PSOE y Podemos pactan subir el salario mínimo a 1.000 euros

Sánchez quiere consensuar la subida del 11% para el año que viene con los agentes sociales

17.12.2019 | 18:14
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, atiende a los medios de comunicación en Bruselas.

pamplona - El PSOE y Unidas Podemos estudian "con buena predisposición" subir cerca de un 11% el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2020, hasta llegar a unos 1.000 euros mensuales, con el fin de cumplir con su compromiso electoral de llegar al 60% del salario medio en 2023. Así lo confirmaron ayer fuentes de la negociación, que han recordado que es uno de los puntos que está sobre la mesa y que "hay buena predisposición por ambas partes". El alza del SMI es una reivindicación histórica de Podemos una vez que en 2019 consiguieron subir el salario mínimo a 900 euros mensuales y rebajaron su propuesta inicial de 1.000 euros para aquel año. Las mismas fuentes inciden en que en esta ocasión existe la misma buena sintonía que ya hubo en la negociación de presupuestos que consiguió la anterior subida, cuando el SMI se incrementó el 22,3%.

Tanto PSOE como Unidas Podemos contemplaban en sus programas electorales de abril y de noviembre una subida progresiva en los próximos cuatro años desde los 900 euros actuales, aunque el PSOE planteaba llegar a los 1.200 euros aproximadamente en 2023 y Podemos pedía avanzar ya hasta los 1.000 el próximo año. No obstante, fuentes del entorno negociador han afirmado que el aumento del salario mínimo ese 11% podría no ser el mismo en todos los años de la legislatura y depender, por lo tanto, del entorno económico anual.

El preacuerdo pactado entre el presidente en funciones, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para conformar un Gobierno de coalición contempla como primer punto la necesidad de consolidar el crecimiento y la creación de empleo y combatir la precariedad del mercado laboral para garantizar trabajo digno y estable. Los socialistas contemplan también aprobar un nuevo Estatuto del Trabajador en el marco del diálogo social, en el que la contratación indefinida sea la normalidad y además, aprobaría un Estatuto del Becario, así como un plan para reunificar los subsidios y elevar la protección a los colectivos más vulnerables.

Sánchez ha afirmado en varias ocasiones que apuesta por un pacto de rentas para mejorar los niveles salariales que vaya elevando el salario mínimo según la recomendación de la Carta Social Europea, que lo cifra en el 60% del salario medio, unos 1.200 euros. La última subida del SMI se produjo el 21 de diciembre de 2018 en el Consejo de Ministros que se celebró en Barcelona.

Sánchez precisó que le gustaría que esta nueva subida fuese fruto del diálogo social. De hecho, desde el Gobierno se dejó la puerta abierta a principios de año a trabajar junto a las organizaciones sindicales, en el marco de los convenios colectivos y el diálogo social, para poder subir el SMI a los 1.000 euros mensuales a lo largo de 2020. De hecho, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, consideró ayer razonable que el PSOE y Podemos pacten un criterio para el salario mínimo interprofesional para la Legislatura dentro del acuerdo de Gobierno, pero exigió al Gobierno que concrete cada subida anual con los agentes sociales. El líder de CCOO explicó que, en una misiva remitida al Gobierno, el sindicato ha pedido que les convoque para fijar la senda de incremento del SMI, debería acercarse a lo que recomienda la Carta Social Europea. "Se equivocarían con gravedad si se decidiera subirlo desde la vía política unilateral, sería una torpeza y creo que no la van a cometer, se esta especulando mucho y deberían someter este itinerario" a los agentes sociales, dejó claro. Lo primero, dijo, "sería ver cual es el 60% del salario medio" que es de poco más de 1.000 euros, y del que se desconoce cuál será en cuatro años, ya que dependerá de "la evolución de los salarios y del tipo de empleo que se cree o destruya".

Sordo también señaló que las empresas tienen margen para subir los salarios y que los trabajadores recuperen así el poder adquisitivo perdido durante la crisis. En esta línea, UGT reclamó que los salarios sigan subiendo, se establezcan sueldos mínimos por convenio de 1.000 euros y se continúe mejorando SMI, con el objetivo de que los trabajadores ganen poder adquisitivo, se relance el consumo y se garantice un crecimiento económico sostenido. - D.N.

la cifra

22%

incremento del SMI. El Gobierno de Pedro Sánchez ya aprobó un incremento del 22% del SMI para 2019, hasta los 900 euros, la mayor subida desde el año 1977, y se comprometió en su programa electoral a situarlo a final de legislatura en el 60% del salario medio, de acuerdo a lo establecido en la Carta Social Europea.