Los inmobiliarios firmaron el recibí de los 900.000 euros "por una oportunidad de trabajo"

Peralta dijo que les entregó 30.000 euros por poner en valor unos terrenos y ellos afirman que Vizcay les llamó para retomar un proyecto

23.01.2020 | 06:17
Los agentes inmobiliarios Cristina Valencia (i) y Albert Nolla (d) acuden a declarar en la tercera sesión del juicio.

Pamplona - Los agentes inmobiliarios Cristina Valencia y Albert Nolla, acusados en el juicio del caso Osasuna, aseguraron ayer que no recibieron 900.000 euros de Osasuna por unas supuestas inversiones inmobiliarias con las que se justificó un recibo que firmaron ni de ninguna persona vinculada al club y que nunca actuaron con intención de delinquir. El exdirectivo Peralta dijo ayer que les entregó en pequeñas cantidades hasta 30.000 euros por los supuestos trabajos, pero no 900.000 euros que, dice Vizcay, trataban de ocultar amaños de partidos. Valencia y Nolla señalaron que el entonces gerente de Osasuna Ángel Vizcay les envió por correo electrónico un recibí por esa cuantía y que lo devolvieron firmado, creyendo que serviría para poner en marcha un proyecto para la iluminación del club, iniciativa en la que ambos estaban implicados. Los dos agentes inmobiliarios, que sólo respondieron a preguntas de sus abogados, señalaron que nunca tuvieron ánimo de delinquir y que no recibieron ese dinero.

Cristina Valencia explicó que antes del asunto relacionado con el recibí ella había hablado con el club (en época de Izco en torno a 2010 y tras contactar con Miguel Archanco) dado que podría estar interesado en la remodelación del campo de fútbol y posteriormente, pasado un tiempo, las dos partes volvieron a retomar el contacto. En ese momento se planteó la posibilidad de abordar el proyecto de la iluminación para ahorro energético. Según coincidieron en señalar los dos agentes inmobiliarios, decidieron firmar el recibí que les envió Vizcay considerando que serviría como arranque para poner en marcha el proyecto. "Vizcay me dijo que podía pagar a cuenta de un proyecto que había hecho una empresa valenciana, Torremar, de un anteproyecto que se adeudaba", explicó Valencia.

Por su parte, el exdirectivo Txuma Peralta negó que hiciera un recibo falso para justificar 900.000 euros y que preparara ese recibo para que lo firmara la agente inmobiliaria Cristina Valencia, acusada en esta causa junto a Albert Nolla, también agente inmobiliario. Vizcay dijo que ese recibo se lo dio Peralta.

Según relató Peralta, conocía a Valencia porque había colaborado con ella años atrás en asuntos inmobiliarios por "toda España". El entonces presidente de Osasuna, Miguel Archanco, trasladó a Peralta que el club necesitaba poner en valor unos terrenos y se lo comunicó a Cristina Valencia. Según el relato del exdirectivo, se trataba de buscar posibles inversores. Afirmó que es "absolutamente falso" que entregara un recibo falso de 900.000 euros a Vizcay.