Propósitos de enmieda... saludables

22.01.2020 | 10:57
Con el nuevo año es el momento de plantearse nuevos hábitos más saludables.

El comienzo del nuevo año suele ser el momento elegido por muchas personas para hacer borrón y cuenta nueva y afrontar el nuevo curso cargadas de buenos propósitos. Entre los buenos propósitos de enmienda para este año tenemos los que se refieren a la salud: menos grasa, menos colesterol, menos azúcar? Además, junto a los clásicos como abandonar el tabaco o apuntarse al gimnasio, cada vez más se plantean llevar una vida sin estrés. O, al menos, intentar tener el menor estrés posible y sobrellevarlo de la mejor forma.

Pero, ¿por dónde empezar para mejorar aspectos de salud que harán que su calidad de vida mejore en este 2020? Aquí le proponemos algunas ideas y consejos.

1 Abandonar el hábito tabáquico 

El tabaco mata. Es malo para la salud y la mayoría de la población conoce sus efectos nocivos, pero sin embargo continúa siendo un problema de salud pública. De hecho, una de cada cinco personas en el Estado español fuma y el hábito se consolida entre la juventud. Si usted es una persona fumadora, dejar el tabaco es una de las mejores decisiones que puede tomar, por su bienestar actual y de cara al futuro. 

2 Hacer ejercicio físico

Este es quizá el rey de los propósitos de año nuevo, y es que el ejercicio solo aporta cosas buenas. Está demostrado que hacer ejercicio físico es una de las mejores cosas para tener buena salud, y no hace falta machacarse para ello en el gimnasio. Caminar media hora cada día es una opción barata y cómoda, y así se obtienen la mayor parte de los beneficios de hacer deporte físico. La OMS recomienda que los adultos dediquen al menos 150 minutos a la semana a la práctica de actividad aeróbica, de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana. Hacer deporte ha demostrado que no solo ayuda a controlar el peso, sino que retrasa la aparición de numerosas patologías asociadas con la edad. 

3 Dejar la comida 'fast food'

Lo reconocen los especialistas: la comida basura es la culpable de numerosos problemas de salud: obesidad, hipertensión, colesterol? que derivan en dolencias cardiovasculares. Pero además, afecta igualmente de forma negativa a la salud mental. Así que uno de los objetivos, si abusa de este tipo de alimentación, es reducirla a la mínima expresión.

4 Cocinar más en el hogar

Va unida a la anterior propuesta para 2020. Y es que, como apuntan los nutricionistas, comer en casa siempre es más saludable, ya que se controlan mejor los ingredientes, además de resultar más económico. 

5 Consumir más frutas y verduras

Como la alimentación es clave para evitar enfermedades, las autoridades sanitarias vienen recomendando desde hace años incluir en la dieta diaria al menos cinco raciones de fruta y verduras. Son pilares claves de una alimentación saludable, y por ello hay que potenciar su consumo, lo que conlleva no abandonar la dieta mediterránea.

6 No olvidarse de beber agua

La hidratación es fundamental para un perfecto rendimiento físico y mental. No hay que beber solo cuando se tiene sed; el agua hay que tomarla a diario también en invierno. Conviene hidratarse con frecuencia, lo que no hacen un 36% de personas, que no beben suficientes líquidos. Los expertos recomiendan unos ocho vasos de agua al día. 

7 El alcohol, de forma moderada

Entre las metas de muchas personas al comenzar el año se encuentra también reducir su consumo de alcohol, aceptado socialmente, aunque no existan razones científicas que demuestren que es bueno consumirlo. De hecho, su ingesta en exceso está asociada a problemas de hígado, úlceras de estómago o cáncer, entre otras graves enfermedades.

8 Dormir ocho horas cada día

El sueño es reparador, y dormir bien ayuda tanto a estar más despejado de mente y cuerpo como a mantener en forma el corazón, el cerebro y el sistema inmunitario. Ocho horas es lo ideal para las personas adultas. 

9 Adelgazar unos kilos

Si tiene sobrepeso, propóngase dejar atrás los kilos de más, y para ello recurra a su médico, que le hará una dieta. No se trata solo de una cuestión de estética, sino de salud, ya que la obesidad incrementa el riesgo de sufrir dolencias cardiacas, entre otras. Y aunque se asocia a la estética y la fuerza, mantener una adecuada masa muscular también se ha mostrado como fundamental para una mejor salud general, con mejores probabilidades de obtener buenos resultados durante un tratamiento médico.

10 Controlar el estrés

Irritabilidad, ansiedad o insomnio son algunos de los síntomas más comunes derivados del estrés, que se relaciona de forma directa con dolencias cardiovasculares. Así que hay que intentar llevar los asuntos con más calma, porque si la situación de estrés se prolonga en el tiempo, la salud física y mental de la persona acaba deteriorándose.

11 Disfrutar más tiempo de la naturaleza y la familia

Tomar el sol de forma moderada y con protección, y respirar aire puro mientras se pasea por el campo o la montaña, pueden ayudar a dejar atrás el estrés, a descansar mejor y a recuperarse físicamente. Tomar el sol con precaución nos llena de vitamina D, esencial para la salud de los huesos y del sistema inmunitario. Y sin embargo, a pesar de vivir en un país con mucha luz solar, más del 40% de los menores y más del 80% de los mayores de 65 años sufren déficit de esta vitamina. Si además se disfruta de la naturaleza con amigos o en familia, la calidad de vida puede mejorar aún más ?la soledad se relaciona con una peor salud?. Estas dos propuestas sencillas y baratas se pueden poner en marcha en este año que nos ha llegado.

12 Acudir al dentista

Una buena higiene dental y revisiones periódicas al dentista pueden evitar que se agraven algunas de las enfermedades crónicas como las cardiovasculares, respiratorias o la diabetes. Por eso, una meta para el año nuevo es, si no lo hace, acudir a su odontólogo a una revisión. Su salud se lo agradecerá.

13 Ver menos la TV y aparcar las tablets

El uso de pantallas durante muchas horas al día no solo afecta a la vista, sino que también es la causa de sufrir mayor estrés, sedentarismo, obesidad y problemas para conciliar el sueño, entre otros trastornos. Por eso es bueno aparcarlas y fijarse como objetivo realizar más actividades sociales y/o al aire libre.

14 Llevar bien la medicación

Si es enfermo crónico y no cumple bien con la medicación pautada por su especialista debe fijarse como meta cumplir con el tratamiento que le han prescrito. La falta de adherencia a la terapia es una de las causas principales de hospitalización y de falta de control de enfermedades como la diabetes.

15 Una revisión médica al año

Este 2020, no lo deje para más tarde. Con una revisión médica, algunas preguntas y una simple analítica, su médico le proporcionará un plan de salud adecuado a sus necesidades.