Vizcay pide su absolución porque "ejecutaba órdenes" de la Directiva

El abogado del exgerente asegura que su cliente "no se ha apropiado de ningún dinero de Osasuna"

25.02.2020 | 10:52
Juan Mari Zuza (i), abogado, y Ángel Vizcay, exgerente de Osasuna.

PAMPLONA. El abogado de Ángel Vizcay ha afirmado en su exposición de conclusiones del caso Osasuna que el exgerente del club no actuó por "motu proprio" en los hechos enjuiciados sino para "ejecutar las órdenes recibidas" del presidente y de la Junta Directiva, por lo que ha reclamado su absolución.

El letrado ha definido a Vizcay como un "instrumento ciego", considerándolo "una persona subordinada que ejecuta las órdenes de sus superiores y los únicos que toman decisiones son los administradores".

Así, ha justificado que "el sujeto que ha actuado como instrumento ciego al cumplir las órdenes firma reintegros bancarios o gastos, pero todo lo que se ha acreditado en el juicio no lo ha hecho motu proprio sino por ejecutar las órdenes recibidas, ha actuado como instrumento ciego y queda exonerado de responsabilidad penal". Según ha sostenido, "la responsabilidad penal es del órgano de gobierno, que no firma o su firma es escasa, lo cual no le libera de responsabilidad".

La defensa del exgerente, que está acusado de apropiación indebida, falsedad documental y corrupción deportiva, ha afirmado que Vizcay "no se ha apropiado de ningún dinero de Osasuna" y no tenía "ninguna autonomía e independencia" en el club.

El abogado ha pedido la absolución de Vizcay con toda clase de pronunciamientos a su favor. No obstante, en el supuesto de que hubiera condena, ha pedido que se apliquen tres atenuantes: la atenuante por dilaciones indebidas; la atenuante muy cualificada de confesión, argumentando que su declaración "ha tenido gran relevancia a efectos de investigación de los hechos", y la reparación del daño, ya que el 15 de enero de 2020 Vizcay presentó un escrito para poner "todo su patrimonio" a disposición de Osasuna en el supuesto de que fuera condenado.

Durante su exposición, el abogado ha destacado que los estatutos de Osasuna en vigor en 2013 y 2014 "recogían expresamente que los únicos órganos de gobierno eran la asamblea de socios, el presidente y la Junta Directiva" y ha asegurado que la figura del gerente era la de "un subordinado del órgano de gobierno y en definitiva un empleado del club con más o menos categoría pero igual que los demás empleados".

Según el letrado, "en la práctica, el club tenía una organización muy jerarquizada y el presidente y la Junta Directiva ejercían todas sus facultades como únicos órganos de gobierno". "El gerente tenía como función cumplir y hacer cumplir las órdenes del presidente y la Junta Directiva y dependía jerárquicamente en 2013 del director general, y cuando éste se fue no hubo otro nombramiento para suplirlo", ha afirmado.

El abogado ha señalado que Ángel Vizcay acudía a las asambleas de la Liga acompañando al presidente o a miembros de la Junta Directiva y ha asegurado que eran estos los que tomaban las decisiones. Según ha añadido, cuando Vizcay acudía solo a la Liga "nunca tomaba ninguna decisión porque decía que lo tenía que consultar con el presidente y la Junta Directiva".

LOS CASOS DE AMAÑOS Durante su exposición, el abogado de Vizcay se ha referido también a los casos de amaños que relató el exgerente durante su declaración en relación con las temporadas 2012/2013 y 2013/2014. El letrado ha defendido la credibilidad de Vizcay y ha afirmado que "resulta difícil obtener prueba de amaños por la ley de silencio que impera en el mundo del fútbol". "Es difícil obtener pruebas directas de los pagos, pero existen multitud de rastros", ha dicho.

En el caso de la temporada 2012/2013, ha afirmado que coinciden en fechas y cantidades las salidas de dinero de Osasuna "por orden de la Junta Directiva" con los partidos que según Ángel Vizcay fueron amañados.

Sobre el manejo de dinero en efectivo en esa temporada, el abogado ha asegurado que "no es cierta la afirmación que se ha hecho por algún acusado de que el dinero en efectivo fuera recibido por Vizcay, lo recibían los responsables de las taquillas, de las campañas de socios, de la tienda, y se lo entregaban a Tomás López, lo cual es lógico, porque era el director administrativo y contable del club".

En relación con los reintegros de Osasuna en CaixaBank, el abogado ha afirmado que "todas las extracciones fueron con llamadas telefónicas de Tomás López -contable-, dato que acredita que no era Vizcay el que daba la orden". "Es evidente que la Junta daba la orden de retirar las cantidades, Tomás López llamaba a la Caixa y normalmente era Tomás López el que recogía físicamente el dinero. Es evidente que dicha operativa no tienen ningún sentido si lo que pretendía Vizcay era apropiarse del dinero", ha afirmado.

Por último, se ha referido a un préstamo de 600.000 euros que realizó un cuñado del exdirectivo José Manuel Purroy en 2013, en una situación en la que Osasuna "no podía hacer frente a ningún pago de los habituales".

Según el abogado, el dinero de este préstamo, las salidas de dinero de CaixaBank y el efectivo del que disponía Osasuna eran para el pago de los partidos supuestamente amañados y para hacer frente a los pagos habituales del club.

Para cubrir estas salidas de dinero, ha afirmado que el exdirectivo Jesús Peralta presentó un recibí de 900.000 euros firmado por los dos agentes agentes inmobiliarios acusados en el juicio. "Peralta propuso a la Junta el concurso de estas dos personas, que eran de su total confianza. Vizcay no conocía a estas dos personas de nada", ha señalado.

En la temporada 2013/2014, ha defendido igualmente la veracidad del relato de Vizcay sobre amaños de partidos y ha afirmado que se pactaron 400.000 euros para primar al Betis porque ganara al Valladolid, otros 250.000 euros porque se dejara ganar ante Osasuna, y otros 250.000 euros por un empate entre Osasuna y Espanyol, si bien este último partido no se enjuicia.

DICE QUE NO SE LE PUEDE CONDENAR POR FLEFIELD

Durante su exposición, se ha referido al contrato y las facturas a nombre de la empresa Flefield que sirvieron para soportar un desajuste de 1,4 millones de euros. La abogada del expresidente de Osasuna Miguel Archanco acusa a Vizcay de haber falsificado la firma del propio Archanco en este contrato y pide una condena por falsedad documental.

Sin embargo, el letrado de exgerente de Osasuna ha afirmado que "el único dato con el que contamos es que los documentos se elaboraron en el ordenador del señor Vizcay". "Sin embargo, Vizcay, desde el inicio de la instrucción ha negado tener nada que ver con dicha documentación. El hecho de que se elaborara en el ordenar no es prueba de la autoría", ha dicho, para señalar que otras dos personas del club habían accedido a su ordenador en varias ocasiones. "Si el señor Vizcay abandona el club el 31 de octubre de 2014 y pensara que dentro del ordenador hay algo que le podría perjudicar se hubiera llevado el ordenador o lo hubiera destruido, y nada ello hizo", ha afirmado.

Además, ha asegurado que "la falsedad de las facturas y del contrato no ha sido acreditada, no ha venido ningún representante de Flefield para acreditar que esos documentos no son los suyos y las pruebas periciales no han logrado acreditar la autoría de estos documentos, por lo que resulta imposible condenar a ninguna persona por este delito".