hipotético gobierno de coalición en Andalucía

Vox amenaza con bloquear el pacto en Andalucía si PP y Cs no se sientan a negociar

Las exigencias del partido ultra no frenan el acuerdo entre PP y Cs en Andalucía pese a necesitar su apoyo
Crece la polémica por su pretensión de liquidar la ley andaluza de violencia de género

08.02.2020 | 14:01
Juan Ignacio Zoido (i) y Javier Arenas (d), en un comedor social de Sevilla.

pamplona - PP y Ciudadanos avanzan en la negociación de la estructura de su hipotético gobierno de coalición en Andalucía, que prevén tener cerrada la próxima semana, mientras Vox aumenta sus presiones con la amenaza expresa de no apoyar el pacto si se le "desprecia". La formación que lidera Santiago Abascal reclama que se abra una mesa negociadora con ellos, haciendo valer el peso de sus 12 diputados, cuyo apoyo es clave para que salga adelante la investidura del popular Juanma Moreno.

Para esa investidura, la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs), celebrará una ronda de contactos con los portavoces entre los días 9 y 10 de enero. En esa fecha es probable que PP y Ciudadanos ya tengan cerrada la estructura de gobierno, por lo que ambos partidos señalarían a Moreno como candidato a presidente. Sin embargo, el PSOE insiste en que Susana Díaz se presentará a la investidura, porque "no hay nadie con más legitimidad" tras ganar las elecciones.

PP y Ciudadanos se dividirán prácticamente al 50% el número de consejerías, con la presidencia para Moreno y la vicepresidencia para el líder de Cs, Juan Marín, pero a partir de ahí tienen que negociar el reparto del resto de competencias. Los dos partidos pretenden que se reduzca el número actual de consejerías (13), por lo que serían 10 (5 para cada uno) u 11 (6 para PP y 5 para Cs), además de la presidencia y la vicepresidencia. Se prevé que el área económica también se divida, presumiblemente con Hacienda para el PP y otra consejería económica para Cs, al igual que las competencias en Sanidad y Educación, que recaerían una en cada partido.

políticas de izquierda Para que ese acuerdo de gobierno fructifique son indispensables los votos de Vox, por lo que este partido se hace fuerte y mantiene su principal reclamación: sustituir la Ley de violencia de género por otra que considere "realmente eficaz". Vox advierte de que PP y Cs no podrán contar con ellos si lo que pretenden es "seguir aplicando las políticas de la izquierda". La exigencia de eliminar del pacto programático el punto que hace referencia a dotar de recursos la Ley de violencia de género aprobada el pasado año en el Parlamento ha generado una gran polémica, con PP y Ciudadanos intentando calmar los ánimos y los partidos de izquierda advirtiendo del "retroceso". El PP andaluz ha reaccionado pidiendo a Vox que saque la violencia de género "de la contienda política" y se mostró convencido de que estará conforme con otros puntos del acuerdo, relativos a la bajada de impuestos, transparencia, menos burocracia o reducir masa política.

La secretaria general del PP-A, Dolores López, no ve peligrar la investidura de Moreno, ya que entiende que "ningún grupo político del bloque del cambio puede truncar lo que dijeron los andaluces en las urnas". Los populares garantizan que van a negociar "con todos los partidos", incluido Vox, y son optimistas con un acuerdo. Una postura que no gusta a todos en el partido. El portavoz del PP en el Parlamento Vasco, Borja Sémper, destacó "la lejanía oceánica" entre su partido y VOX, y cree que la formación de Abascal "ha venido a romper grandes consensos constitucionales que giran en torno a la concordia". Por ello, sostuvo que "ningún acuerdo merece la pena con la exigencia de Vox" y defendió que el PP apueste por la estabilidad y la moderación. Pidió no empezar "una guerra" por ver quién tiene la bandera de España "más grande".

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, rechazó que se pretenda reformar una ley "por imposición de nadie" y advirtió de que "aquí sólo hay una negociación, la del PP y Cs". "Si Vox va a ir por esta línea, a Ciudadanos lo va a tener de frente", dijo Marín, quien añadió que, si Vox decide "bloquear el Parlamento o que haya nuevas elecciones, tendrá que explicar a 8,5 millones de andaluces por qué no hay cambio en Andalucía".

El PSOE fue muy crítico con la postura de Vox, y tanto desde el Gobierno central como del Ejecutivo autonómico advirtieron de que no se puede retroceder en cuestiones de violencia de género porque "los derechos de las mujeres no son moneda de cambio". Más duro fue el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, quien acusó a PP y Cs de negociar el futuro gobierno de Andalucía "con los cómplices de los violadores y los asesinos". - D.N. / Fotos: Efe

la ley andaluza

La norma que rechaza Vox. Andalucía es la autonomía en la que más víctimas de violencia machista hubo en 2018, 12 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, y estas son algunas claves de las leyes que buscan atajarla:

Sin denuncia. El proyecto de ley que salió adelante en julio en el Parlamento andaluz incorpora el derecho a recibir protección sin necesidad de previa interposición de denuncia, como recoge el Pacto de Estado y como ya se lleva a cabo en otras comunidades.

Menores, víctimas. La norma andaluza amplía la condición de víctima de agresiones machistas a los menores y personas dependientes de la mujer que sufre la violencia, así serán víctimas y, por ello, podrán acceder a recursos.

Pareja o ex. La ley andaluza es una de las pioneras en derechos sexuales: las víctimas de violencia sexual, que engloba cualquier acto de naturaleza sexual no consentido por la mujer, serán consideradas víctimas de violencia de género, independientemente de si su agresor era o no su pareja.

Formación. La reforma de la ley introduce un plan integral de sensibilización. Como el pacto de Estado, prevé formación y especialización en violencia de género para profesionales públicos de distintos sistemas de la Administración.

Educación. Lo más destacado de la segunda Ley, la de Promoción de Igualdad andaluza, se refiere al campo educativo: garantiza el desarrollo de planes obligatorios en todos los centros docentes y fomenta que se integre la igualdad en el diseño y desarrollo curricular de las etapas educativas.

Multas. La Ley aprobada en octubre también contempla sanciones. Permite a la Junta intervenir para evitar y prevenir situaciones de desigualdad de género. Así, podrán llevarse a cabo medidas disciplinares por infracciones de la ley, "desde apercibimientos a multas de entre 6.000 y 120.000 euros en función de la gravedad.

la mesa del parlamento

La exclusión de Adelante Andalucía

Admisión. Todos los grupos presentes en la Mesa del Parlamento andaluz -PSOE, PP, Ciudadanos y Vox- acordaron por unanimidad admitir a trámite los escritos presentados por Adelante Andalucía y el PSOE para que el primero de ellos pueda estar presente en el órgano rector de la Cámara autonómica, del que ha sido excluido pese a tener más votos que Vox. Así lo anunció ayer la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, al término de la reunión, tras la que informó también de que la ronda de contactos con los portavoces parlamentarios para proponer un candidato a la presidencia de la Junta se celebrará entre los próximos días 9 y 10 de enero.