Sergio Herrera, el salto definitivo de un portero 'top' y regular

Sergio Herrera diez partidos sin encajar, 9º en el Zamora y 5º de la Liga con más paradas

31.05.2021 | 00:41
Sergio Herrera, durante el calentamiento de un partido liguero.

Pamplona – En su cuarta temporada como jugador de Osasuna, Sergio Herrera ha dado el salto definitivo para convertirse en un portero top al encontrar la regularidad que le había faltado hasta la fecha, a veces por errores propios y en otras ocasiones por culpa de las lesiones. Sin embargo, el guardameta burgalés ha completado a sus casi 28 años (los cumple el próximo 5 de junio) la mejor temporada de su carrera deportiva, erigiéndose en uno de los protagonistas, y también artífice, de la permanencia de Osasuna en la máxima categoría por segunda campaña consecutiva.

Para acreditar su excelente rendimiento basta con repasar las buenas puntuaciones que le ha otorgado DIARIO DE NOTICIAS a lo largo del curso recién finalizado y que le han valido para alzarse por segunda vez con el Trofeo La Morea (ya lo ganó hace tres años, con el conjunto navarro en Segunda División). Sin embargo, las estadísticas generales de la Liga también le convierten en uno de los mejores. Y es que ha ocupado la novena posición en el Trofeo Zamora, la clasificación de porteros menos goleados de Primera División, puesto que mejora el 11º de su equipo al término del ejercicio, mientras que también dice mucho de su gran aportación el hecho de que haya sido el quinto portero de la categoría con más paradas realizadas durante el campeonato, con 89 en 33 partidos, solo superado por Oblak (Atlético, 103 en 38), Edgar Badía (Elche, 95 en 30), Doménech (Valencia, 90 en 28) y Courtois (Real Madrid, 90 en 38).

La cuestión es que a Sergio Herrera le ha costado, pero por fin ha cumplido su sueño de convertirse en el portero de un equipo de Primera División. La progresiva escalada del cancerbero burgalés le llevó primero de jugar en Segunda B con Alavés, Laudio y Amorebieta a dar el salto al Huesca de Segunda, del que pasó luego a Osasuna a cambio de 300.000 euros. Lo jugó todo con Diego Martínez en su primera temporada en el club, la 2017-2018, hasta sufrir la rotura completa del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda en la antepenúltima jornada del campeonato liguero de Segunda División. No subieron los rojillos y, tras recuperarse, a Herrera le tocó vivir a la sombra de Rubén Martínez, el portero del último ascenso. Sin embargo, ya el curso pasado, con el equipo en la máxima categoría, disputó 19 partidos, mientras que en la temporada recién concluida se ha hecho con la titularidad de forma definitiva.

Con su contrato renovado durante este mismo ejercicio hasta junio de 2023, Sergio Herrera ha dejado su portería a cero en 10 de los 33 partidos en los que ha jugado en la Liga recién terminada y ha completado actuaciones para el recuerdo, como la que firmó en Levante, donde los rojillos ganaron con gol de Budimir y una colección de paradas del portero, incluido un penalti.

Perfil

noticias de noticiasdenavarra