Oriol Junqueras confiesa cuál fue su refugio durante su tiempo en la cárcel

El catalán ha desvelado que la religión y la fe fueron una gran ayuda en prisión

11.03.2022 | 03:12
Oriol Junqueras en 'Encuentros inesperados'.

'Encuentros inesperados', el nuevo programa de La Sexta presentado por Mamen Mendizabal llegaba a la parrilla este jueves con Oriol Junqueras como uno de los invitados más destacados.

El nuevo formato del grupo Atresmedia reúne a cuatro personajes conocidos de distintos ámbitos para debatir sobre un tema de interés general

La primera entrega giró en torno a la visión de la religión y la fe, un asunto muy importante para el político catalán que encontró un gran refugio en la religión durante el tiempo que pasó en prisión.

Mamen Mendizabal, la presentadora del espacio, desveló que Junqueras no hablaría en esta ocasión de Cataluña, mientras el político revelaba que esta era la primera vez que pisaba Madrid tras su salida de la cárcel y que salvo alguna excepción "todo el mundo fue muy correcto y muy amable".


LA SORPRENDENTE CONFESIÓN DE JUNQUERAS 


Oriol Junqueras reveló en 'Encuentros inesperados' que la religión y la fe son dos grandes pilares de su vida, un hecho poco habitual dentro del partido al que pertenece y la conductora del espacio puntualizó sobre este tema que la familia del catalán aseguró en su momento que tenía grandes dificultades para poder acudir a misa.

" Mucha gente se quedó sorprendida porque alguien católico no pudiera ir a misa. Probablemente, gente que estaba en las antípodas de tu proyecto político, en esto estaba de tu lado", señaló la periodista, antes de que el político explicara que " durante 5 meses no me dejaban ir a misa con el argumento de que recibía demasiadas muestras de apoyo", aunque quiso señalar que no en todos los centros penitenciarios ocurrió lo mismo, " en Soto del Real había un cura, el padre Paulino, que tenía una capacidad de arrastre fenomenal y que llenaba dos veces cada domingo el auditorio de gente que estaba encantada de ir", aseguró.



Siguiendo con el tema de la religión, Mamen Mendizabal quiso saber qué significaba para Junqueras una misa durante su estancia en prisión, a lo que el político desvelaba que  "p ara mí era una manera de salir del módulo que era más aburrido. Poder hacer alguna cosa más estaba bien, era una manera de reconciliarte contigo mismo", y recordó con mucho cariño al Paulino, el sacerdote de la prisión de Soto del Real.

" Era muy divertido poder hablar con este párroco. Él interactuaba con todo el mundo y era muy reconfortante", contaba el catalán. 

La conductora del formato, además, tocó otros temas con el político que, aunque aseguro que ni su paso por prisión ni la religión habían cambiado su ideología política, si quiso revelar si se había perdonado: "Procuro perdonar, porque es mucho más sano. He salido mucho mejor. Aunque una cosa es perdonar y otra olvidar. Es distinto. Tienes que vivir lo mejor que puedas, pero también es muy bueno recordar", aunque puntualizó que " también es muy importante mantenerte en tus trece cuando crees que tienes razón", concluyó.

noticias de noticiasdenavarra