PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E ven factible la propuesta del IRPF

Barkos cree que “podría encajar” jurídicamente y EH Bildu quiere leer “la letra pequeña”

10.02.2020 | 09:04
La vicepresidenta del Parlamento, Inma Jurío (PSN), y el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz.

Uxue Barkos cree que “podría encajar” jurídicamente y EH Bildu quiere leer “la letra pequeña”.

PAMPLONA - Los socios del Gobierno de Navarra -PSN, Geroa Bai, Podemos- e I-E coincidieron ayer en ver factible y con encaje jurídico la propuesta sobre el IRPF de maternidad que el Gobierno de Navarra ha puesto encima de la mesa del colectivo, y que consiste en una deducción retroactiva desde el año 2015. Tras la Mesa y Junta de ayer, el PSN calificó de "posible y real" la propuesta, un planteamiento que Geroa Bai dijo que "podría encajar por la vía jurídica" y que Podemos aseguró que va a estudiar, al igual que EH Bildu e I-E. Navarra Suma, que ha intentado dividir a los socios con este tema, volvió a quedarse solo afeando a Chivite que haya traicionado su promesa electoral de devolverlo en formato exenciones con retroactividad. En ese sentido, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, señaló que con este tema se ha visto que "Chivite no es de fiar", y defendió el sistema de exenciones. "Se merecen las familias navarras ser tratadas igual que el resto de familias de España", dijo quien formó parte del Gobierno que retiró las bonificaciones en 2012.

Por su parte, el portavoz socialista, Ramón Alzórriz, indicó que "la propuesta es del Gobierno, no del PSN, y es una propuesta posible y real, con seguridad jurídica". "Es una deducción retroactiva", dijo, para indicar que "el Gobierno ha cumplido su palabra con seguridad jurídica". Además, según relató, con el sistema que plantea la Hacienda Foral, algunos casos del 40% de rentas bajas podrá deducirse tanto como una exención, y el resto pagar en función de lo que ingresa, en un sistema más distributivo.

Desde Geroa Bai, Uxue Barkos dijo que ésta es una "propuesta de Hacienda, que está en manos del PSN, y cuenta con el visto bueno de los servicios técnicos y jurídicos". La expresidenta destacó "la necesidad de que cualquier respuesta tenga la garantía jurídica y no se mienta al colectivo", y apuntó que "esta propuesta sería una retroactividad no total y podría encajar en lo que se podría salvar por la vía jurídica". Además, recordó que esta posibilidad que plantea el Gobierno "existe cuando hay una ley de deducciones, que aprobó el cuatripartito, y cuando hay una sentencia".

Adolfo Araiz, coportavoz de EH Bildu, indicó que la sentencia sobre este tema "dice lo que nosotros venimos planteando" y "ahora el PSN está entrando en otra dirección". "Primero tenemos que ver los términos exactos de la propuesta" del Gobierno, acotó, para destacar las "ventajas" de la deducción.

Mikel Buil, de Podemos, señaló que "la exención no se puede" aplicar y ahora, desde el Gobierno, "se da una salida política y retribuye a quien más lo necesita". Él fue quien dijo que están "estudiando" lo planteado ahora a las madres y que darán "respuesta esta semana". A su juicio, la deducción "es una medida mucho más redistributiva, mucho más justa que la exención".

Por último, la portavoz de I-E, Marisa de Simón, señaló que "era imposible aplicar la ley con carácter retroactivo". "A partir de ahora, estaremos abiertos a compensar a estas mujeres, a las que UPN, PSN y PPN quitaron ese derecho", expuso, para defender una "solución que sea jurídicamente posible".- D.N.