidad de adaptarse a las circunstancias y promover actividades semipresenciales de manera telemática y vía streaming.La ausencia de alternativas por parte de Navarra Suma ha paralizado la vida cultural de nuestro pueblo, negando también espacios de ensayo a los grupos culturales de Burlada, quienes gracias a su compromiso con nuestro pueblo, pusieron su granito de arena para alegrar las calles durante este pasado verano. Quienes gobiernan tienen la obligación de poner todos los medios de los que dispongan para garantizar los derechos fundamentales de los y las ciudadanas y uno de ellos es el acceso a la cultura.Burlada siempre ha sido un referente por su tejido cultural y además, en los últimos años, referente también por su rica oferta cultural. Señoras y señores de Navarra Suma de Burlada, pónganse a trabajar, busquen alternativas para poder apostar por la cultura. Los medios los tienen, solo les falta voluntad.