Policías señalan a un coche de Presidència como espía

Una mossa desarma el relato de los agentes en el Supremo y defiende la actitud pacífica de los votantes durante el 1-O

09.02.2020 | 04:23

pamplona - Varios mandos policiales insistieron ayer en el juicio al procés en la supuesta pasividad por parte de los Mossos d'Esquadra el 1-O. Incluso les llegaron a acusar de realizar seguimientos a las unidades policiales para alertar de sus posiciones, una actitud que fue calificada de "muy grave" por parte de uno de los inspectores que prestó testimonio. Varios de estos miembros del Cuerpo Nacional de Policía apuntaron a un coche del Departament de Presidència de la Generalitat como el vehículo que estuvo siguiendo durante la jornada del referéndum a varias unidades policiales, que se iban desplazando de un colegio a otro intentando cerrarlos y requisando el material.

"Vimos dos personas transmitiendo información. Iban con ropa convencional. Uno de ellos llevaba un auricular y el otro botas tácticas de color negro y una defensa extensible. Además se les veía un arma corta debajo de la chaqueta. Iban detrás de las unidades de intervención de la Policía como haciendo seguimientos. Anotamos la matricula de su coche y figuraba a nombre de Presidència de la Generalitat", relató un inspector procedente de la Comisaría General de Información y desplazado a Catalunya para aquellos momentos.

En varias ocasiones, los abogados de los acusados insistieron a los testigos si recordaban que en los colegios la gente allí presente gritaba que eran "gente de paz". Uno de los inspectores explicó que efectivamente lo decían, eso sí, detrás de una barricada.

Otro agente relató los insultos y provocaciones de los concentrados. "Nos llamaron maricones, basura, escoria, mercenarios, terroristas, qué valientes sois con los escudos...". Una agente de los Mossos que formó un binomio en uno de los colegios desmontó este relato y defendió en su declaración que la gente se encontraba de manera pacífica en el centro de votación. La testigo explicó que en ningún momento vieron las urnas ni vivieron ningún altercado en la zona ni insultos hacia sus personas. "La gente estaba en situación de espera delante del centro de modo pacífico", dijo. - D.N.