Vox acosa a los medios: promete cerrar las televisiones públicas y revisar las privadas

Ortega Smith aboga por pagar el muro en Ceuta y Melilla con el dinero de clausurar la televisión catalana

09.02.2020 | 05:47
El secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith

pamplona - La resaca del fin de semana electoral trajo una nueva polémica de la mano Vox y las declaraciones de algunos de sus dirigentes. Al más puro estilo del chavismo venezolano, Víctor González Coello, vicepresidente de Vox, sorprendía a todos al afirmar públicamente que uno de los objetivos de su partido era el de cerrar una televisión privada, La Sexta, si tenían los medios para ello. "Rafa Lomana se dedicaba a hacer programas en La Sexta que, si podemos, cerraremos", apuntó durante su discurso. Tal afirmación fue duramente criticada por políticos y periodistas de todo signo, lo que obligó al líder del partido de extremaderecha, Santiago Abascal, a matizar las palabras de su compañero. "Víctor se ha venido arriba y ha dicho que íbamos a cerrar alguna tele (en referencia a La Sexta), pero nosotros solo vamos a cerrar las televisiones públicas", dijo. En cualquier caso, Abascal insistió en que si forman parte del Gobierno reclamarán la revisión de las licencias actuales.

Una de las caras más populares de La Sexta, el periodista Antonio García Ferreras, respondió a Abascal y sostuvo que La Sexta no cederá ante las amenazas de partidos como Vox. "Aunque algunos quieran cerrarnos, vamos a seguir hasta el último día", subrayó al inicio de su programa Al Rojo Vivo. Ferreras aseguró que su cadena seguirá contando lo que pasa y "haciendo las preguntas que hay que hacer, también las incómodas". "Vamos a seguir revelando lo que algunos quieren que permanezca oculto y apostando por los debates políticos", añadió. El periodista defendió que los debates políticos "hacen más fuerte a nuestra democracia" e insistió: "Vox y sus amenazas no nos van a callar".

cóctel autoritario El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, también la tomó con otra televisión, en su caso, la catalana que mezcló con la política xenófoba del partido en un cóctel propio de un régimen autoritario y populista. El dirigente ultraderechista aseguró en Ceuta que la construcción del "muro" que su partido propone en las dos ciudades autónomas no dependerá de la opinión "de la Merkel de turno" ni de "pedirle permiso a Macron". "Vamos a exigir a Europa que lo levante porque esta es su frontera sur, pero si no lo haremos los españoles: nos sobra dinero para construir ese muro y cincuenta muros más, solo con los 1.800 millones que vamos a dejar de pagarle a la televisión golpista de TV3 tenemos para bastantes", clamó. - D.N.