Melilla suspende el paso de cientos de porteadores para evitar aglomeraciones

Medidas adoptadas por la crisis del coronavirus

12.03.2020 | 10:39
Mujeres porteadoras se dirigen hacia la frontera de Melilla con Marruecos, en el llamado Barrio Chino.

La frontera entre Marruecos y Melilla por el puesto de Barrio Chino ha amanecido este jueves cerrada para el comercio fronterizo, con el fin de evitar las aglomeraciones que protagonizan cientos de porteadores que pasan mercancías de un lado a otro para su reventa, dentro de las medidas adoptadas por la Delegación del Gobierno y la Consejería de Salud en la crisis del coronavirus.

La delegada del Gobierno, Sabrina Moh (PSOE), el consejero de Salud Mohamed Mohand y el director de Sanidad, Omar El Hoauri, han explicado que se suspende este jueves el comercio atípico por el paso de Barrio Chino, siguiendo la actuación que se está llevando en todos los sitios de suspender todas las actividades que congregan a un número importante de personas.
Dado que el comercio atípico se da de lunes a jueves, la delegada del Gobierno ha señalado que "se estudiará e informará de las medidas que se tomarán los próximos días respecto a este comercio".

Para el resto de pasos fronterizos que separan Melilla de Marruecos, como son el principal de Beni-Enzar y el de Farhana, Sabrina Moh ha explicado que "no hay medidas específicas para los pasos fronterizos dado que ni Melilla ni Marruecos son zonas de riesgo".

SIN CASOS DE MOMENTO
Por su parte, el director territorial del Ingesa, Omar Hoauri (PSOE) tras la aparición de tres casos sospechosos, cuyas pruebas se han enviado al Hospital Carlos III de Madrid para su análisis, ha hecho un llamamiento a la tranquilidad pero también a la colaboración de todo el mundo. "A fecha de hoy no tenemos ningún caso positivo de coronavirus, por lo que ruego que la ciudadanía actué con responsabilidad, a todo el mundo, incluido el personal sanitario.
Sobre la capacidad del 112 para atender un posible brote, Houari ha recordado que hace poco se llevó a cabo un simulacro de terremoto y hubo una entrada de 5.000 llamadas. "Si han podido dar respuesta a esas llamadas, significa que tienen una amplia capacidad de respuesta", ha apuntado.

SE DENUNCIARÁN LOS BULOS
Por su parte, el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohand (PSOE), ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que solo atiendan los cauces oficiales y las informaciones que aparezcan en los medios de comunicación.
"No crean nada por cuanto veraz parezca, aunque les manden un audio o una imagen que parezca muy real o cualquier tipo de información y aludan a que la fuente es lo más cercano posible a los hechos", ha pedido.
En esta línea ha pedido a los melillenses que se informen por los medios de comunicación dado que son estos los que reciben la información veraz de Sanidad Pública, Ingesa, Sanidad Militar, Sanidad Exterior y del Ministerio de Sanidad. Por ello, ha anunciado que la Consejería Salud Pública, "por culpa de las malintencionadas informaciones", se ha visto obligados a actuar y a tomar todas las medidas legales y recurrir al aparato judicial que para luchar contra noticias falsas.

De hecho, ha recordado que difundir información falsa está tipificado en el código penal y se ha referido a dos "fake news" que han circulado en este inicio de semana, a raíz de que hayan cogido la cabecera de los diarios locales para, de forma maliciosa, particulares generar noticias falsas. "Lo han sufrido los periódicos Melilla Hoy y El Faro en sus propias carnes, que han visto cómo modificaban un titular para darle veracidad" a través de fotomontajes en los que unos desconocidos anuncian falsamente que coronavirus ya había llegado a Melilla. "Hay mala fe en la actuación y por eso vamos a actuar con todo el peso de la ley", ha concluido Mohand.