Navarra Suma y PSN rechazan que ondee la ikurriña en ayuntamientos

Geroa Bai insiste en que no busca darle a la bandera carácter de oficialidad

19.12.2019 | 10:29
Concentración en protesta por las multas recibidas por varias personas por sacar una ikurriña durante el pasado chupinazo de San Fermín.

PAMPLONA. Navarra Suma y PSN se han declarado este jueves contrarios a las enmiendas presentadas por Geroa Bai a la ley foral de Símbolos, enmiendas que plantean la posibilidad de que ondee la ikurriña en los ayuntamientos navarros, cuando así lo aprueben los plenos municipales, y que el escudo de Navarra pueda estar en el escudo oficial de la CAV.

Geroa Bai ha respondido que no se trata de dar carácter de "oficialidad" a la ikurriña y ha asegurado que "nadie está pretendiendo poner al altura de los símbolos de Navarra otros símbolos", sino regular la posibilidad de que en los ayuntamientos pueda ondear la ikurriña "con seguridad jurídica".

Ramón Alzórriz, portavoz parlamentario del PSN -socio de Geroa Bai-, ha dicho, en declaraciones a los medios, que su grupo es contrario a esas dos enmiendas y ha asegurado que "practicamos y pedimos es respeto a los símbolos de Navarra". "Nuestros símbolos tienen que estar en las instituciones navarras como únicos garantes, porque así lo marcan la ley orgánica de Amejoramiento del Fuero y la Constitución", ha señalado.

Por su parte, el parlamentario de Navarra Suma Juan Luis Sánchez de Muniáin ha señalado que esta proposición de ley, presentada por su grupo, "simplemente pretende recuperar que los símbolos de Navarra representen al conjunto de la sociedad y sean los símbolos institucionales".

Juan Luis Sánchez de Muniáin ha afirmado que la ikurriña "es el símbolo de la comunidad vecina, pero en Navarra es el símbolo del nacionalismo vasco" y ha asegurado que "Geroa Bai pretende que un símbolo partidista como la ikurriña represente a todos los ciudadanos y pueda estar colgada en las fachadas". "Eso quiere decir que para los partidos nacionalistas, las fachadas de las instituciones navarras son como los balcones particulares de casa y eso desde Navarra Suma no se puede admitir porque los símbolos representan al conjunto de la sociedad", ha señalado.

Por su parte, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha dicho "nadie ha hablado de oficialidad para otros símbolos de Navarra que no sean los que hoy están recogidos por la ley, es decir, la bandera, el escudo y el himno, no hay más pretensión". "Lo único que pretende Geroa Bai es traer a este debate la responsabilidad en torno a una cuestión que está generando demasiados problemas, esos sí de origen partidista y, diría más, con una vocación clara de los partidos que integran Navarra Suma de enfrentar a los navarros en torno a sus símbolos", ha señalado.

Barkos ha añadido que se trata de hablar de "dos banderas que en los últimos años han generado tensiones por no estar regulada la cuestión, una es la ikurriña, que no es una bandera de un partido, que es, como cualquier otra bandera, la que se corresponde con sentimientos identitarios, y la otra, la bandera de la segunda república, que se corresponde no con un momento concreto de la historia, sino con una vocación de sentimientos". "Por tanto, se busca que permitamos a nuestros ayuntamientos que allá donde democráticamente y desde la mayoría democrática y soberana se decida que pueden acompañar a los símbolos de Navarra, los puedan acompañar con seguridad jurídica", ha afirmado.

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha señalado que "no compartimos en absoluto que la proposición de ley plantee volver al sistema de sanciones, de persecución de un símbolo que es querido y sentido por una parte importante de la ciudadanía de Navarra".

Ruiz ha indicado que sus enmiendas buscan que "no se sancione" y que "donde haya mayorías la ikurriña pueda ondear de manera oficial, que es lo que diferencia de Geroa Bai".

Por su parte, Mikel Buil, de Podemos, ha indicado que su grupo no presenta enmiendas a esta ley y "mantendrá un voto antirepresivo, contra las sanciones, que permite la expresión identitaria de los vecinos en los diferentes municipios".

Ha opinado que éste es un debate "improductivo" para la sociedad navarra y "falaz". "Las banderas no nos ayudan a pagar el alquiler a fin de mes, no nos ayudan a protegernos de la violencia machista ni a contribuir contra el cambio climático", ha expuesto.

Desde Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón ha comentado que "no nos molesta ninguna bandera de ningún tipo" y "nos encantaría que la bandera republicana ondeara en todos los ayuntamientos de Navarra".

Según ha dicho, la ikurriña es un "símbolo que representa a una parte de la sociedad y es cada ayuntamiento quien tiene que decidir".