Nunca te autodiagnostiques

El 43% de la población del estado español acude a internet para autodiagnosticarse. El IV Estudio de Salud y Estilo de vida de Aegon revela que Navarra y Baleares son las Comunidades que más utilizan este cauce, mientras que el País Vasco es el territorio que menos porcentaje ha registrado en este sentido.

16.03.2022 | 11:20
Cada vez son más las personas que acuden a Internet para buscar información sobre enfermedades.

Cada vez son más las personas que acuden a internet para las búsquedas de síntomas, dolencias y enfermedades con el fin de autodiagnosicarse. Es lo que se ha dado en llamar hipocondría digital o cibercondria. El estudio destaca que más del 43% de los españoles reconoce usar buscadores de Internet o redes sociales para autodiagnosticarse, una cifra que se ha reducido diez puntos porcentuales respecto al año anterior. La principal fuente a la que se recurre son los buscadores (39,9% de los encuestados), aunque también se acude a revistas especializadas (4,3%) e incluso las redes sociales son de utilidad para consultas y diagnósticos relacionados con la salud (2%). Y la realidad es que nunca hay que autodiagnosticarse. Se trata de un error tan extendido como peligroso que puede acarrear consecuencias graves. Y que no tiene sentido en la mayoría de los casos, ya que la sanidad universal existe en casi toda Europa.

El estudio también analiza la credibilidad que los ciudadanos otorgan a la información médica que buscan por sus propios medios. En este sentido, es interesante observar que esta credibilidad ha aumentado un 18% respecto al año anterior, representando al 39,8% de los encuestados, mientras que el 60,2% sí se muestra escéptico ante la información encontrada. Aunque el nivel de escepticismo ante la información es mayor que el de credibilidad entre aquellos que buscan información a través de buscadores, no hay duda de que es una cifra considerable que representa el nivel de confianza que se tiene hacia internet.

Mujeres de más de 55

Las mujeres siguen haciendo más búsquedas por Internet sobre salud que los hombres, registrando una diferencia de un 10% entre ambos sexos (48,6% vs 38,6%). Además, del estudio se desprende que el perfil concreto que más recurre a Internet para autodiagnosticarse son las mujeres, mayores de 55 años y quienes tienen más hijos. Este último dato resulta especialmente interesante si lo comparamos con el resto de los resultados respecto a las edades, pues son los más jóvenes con edades comprendidas entre 18 y 35 años los que más acuden a Internet, cerca del 60% de la muestra, mientras que en el lado opuesto se sitúan los mayores de 56 años (36%).

Las dolencias 'top'

Entre las situaciones que más llevan a los españoles a buscar información en Internet, destacan los síntomas y/o dolores ocasionales, representando a casi el 50% de los encuestados, mientras que las enfermedades leves y/o puntuales han sido elegidas por el 41,5% de los encuestados. Por otro lado, las enfermedades crónicas o recurrentes (27%) o los síntomas psicológicos (23%) han tenido menos protagonismo entre las respuestas.
En cuanto al perfil sociodemográfico de las personas que buscan información en internet sobre sus dolencias, se observa que quienes viven con más personas buscan más información sobre enfermedades leves que las personas que viven solas (43% vs. 29,9%). Sin embargo, entre quienes viven solos, el porcentaje de personas que busca información sobre enfermedades crónicas es mayor que el que lo hace sobre enfermedades leves y/o puntuales (37,8% vs. 25,9%).

Además, quienes tienen hijos buscan menos información sobre cualquier tipo de dolencia que aquellos que no los tienen, excepto en el terreno de las enfermedades crónicas, en el que las personas con hijos hacen más búsquedas que las personas sin descendencia.

Teniendo en cuenta el creciente protagonismo del cuidado de la salud mental, conviene mencionar que la búsqueda en Internet de síntomas psicológicos entre los encuestados es del 18,3%. El principal motivo para buscar información sobre síntomas de salud mental es intentar entender lo que les pasa (el 68,6% de lo que buscan es información de esta naturaleza). Con más de 40 puntos de diferencia encontramos el segundo motivo, solucionar los problemas por su cuenta (23,8%), y el tercero, las dificultades económicas para acceder a un profesional de la psicología (20,7%).

Además, este tipo de búsquedas se da en mayor medida entre los jóvenes, los que no tienen hijos, los que viven acompañados y los que piensan que su situación económica ha empeorado (este último es el colectivo que más señala buscar en Internet síntomas psicológicos, por encima que cualquier otro, con un 28,8% de respuestas afirmativas). Por otro lado, los hombres (32,9%), las personas cuya situación económica ha mejorado desde el pasado año (33,2%) y los mayores de 65 años (31,2%) son quienes más afirman que no les hace falta buscar en Internet porque no tienen esa clase de síntomas. 

noticias de noticiasdenavarra