El PNV reprocha marear a la CAV con las reuniones

El partido dice que se entera por la prensa de que la cita que colea desde principios de mes será el miércoles

10.02.2020 | 01:38

pamplona - El asunto de las reuniones de Pedro Sánchez para negociar su reelección como presidente español se ha convertido ya en un auténtico enredo. Ayer se conoció que el candidato tiene previsto viajar a Euskadi el miércoles de la próxima semana para negociar el voto a favor del PNV en su investidura, cuando tan solo unas horas antes los socialistas habían dejado caer que quizás no habría más encuentros y habían dejado en el alambre la posibilidad en sí misma de que Sánchez opte a la investidura antes del 23 de septiembre. Esta es la reunión que, para más señas, viene coleando desde principios de agosto y no ha terminado de producirse. Además, los jeltzales volvieron a enterarse de las intenciones del socialista por la prensa. No es la primera vez que Sánchez anuncia públicamente una reunión sin cerrarla antes con el PNV. Ya sucedió cuando anunció que viajaría a Bilbao a partir del 19 de agosto y, finalmente, la cita nunca llegó a producirse. Los jeltzales mostraron ayer por boca de varios portavoces su sorpresa con la forma en que está gestionando Sánchez todo este asunto y las negociaciones para su investidura.

Sánchez parece dirigir todos sus pasos a construir el relato de que está haciendo todo lo posible para evitar la repetición de las elecciones, mientras sigue dejando para el final al interlocutor más decisivo porque sus apoyos son indispensables para articular una mayoría suficiente. El PNV se pronunciará hoy sobre los asuntos de actualidad política tras la reunión de su ejecutiva, en el acto de arranque del curso político en Zarautz, donde hablará Andoni Ortuzar.

El presidente del PNV en Araba, José Antonio Suso, confesó ayer en Onda Vasca que no entiende nada de lo que está pasando. Sobre la reunión que viene coleando desde agosto, Suso dijo que no le consta que haya un atisbo de reunión o de aproximación de fechas. Opinó que, o bien se está "trabajando el relato para lo que ya se tiene decidido", o se quiere "marcar a la otra parte para ver si mete la pata". "Estamos mareando la perdiz. Para ser el Gobierno del Estado, no es lo más gratificante. Estas cuestiones son mucho más serias", dijo. - D.N.

noticias de noticiasdenavarra