A Osasuna se le enreda el resultado ante el Espanyol (1-1)

Los rojillos perdonan con 0-1 en el marcador y no pasan del empate en su visita al Espanyol

08.05.2022 | 20:32
Wu Lei pelea por el balón con Manu Sánchez.

A Osasuna se le enredó el resultado en el campo del Espanyol, tras completar un encuentro desigual, con dominio en el primer tiempo y apuros en el segundo, y después de marcharse con mal sabor de boca por haber tenido un par de ocasiones en el descuento que pudieron haber resultado decisivas, con un lanzamiento al larguero obra del Chimy Ávila en una de ellas. El equipo de Arrasate ofreció una digna imagen mientras disfruó del control de la pelota y mandó sobre el esférico y el juego, pero luego sufrió demasiado e incluso temió por la conservación de un punto. Detalles para mejorar, que ayudarán a crecer.



Con una alineación novedosa, sin la presencia de jugadores inamovibles como Nacho Vidal, Lucas Torró y Chimy Ávila, Osasuna demostró que quiere terminar la competición con honrada ambición y montado en esa determinación ofreció muchos minutos de buen fútbol y dominio en el marcador. La primera parte de Osasuna en el campo del Espanyol se debe conceptuar como una de las mejores de la presente temporada, gol espectacular incluido obra de Kike Barja, uno de los renacidos en la titularidad. Incluso antes de que se complicara definitivamente el encuentro en la segunda mitad, el equipo de Arrasate aún estuvo cerca de redondear la victoria. A Budimir se le cruzó un defensa en el último instante cuando buscaba el remate a puerta vacía. El croata terminó con su racha de goles marcados en jornadas consecutivas -seis-, pero sigue evidenciando que está en un buen estado de forma, capaz de pelear sin apuros con una poblada defensa de centrales como la del Espanyol. El desgobierno que sufrió Osasuna desde el gol local, con más de medio tiempo por delante, le complicó demasiado la vida y ni siquiera el carrusel de cambios logró aliviarle de la asfixia. También entre las lecciones del partido está que Osasuna supo sufrir, que no es fácil cuando la temporada está decayendo en objetivos y necesidades.

Antes de que se desmontara el resultado, Osasuna hizo un recuento de méritos. Realizó un primer tiempo colosal, de equipo vigoroso y animado, con una vitalidad desbordante. El conjunto de Arrasate fue el dominador, pasando por encima de un rival apocado y sin rumbo, sin referentes en su juego y mustio al no disponer del balón. Dentro del buen tono general, los rojillos funcionaban especialmente bien por la costado izquierdo. Juan Cruz volvió a sus orígenes de lateral izquierdo y futbolista ofreció los mejores minutos como rojillo en la demarcación para la que fue fichado. Sobrado de fuerzas, fue un respaldo excelente para Manu Sánchez, extremo sin complejos en muchos momentos. El trío del suplicio para el Espanyol por ese flanco lo completaba Darko. El serbio fue un impulsor del juego y hacedor de numerosas acciones de superioridad. El centrocampista también fue tumbado en el área por Sergi Gómez en una acción discutible, con pinta de penalti de esos que se pitan a otros. El gol de Barja, a tres minutos del descanso, llegó en la acción siguiente al derribo del serbio, ejemplo de determinación de Javi Martínez en el robo, sutileza en el pase final de Budimir y toque fino del extremo de Noáin en el remate.

A la vuelta de los vestuarios, el croata tuvo en sus botas el segundo gol del partido tras haber sido el más listo y rápido en un contragolpe. El delantero supo maniobrar entre los defensas pero su último disparo no llegó a la puerta por pura mala suerte.

A Osasuna se le iba a empezar a complicar el partido porque el Espanyol puso más interés y sus cambios también le daban más picante para el ataque. La aparición en el campo de Raúl de Tomás fue poco tranquilizadora. El delantero es un tipo difícil de controlar porque juega a su aire y es un buen buscavidas. De la tensión defensiva que genera se aprovechó Nico Melamed, que se fabricó un gran gol tras recorrer media frontal del área con el balón controlado y sin oposición. Los rojilllos desaparecieron de la zona de los apuros del Espanyol y comenzaron a sufrir. Incluso Raúl de Tomás rozó el gol de la remontada. El honor del último susto se lo reservó Osasuna en una doble ocasión, con remate al larguero del Chimy gracias a la intercesión de Diego López y, en el córner siguiente, con un cabezazo de Budimir que se marchó fuera. Con dignidad y ambición hasta el final tras el enredo. l

estadísticas

Espanyol - Osasuna

Tiros a puerta 6

Tiros fuera 4

Ocasiones de gol 5

Faltas cometidas 12

31 Balones al área 35

Córners 6

Fueras de juego 1

51% Posesión 49%

467 Pases 463

osasuna: arrasate 5

Sorprendente alineación inicial, con ausencias importantes. Gran primera parte y descontrol en la segunda.

espanyol: v.moreno 4

No acertó con la alineación, ya que perdió peligro dejando en el banquillo a Raúl de Tomás. Reacción afortunada.

árbitro: jaime latre 4

No acertó con las tarjetas y Osasuna le reclamó un penalti por un derribo claro de Sergi Gómez a Darko. Mal.

FICHA TÉCNICA

1 - Espanyol: Diego López; Aleix Vidal, Calero, Sergi Gómez, Cabrera, Vilhena (Nico Melamed, min. 63); Herrera, Morlanes (Melendo, min. 46), Sergi Darder; Wu Lei (Raúl de Tomás, min. 46) y Puado (Embarba, min. 88).

1 - Osasuna: Herrera; Ramalho (Rubén García, min. 80), David García, Aridane, Juan Cruz; Moncayola, Darko (Torró, min. 73); Kike Barja (Chimy Ávila, min. 73), Javi Martínez (Oier, min. 63), Manu Sánchez (Nacho Vidal, min. 80); y Budimir.

Goles: 0-1: Kike Barja, min. 42. 1-1: Nico Melamed, min. 67.

Árbitro: Jaime Latre (Comité aragonés). Amonestó al local Vilhena (min. 28) y a los visitantes Kike Barja (min. 52), Darko (min. 62) y Manu Sánchez (min. 76).

Incidencias: Partido de la trigésimo quinta jornada de LaLiga Santander, disputado en el RCDE Stadium ante 18.903 espectadores.
noticias de noticiasdenavarra