Meteoritos

ETA

22.11.2020 | 01:21

Mientras sueña con unos Sanfermines 2021 –aunque no ve muy factible que se parezcan "a los de siempre"– el alcalde Maya, dietista CAN arrepentido, ya ha tirado su chupinazo: "Cuando alguien dice que ETA es historia, me tiemblan las canillas porque no es verdad. No es un terror de pistolas, pero está metido en las vísceras. Sus secuelas y los que defienden su proyecto político están hoy aquí dirigiendo las políticas de Navarra". El ruido de este chupinazo trata de neutralizar el de otras nueces: segunda incapacidad consecutiva para la aprobación de los Presupuesto, gemidos de lamento porque la suspensión de una charla sobre la brecha orgásmica no se ajustara a derecho, reducción de un 20% en las subvenciones al fomento del euskera, el desastre del tráfico en la calle Amaya. El comodín de ETA. Siempre. Resultó clarificador el testimonio en televisión del eurodiputado García-Margallo: San Sebastián, elecciones municipales junio 2015, presentación de la candidatura municipal. Poca afluencia de público y escasa repercusión mediática. Preguntó a su anfitriona, "la máxima dirigente del partido en aquel momento" (por las fechas, Arantza Quiroga): "¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué no logramos penetrar en la sociedad?". Respuesta lapidaria: "Desde que no nos matan, no tenemos proyecto". El acuerdo presupuestario del gobierno foral de coalición con Bildu –imprescindible apoyo externo– ha provocado una insoportable acidez de estómago. ¿Propondrá Maya dar de baja del partido a Miguel Sanz? Por coherencia con el enfado. Un gobierno de UPN, en años de plomo de ETA, intentó acuerdo presupuestario con HB. Anvite y la Fundación Tomás Caballero abandonan el Plan de Convivencia. Arantza Quiroga dimitió como presidenta del PP vasco y renunció a su escaño después de que el PP nacional le obligara a retirar su iniciativa de crear una ponencia de Libertad y Convivencia dirigida a todo el Parlamento Vasco. Incluido EH-Bildu. Ni hacen ni dejan hacer.

Más información