CHIMY ÁVILA reconoce que estuvo a punto de lucir otra camiseta

"Muchos pensábamos que iba a fichar por el Barcelona"

01.05.2020 | 09:20
Chimy, en el partido ante el Barcelona en agosto.

pamplona – Chimy Ávila no se esconde, ni siquiera cuando habla en público. El delantero argentino reconoció de nuevo que estuvo muy cerca de recalar en el Barcelona en este pasado mercado de invierno, en una entrevista con el programa Club Octubre en la Radio 947 de su país.

"Como dicen en mi barrio, pegué en el palo. Hubiese sido muy lindo acabar en el Barcelona. Muchos pensábamos que iba a fichar. Le dije a mi mujer que preparase la maleta que igual nos íbamos", reconoció Ávila en la conversación con la radio del país sudamericano.

Reconoce que le hubiese gustado lucir "otra camiseta azulgrana" más en su carrera: "Me gustó porque, además, arranqué en San Lorenzo, que era azul y grana, luego en el Huesca, que tenía los mismos colores, y ahora Osasuna también es azulgrana. Casi me pongo otra azulgrana, pero no se pudo dar. Ojalá pueda ser, pero hay que trabajar mucho para eso".

Asimismo, elogió, también de nuevo, a la afición de Osasuna, a la vez que cuenta alguna anécdota surgida tras su lesión. "Yo no me puedo quejar ni del club ni de la afición de Osasuna. Es un club muy típico de Sudamérica, por eso quise venir", explicó.

"Los mensajes de la afición han sido tremendos –añadió–. Me acuerdo de una cosa muy loca, y es que estaba durmiendo a la madrugada, y habían cinco chicos que se pusieron a la puerta de mi casa gritando "Fuerza Chimy". A mí me da más ganas de seguir con la recuperación. En El Sadar salí un día con mi hija a ver a los chicos calentar, y todo el estadio coreó mi nombre. No tiene precio".

Junto a ello, dejó la puerta abierta a volver algún día a San Lorenzo de Almagro, "el único club" que le "arropó" en su país. "Me gustaría volver algún día a San Lorenzo, porque estoy en deuda con ellos. No jugué el tiempo que tenía que jugar, porque me afectaba el nerviosismo y el querer hacer todo en una misma jugada. Ellos, sin conocerme, me abrieron el corazón, y por ello tengo una deuda. Cuando mi cuerpo esté bien, y no pasado de vuelta, ojalá poder volver", sugirió al respecto, dejando claro que no quiere volver "cuando ya no pueda más", sino en un "momento óptimo" de su carrera.