Elecciones SNS-O: señal de alarma

09.02.2020 | 12:05

Los trabajadores y trabajadoras del Servicio Navarro de Salud, entre otros servicios de la Administración navarra, han afrontado en muy poco tiempo cuatro citas electorales de suma importancia: las generales, las autonómicas y municipales y, las que más directamente atañen a su puesto de trabajo, las elecciones sindicales del pasado 22 de mayo.

Quizá, entre tanta cita y resultado electoral, a los actuales y futuros gobernantes les ha pasado inadvertida una señal de alarma que bien nos complace recalcar al Sindicato de Enfermería en Navarra: los sindicatos profesionales son los que más votos han obtenido en las elecciones del SNS-O. De los 5.695 profesionales sanitarios que han votado, 2.729 votos han sido para los sindicatos profesionales, 1.102 de ellos han respaldado a SATSE Navarra, el sindicato profesional más votado. ¿Por qué son estos sindicatos profesionales, precisamente los que no tienen ninguna tendencia ideológica y solo miran por el interés de las respectivas profesiones, los más votados en estas elecciones?

Se trata de un claro aviso de que el actual gobierno en funciones ha hecho caso omiso y, diría más, ha ninguneado durante toda la legislatura, en nuestro caso, a la categoría profesional más numerosa del SNS-O, la Enfermería. Estos datos electorales, que entre las cifras generales de toda la Administración Foral han quedado diluidos en los comunicados oficiales, tienen gran relevancia -o deberían tenerla- para los próximos gobernantes de Navarra.

Los más de 1.100 votos de enfermeras/os, especialistas y fisioterapeutas que SATSE ha recibido son un respaldo más que suficiente para alzar de nuevo la voz y advertir de la urgente necesidad de escuchar a quien conoce, trabaja y vela por la seguridad del paciente, por la eficacia y eficiencia del sistema, y por el desarrollo de unas profesiones hasta ahora maltratadas por intereses partidistas.

Al futuro Gobierno de Navarra, gobierne quien gobierne, ponga el foco en nuestra sanidad. Los profesionales que llevan a sus espaldas la asistencia sanitaria en los hospitales y centros de salud de la comunidad lo han dicho alto y claro: quieren ser escuchados, quieren que sus derechos se respeten, que sus obligaciones se retribuyan, que los procesos normativos se cumplan con rigor, que se desarrollen y creen plazas para las especialidades como en otras comunidades autónomas, que se implante la Enfermería Escolar real, que haya OPE para paliar la temporalidad y se amplíen las plantillas, que se haga efectiva la jubilación parcial, anticipada y voluntaria, que la Atención Primaria vuelva a la senda de la excelencia, que se resuelvan los problemas de la UCI pediátrica, de las Urgencias Rurales, de la Extrahospitalaria, de la Hospitalización a Domicilio?

Queda tanto por hacer, tanto por avanzar, que no nos podemos permitir otros cuatro años en balde. No repitan los errores y desprecios de la actual Consejería de Salud, no caigan en la tentación de ir tras el interés particular de otros sindicatos que poco o nada aportan a la asistencia sanitaria. No hagan del SNS-O una moneda de cambio. Interpreten el resultado de las elecciones sindicales del SNS-O, ha sido muy claro.

Secretaria autonómica de SATSE Navarra