Ramón Arcusa: "La canción 'Resistiré' es esperanza, es creer en ella"

Acaba de publicar el libro 'Soy un truhan, soy un señor (o casi)', que es el título de una canción que Ramón Arcusa, el 50% del Dúo Dinámico, compusiera junto a Manolo de la Calva y que hizo famosa la voz de Julio Iglesias. Durante la pandemia han sido protagonistas involuntarios cada vez que se entonaba desde ventanas y balcones el repetido 'Resistiré', convertido ahora en himno de la lucha contra el coronavirus.

07.07.2020 | 17:18
Arcusa es el 50% de El Dúo Dinámico.

Hace diez días el Dúo Dinámico tenía que haber actuado en las fiestas patronales de Sestao (Bizkaia). Ramón Arcusa lamenta la suspensión de todos los actos festivos por la pandemia y espera recuperar la mayoría de los conciertos suspendidos. Le gusta el contacto con la gente y a sus 83 años es un hombre inagotable. Cada anécdota de su larga vida la relata como si hubiera ocurrido ayer. Ágil y rápido en las respuestas, recuerda con humor el motivo por el que él y Manolo de la Calva se enfadaron en una ocasión. La causa fue que ambos habían puesto los ojos en la misma chica, así que dejaron de hablarse: "Solo fueron dos meses y nunca más volvió a pasar", dice ahora divertido. El año pasado celebraron los 60 años como cantantes y este, Arcusa ha festejado sus bodas de oro con Shusa Hall, la británica que le enamoró y con la que empezó a salir sin que ninguno de los dos hablara el idioma del otro. Durante la entrevista se emociona cuando se le habla de Resistiré, el tema que ellos subieron a un escenario en 1988 y que se ha convertido en el himno del estado de alarma en España. El cita una frase de este tema: Soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie.

Para empezar, ¿qué tal se vive en Miami?
Muy bien. A mí me gusta mucho Estados Unidos. Puede que muchos critiquen este país, pero tiene sus cosas buenas. Me siento a gusto en él. Sé lo que está pasando, pero en Miami vivo bien.

En estos momentos es un polvorín.
No digo que no, pero tienen muchas cosas que imitar como sociedad. Quizá no sea un país perfecto, pero me gusta. Aquí me siento bien, puedo ser truhan y señor. Es una broma. Llevo muchos años viviendo aquí y estoy contento.

Aclárese, ¿truhan o señor?
Pienso que estoy en un cincuenta por ciento de cada una de las dos calificaciones.

¿No le hubiera gustado ser el cantante de Soy un truhan, soy un señor?
Esa canción la compusimos cuando nos habíamos retirado como cantantes. Fuimos al programa de José María Iñigo, Estudio abierto, y le dijimos que nos despedíamos, cantamos un par de canciones y dijimos adiós. A partir de ahí nos dedicamos a la producción para otros artistas. Soy un truhan, soy un señor fue la primera canción que compuse, data de 1977 y pensé que el único que podía cantarla bien era Julio Iglesias, porque tenía razones y méritos para ello.

¿Porque era un truhan y un señor?
Ja, ja, ja€ Entonces ya tenía fama de señor y de donjuán, lo de truhan se le supone. Esta canción marca el principio de la segunda época de Ramón de la Calva y mía. Antes de grabarla, Julio la presentó y la estrenó en un programa que hizo TVE la noche de las primeras elecciones generales, el 15 de junio de 1977. El programa servía para hacer tiempo mientras hacían el recuento de votos.

"Queríamos llamarnos The Dynamic Boys"


¿Por qué se pusieron ustedes el nombre de El Dúo Dinámico?
Cuando empezamos a cantar quisimos un nombre en inglés, que en aquella época resultaba más cool, sonaba más moderno, vete a saber lo que pensaban dos chavales jovencitos que intentaban hacerse un hueco. Queríamos llamarnos The Dynamic Boys. ¿Qué te parece? Parecía más exótico. Fuimos a un concurso que hacía Radio Barcelona, nos escucharon en el casting y gustamos. No entramos en el concurso porque era para solistas, pero nos dieron una oportunidad en un programa en directo un domingo por la mañana. El locutor nos preguntó que cómo nos presentaba y le dijimos: The Dynamic Boys. Nos miró y nos dijo: No sé inglés, no lo voy a pronunciar bien y os voy a presentar como El Dúo Dinámico. Y así se quedó

¿No protestaron?
¡Qué íbamos a decir! Estábamos empezando, contentos de que nos dieran la oportunidad de cantar. Lo dejamos ahí. Con este nombre recibimos nuestros primeros aplausos y firmamos nuestros primeros autógrafos. Con ese nombre, la historia musical que creamos Ramón y yo lleva 61 años. El año pasado hicimos la gira de los 60.

Resistiré es un tema suyo que hemos escuchado durante dos meses y medio hasta la saciedad. Antes hablábamos de la canción del verano, esta ha sido la de la pandemia.
Supongo que hasta os habéis cansado de escucharla. Esta canción tiene 32 años, porque la grabamos en 1988, el siglo pasado. Siempre nos han pedido permiso para cantarla en asociaciones de cáncer, asociaciones de Alzheimer€

¿Qué cree usted que tiene la canción?
Pienso que muchas personas se han agarrado a ella porque en Resistiré han encontrado esa esperanza que a veces falta para sobrellevar los problemas que se tengan de salud, de amoríos, económicos... Problemas de todo tipo. Era cuestión de tiempo que en esta pandemia saliera la canción, pero no es mía, es de Manolo de la Calva y de Carlos Toro, yo solo la canto. Está bien construida y tiene una música vibrante. El título, Resistiré, y la frase Soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie [Ramón tararea esta frase, que se hizo icónica en los días más duros de la alarma sanitaria] son muy buenos. Resistiré es sobre todo esperanza, es creer en ella.

Se supone que Manolo y usted estarán contentos.
Nos ha encantado que se haya elegido esta canción. Lo que más queríamos era que se dejara de cantar en los balcones, porque eso significaría que lo peor había pasado, y que se pudiera cantar en los conciertos. Que esta pandemia acabe y que nos parezca un mal sueño, aunque haya sido realidad, una realidad muy dura.

Ha sacado al mercado un libro que no se sabe muy bien si es una biografía o un libro de recuerdos y anécdotas.
No he querido hacer un libro de memoria, me quedo más con eso que dices de recuerdos y anécdotas. Son hechos que he vivido en primera fila. Sí que hay unos capítulos de cuando era niño. Yo nací en 1936, cuando la guerra acababa de comenzar, y en 1939 entraba Franco por la Diagonal. Fui republicano durante dos años y medio. Explico mi visión personal de cómo vivíamos, de lo pobres que éramos€

"El sentido de la riqueza que teníamos era comer pollo asado en Navidad"


¿Pero felices?
A ratos. Eso pasa siempre. Fíjate, cuento cuánto deseábamos que llegara la Navidad para comer pollo asado. ¿Te lo imaginas ahora? Ese era el sentido de la riqueza que teníamos, comer pollo asado. Recuerdo los juegos en la calle con cosas muy elementales, con piedras, con chapas de botellas... Nos inventábamos la vida, una vida sin móviles, tablets o televisiones. ¿Sabes de qué me acuerdo? De los gusanos de seda que cultivábamos en cajas de cartón, a los que les debamos morera. Cuento mi vida con Manolo y mi vida con Julio Iglesias. Nos ha pasado de todo, pero es que son más de 60 años cantando, escribiendo y componiendo.

Con Julio Iglesias tiene que tener muchas anécdotas.
Y he contado muchas cosas hasta ahora, ¿no te parece?

No está mal, pero€
Ja, ja, ja€ He contado lo contable, no he hecho un Sálvame. Cuento lo que se puede contar y lo que el público espera que cuente. Todo lo que cuento es cierto cien por cien, pero está claro que lo cuento desde mi punto de vista. Me dicen que está gustando mucho. Con Julio Iglesias he estado trabajando veinte años y da para muchos recuerdos, pero solo salen en el libro los contables.

Tendrá que hacer otro libro con los recuerdos que ha dejado en el tintero.
Eso no va a ocurrir.

"Solo nos peleamos una vez, y fue por una chica"


Dice que ha mantenido su amistad con Manolo de la Calva durante seis décadas, ¿ha resultado difícil?
Ha sido fácil por varias razones. El dúo ha sido como el Guadiana: nos daban por muertos y de repente nos sacaban otra vez.

Pero ustedes dijeron que dejaban la música en 1973 y han tenido muchas idas y venidas.
Sí, pero hemos sido prácticamente hermanos, más quizá que muchos de sangre. Juntos nos han mantenido dos cosas: el respeto y el éxito.

¿Cuál de las dos pesa más?
Por igual. Nunca hemos tenido trifulcas. Solo nos peleamos una vez, y fue por una chica.

¿Y quién ganó?
Ninguno. Nos retiramos los dos.

¡Qué caballeros!
Ja, ja, ja€ Eso pasó, nos duró dos meses sin hablarnos, y nunca más hemos discutido. Si hay que decirse una palabra gorda nos escribimos un mail y nunca más hablamos del tema.

¿Era importante el éxito para llevarse bien?
Sin éxito nunca hubiéramos estado juntos. Un artista no se sube a un escenario si no tiene público delante, y nosotros lo hemos tenido siempre. Las últimas actuaciones en tu tierra han sido un éxito de gente. Además, fíjate que coincidencia, el día 24 (el miércoles pasado) íbamos a haber ido a actuar en las fiestas de Sestao, en Bizkaia, y se han suspendido. Manolo y yo esperamos retomar esta actuación y otras cuando la situación se normalice. El año pasado actuamos en la explanada del Guggenheim y el concierto estuvo lleno.

Muchas chicas de su tiempo cayeron rendidas a los pies de Ramón Arcusa y Manolo de la Calva. Se convirtieron en objetos de deseo.
Ja, ja, ja€ No lo sé. Habrá que preguntar a esas jóvenes de entonces, que seguirán siendo jóvenes para nosotros eternamente.

¿Eternamente galán?
No. Creo que en eso que dices influyó nuestra juventud, nuestra forma de cantar, nuestros jerséis rojos y nuestra pinta€

Se veían guapos, ¿eh?
Teníamos buena pinta, creo que lucíamos bien. Manolo era el más extrovertido de los dos en los shows, era muy tirado p'alante. Yo era la segunda voz, más discreto, más tímido. Éramos como la pareja del gordo y el flaco.

"Teníamos muchas declaraciones de amor"


Salvando muchas distancias, supongo. ¿Ligaban mucho?
Nunca salimos con fans jóvenes.

¿Y eso?
Era algo que lo teníamos muy claro, siempre salíamos con chicas adultas. Eso sí, teníamos muchas declaraciones de amor, amores que no hemos llegado a conocer.

15 años tiene mi amor. Una canción que pertenece a la memoria colectiva de varias generaciones. ¿A quién iba dedicada esta canción?
Tiene su historia. Nos faltaba una canción para completar un disco y pensamos: Vamos a hacer una dedicada a nuestras fans. Entonces ya eran mucho más jóvenes que nosotros, tenían incluso doce años.

¡Qué barbaridad! Unas criaturas.
Al lado de mi casa, en Barcelona –yo vivía en un segundo piso–, había un instituto de niñas, y la escalera estaba llena de niñas hasta mi piso. Imagino que los vecinos me habrán odiado el resto de sus vidas. Escribimos esa canción dedicada a la mujer en su edad más bella, cuando pasa de niña a mujer. Me han dicho que aún la tocan en muchos cumpleaños cuando una niña cumple quince años. La seguimos cantando en los conciertos y todas las chicas que un día tuvieron esos quince años los vuelven a tener. Eso no tiene precio.

Se les consideraba unos donjuanes, pero€
¿Donjuanes? ¿Nosotros? Creo que no merecemos ese término. Ja, ja, ja€ ¿Qué ibas a decir?

Que acaba de celebrar las bodas de oro con su mujer, Shura Hall.
En febrero. Celebramos dos bodas, una con la familia de ella en Inglaterra y otra en septiembre. Nos casamos por la iglesia en Mallorca con mi familia y mis amigos. Cincuenta años juntos y nos llevamos bien, nos compenetramos mucho y nos gustan las mismas cosas. ¿Sabes lo que es el amor?

Dígalo usted, que lleva toda una vida cantando al amor.
En el fondo, todos sabemos lo que es el amor, pero te resumo lo que yo pienso: Es limpiar las gafas de tu pareja cuando él o ella no te ve. Es echar leña al cariño. Y es fácil hacerlo si uno quiere y está dispuesto a echar toda la leña a ese fuego que es el amor. ¿Qué te parece?

Me ha dejado sin palabras.
Es así. Lo que ocurre es que nos complicamos la vida.

O se acaba el amor. En su caso fue un amor sin palabras, al menos al principio. No hablaban el mismo idioma.
Es verdad, yo no hablaba inglés y ella no hablaba español. Afortunadamente, Shura tenía una amiga sueca, que aún vive en Palma de Mallorca porque se casó con un catalán y se fueron a residir allí, y ella hacía de traductora entre nosotros.

¿Se puede traducir el amor?
Ja, ja, ja€ Estaba haciendo una película y en una escena pusieron a Shura, mi mujer, a mi lado y ella, la amiga, iba traduciéndonos. Shura era muy guapa, más que las demás.

Lo dice objetivamente, ¿no?
Es la verdad. En los rodajes, entre ensayos, colocar las luces y empezar, puede pasar una hora, tiempo de sobra para darme cuenta y tratar de explicar que quería salir con ella. Quedamos un día y hasta hoy. Esto significan muchos años juntos: los cincuenta de matrimonio más los cinco de noviazgo.

El epílogo de su libro tiene un título que recoge el de una canción de Mercedes Sosa, Gracias a la vida. Parece muy satisfecho de todo lo que ha sido y lo que es.
No puedo estar más satisfecho. En mis primeros años la vida fue dura. Mi niñez discurrió en tiempos de hambre. Durante la juventud estuve trabajando en una fábrica de motores de aviación, y allí conocí a Manolo. Después, la vida nos dio la oportunidad de poder cantar, por eso digo gracias a la vida. Hemos hecho lo que nos gustaba, cantar; hemos hecho feliz a mucha gente, lo hemos sido nosotros y hemos podido vivir razonablemente bien de todo este mundo. Agradecemos muchas cosas a esos miles de músicos que han tocado con nosotros, a la gente que nos apoyó y también a la que no. 

PERSONAL
Edad: 83 años (10 de diciembre 1936).
Lugar de nacimiento: Barcelona.
Familia: Lleva cincuenta años casado con Shura Hall.
Inicios: Estudiaba peritaje industrial y trabajaba en una fábrica de motores de aviones, Elizalde S. A. Allí conoció a Manolo de la Calva. Juntos se liaron la manta a la cabeza y se introdujeron en el mundo de la música a través de una actuación en directo en Radio Barcelona. 
Trayectoria: El Dúo Dinámico puso de moda el rock-pop y con él nació el fenómeno fan. Sus canciones siguen sonando, prueba de ello es Resistiré, el himno de esta pandemia. Pero no hay que olvidarse de 15 años tiene mi amor, Quisiera ser, El final del verano, Esos ojitos negros, El guateque, Como ayer, y un largo etcétera de títulos que consiguieron poner en pie al público allá donde actuaban. Se convirtieron en los cantantes más famosos, y en su día su popularidad superaba con creces a la de Julio Iglesias, con quien trabajaron durante más de 20 años. Uno de los temas que hicieron famoso a Iglesias fue compuesto por Ramón Arcusa: Soy un truhan, soy un señor. Tanto él como Manolo de la Calva son los autores de La, la, la€, la canción con la que Massiel ganó el festival de Eurovisión en 1968. Durante años han compuesto temas para José Vélez, Miguel Galliardo, Mocedades y otros muchos artistas. Es de destacar también su labor como productores discográficos. 
Efemérides: El año pasado realizaron la gira de conmemoración del sesenta aniversario del dúo. Actuaron en distintos puntos, entre ellos la explanada del Guggenheim en las fiestas de Bilbao. Ambos recuerdan los conciertos que han realizado en Euskadi, especialmente los realizados en Gasteiz, donde tienen muchos amigos. El vínculo con la capital vizcaína lo establecieron a través de José María Iñigo cuando éste trabajaba en Radio Bilbao.