Navarra Suma propone en su primera ley limitar al mínimo el euskera en la Administración

Esparza quiere también paralizar los planes lingüísticos de los departamentos y ya habla de “fraude electoral”

09.02.2020 | 17:47
Javier Esparza, ayer en la sede de Navarra Suma.

pamplona - Navarra Suma quiere que el Parlamento convoque un pleno extraordinario para debatir su primera proposición de ley, con la que quiere derogar el decreto que regula el uso del euskera en la Administración para dejarlo al mínimo. Además, en una moción exige que se "paralice de forma inmediata" la aprobación de los planes lingüísticos de los departamentos del Ejecutivo foral elaborados en aplicación del citado decreto.

Esparza ya no sólo habla de que el Gobierno tiene una "obsesión por euskaldunizar Navarra". Tampoco de que "están pisando el acelerador porque se ven fuera". Ahora, directamente, acusa al Gobierno de cometer "un fraude electoral", porque el 26 de mayo "los ciudadanos castigaron las políticas del Gobierno nacionalista". "No se respeta lo que los ciudadanos dijeron, es intolerable", se escandalizó.

Para el líder de Navarra Suma, de cuyas palabras se deduce que considera que la Administración es un centro de trabajo más y no un proporcionador de servicios a la ciudadanía -también a los euskaldunes-, los puestos de funcionario tienen que tener un requisito mínimo.

De hecho, quiere que el euskera se exija en un 6-10% de plazas en la zona vascófona; 3-6% en la mixta; y nada en la zona no vascófona. Eso sería, a su juicio, una "política lingüística proporcional y razonable" y que "respete la realidad de esta tierra". En definitiva, aboga por "volver a la situación de la que no debiéramos haber salido", donde "sí se respetaba la igualdad de oportunidades y los derechos de todos los ciudadanos".

el modelo d, privilegiado "Queremos paralizar lo que se está haciendo y garantizar la igualdad de oportunidades de los niños en Navarra cuando eligen el modelo educativo sobre todo en la zona no vascófona", dijo, para apuntar que "hay privilegios para aquellos que en la zona no vascófona eligen el modelo D, se abren aulas con 5 alumnos, se les paga el transporte y el comedor".

Con todo, se preguntó "qué va a hacer el PSN", cuando hoy en el Parlamento "hay 31 parlamentarios que están en contra de la política lingüística que está llevando a cabo el Gobierno cuatripartito". - D.N.