La Comisión de Sodena pone fin a las comparecencias y entra en la fase de conclusiones

09.02.2020 | 00:42

PAMPLONA.  La comisión que investiga inversiones fallidas de Sodena entre en la fase conclusiones después de finalizar las comparecencias con la intervención del exvicepresidente del Gobierno de Navarra Francisco Iribarren.

Iribarren ha defendido la legalidad de la compraventa de acciones de Iberdrola y criticado la intención de "desenfocar" la atención del caso Davalor.

Con esta intervención de Iribarren ha puesto el broche final a la fase de comparecencias de la comisión, iniciada el pasado 20 de septiembre, y está previsto que los grupos presenten sus conclusiones el próximo miércoles y que el pleno del Parlamento las debata el día 28.

Iribarren, que iniciaba su comparecencia calificando esta situación como "atípica por atemporal", ha criticado que "hoy es el día de la marmota" porque "vuelve a tocar hablar de Iberdrola".

Tras recordar que hace 14 años el Gobierno de Navarra compró el 1% de Iberdrola a través de Sodena, ha lamentado no poder aportar "nada novedoso sobre el procedimiento de compra que no haya sido analizado y conocido por esta Cámara".

"Desde hace 5 años la operación está liquidada, muerta y sepultada, por lo que no deja de sorprenderme su repentino interés", ha reivindicado, tras considerar que "las conclusiones ya están escritas desde hace tiempo" y existe otra intencionalidad de fondo.

"El interés es ver cómo despistamos y ver cómo desenfocamos el interés hacia otra cosa, ¿qué se va a sacar de nuevo de una operación de hace 14 años? Pues nada", ha dicho, lo que ha motivado que el regionalista Juan Luis Sánchez de Muniáin le preguntara si estaba haciendo referencia al caso Davalor, a lo que ha respondido "sí, usted sabe que es así".

El exvicepresidente ha querido dejar claro que "la operación contó con la aprobación del consejo de Sodena y la conformidad del Parlamento de Navarra".

Según ha explicado, de 2005 a 2007 se estuvo hablando "de forma interrumpida" en la Cámara sobre Iberdrola pero "ni Sodena, ni el Gobierno, ni el Parlamento de Navarra consideraron oportuno hacer caso a la entonces oposición", que pretendía "vender dicha participación y gastar el dinero en diversas iniciativas".

También ha recordado que los servicios jurídicos del Gobierno "nunca tuvieron dudas de la legalidad" de la iniciativa y que la Cámara de Comptos "dio por finalizado el debate" con un informe en 2007 que reflejaba que la operación era "válida y eficaz".

Igualmente, ha querido dejar constancia de que cuando finalizó su etapa política, las acciones Iberdrola "arrojaban una atípica plusvalía de 138 millones euros, un 70% más que el precio de compra".

A pesar de que se produjesen inversiones fallidas, de las que a su juicio "nadie" está "libre", ha puesto en valor que Sodena aportó "resultados positivos todos los años" en los que estuvo presente en el consejo de Administración.

Iribarren ha asegurado que el procedimiento fue analizado junto con los técnicos de su departamento y que esta "estratégica" operación no penalizó otras inversiones de Sodena. "Si se hubiesen requerido otras operaciones, las hubiera podido hacer", ha garantizado.

En palabras del exvicepresidente, uno de los objetivos de esta medida era incrementar la recaudación y uno de los beneficios obtenidos con la operación fue consolidar a Gamesa en Navarra.

A preguntas del parlamentario de EH Bildu Maiorga Ramírez, ha negado que el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, les "ofreciese" las acciones.

En este sentido, ha explicado que el interés del dirictivo de Iberdrola "no era que el Gobierno de Navarra comprase acciones, sino reforzar el núcleo duro de accionistas de su compañía".

"El señor Sánchez Galán manifestó su interés en que entrásemos, a nosotros y a muchos, y somos nosotros los que vemos una oportunidad", ha afirmado, y en la misma línea, en respuesta a la socialista Ainhoa Unzu, Iribarren ha asegurado que "Navarra no se comprometió a nada con Iberdrola".