La CAV se tiñe de verde

El PNV se hace con la vara de mando de los principales municipios vascos gracias al apoyo del PSE
Los jeltzales Aburto, Goia y Urtaran repiten en Bilbao, Donosti y Vitoria

09.02.2020 | 15:09
Infografía del mapa de la CAV.

El PNV se hace con la vara de mando de los principales municipios vascos gracias al apoyo del PSE.

vitoria - El PNV y el PSE-EE se han garantizado la estabilidad durante los próximos cuatro años en los ayuntamientos más importantes de la CAV, entre ellos las tres capitales, donde gobernarán después de la constitución de los consistorios ayer sábado.

El partido que más reforzado ha salido de este proceso local ha sido el PNV que, además de cosechar un buen resultado en las elecciones del 26 de mayo, ha conseguido reafirmar su poder municipal gracias fundamentalmente a su pacto con los socialistas, pero también al apoyo que ha logrado de EH Bildu en varios municipios alaveses e incluso del PP en uno.

La jornada transcurrió con normalidad, excepto en el pueblo de Samaniego (Álava), donde el concejal independiente elegido en las listas del PSE-EE no respetó el pacto con el PNV y en lugar de apoyar a candidato nacionalista le dio la Alcaldía a EH Bildu.

En las capitales repiten los tres candidatos del PNV a la reelección: Juan María Aburto, en Bilbao; Eneko Goia, en San Sebastián y Gorka Urtaran, en Vitoria. En las dos primeras ciudades los gobiernos de coalición tendrán mayoría, pero en la capital alavesa se queda a un concejal de la misma.

En las localidades más importantes de la comunidad autónoma gobernarán nacionalistas y socialistas, excepto en Errenteria (Gipuzkoa) que lo hará EH Bildu.

En Bizkaia, con pocas sorpresas, el pacto entre PNV y PSE-EE ha dado una cómoda mayoría a Aburto en Bilbao, así como en todos los municipios del área metropolitana, los más poblados, como Barakaldo, Getxo, Portugalete, Santurtzi, Basauri, Leioa, Erandio, Sestao, Sopela, Mungia, Muskiz, Trapagaran y los de la comarca de las Encartaciones, así como Ermua y Portugalete, con alcaldía de PSE.

otras localidades Ese mismo acuerdo de nacionalistas y socialistas ha logrado hacerse con la alcaldía de Alonsotegi, localidad natal del lehendakari Iñigo Urkullu, donde los nacionalistas, segunda lista en la noche electoral, mantendrán el equipo de gobierno local; mientras el partido de Andoni Ortuzar recupera la makila de Abadiño gracias al apoyo de un grupo independiente, para desbancar a EH Bildu, la lista más votada.

Según el PNV, su "capacidad de acordar entre diferentes" le ha permitido lograr también las alcaldías de Dima y Zaldibar.

Por contra, la coalición abertzale ha arrebatado a PNV la alcaldías que ha dirigido durante décadas tras pactar con Elkarrekin Podemos o agrupaciones locales, en Durango, Galdakao y Arrigorriaga.

También en Bakio, Zaratamo, y Bakio, donde la candidatura de la coalición abertzale ha sumado los votos de una agrupación vecinal, para lograr el gobierno local.

En Gipuzkoa se ha cumplido sin sobresaltos, a diferencia de hace cuatro años, el pacto entre el PNV y el PSE, lo que se ha traducido en que los jeltzales se hacen con 18 alcaldías y los socialistas con 8, algunas de ellas entre las más pobladas, como Irun y Eibar, además de las dos pequeñas localidades de Berrobi y Larraul, donde se presentaron en solitario.

EH Bildu había sido la fuerza más votada en 49 municipios, en 40 de ellos con mayoría absoluta, aunque finalmente dispondrá de 44 alcaldes, ya que el pacto PNV-PSE les ha arrebatado cinco ayuntamientos: Andoain y Pasaia -que han sido para el PSE- y Lezo, Mendaro y Soraluze.

En algunos municipios, como Errenteria y Ordizia, la coalición abertzale ha conseguido las alcaldías gracias al apoyo de los ediles de Elkarrekin Podemos.

La jornada discurrió con absoluta normalidad, incluso en las localidades en las que el pacto PNV-PSE desplazó de las alcaldías a la izquierda abertzale, cuyos simpatizantes apoyaron a sus candidatos, pero, a diferencia de lo que ocurría en otras épocas, mostraron respeto por los alcaldes elegidos.

En Álava, PNV y EH Bildu han pactado en los municipios de Laguardia y Labastida para que el PP, como fuerza más votada, no consiguiera las alcaldías. Pese a ello, el PP ha dado su apoyo al PNV en Kuartango para que el alcalde no fuera de la coalición abertzale.

EH Bildu tampoco ha logrado mantener la Alcaldía de Zigoitia, donde gobernó los últimos cuatro años y ganó las elecciones, por el pacto PNV-PSE.

El PNV ha logrado las Alcaldías de los tres municipios con más habitantes del territorio: Vitoria, Llodio y Amurrio. - Efe