La mayoría progresista garantiza la aprobación de los Presupuestos

La presidenta Chivite y los vicepresidentes Remírez (PSN) y Aierdi (Geroa Bai), por el Gobierno; y Araiz y Ruiz, por EH Bildu, firman un acuerdo que incluye subir 16,7 millones el gasto y colaborar en temas clave

25.01.2020 | 06:17
Adolfo Araiz atiende a los medios tras la firma del acuerdo

Pamplona - Navarra tendrá presupuestos este año. El Gobierno foral y EH Bildu presentaron ayer el acuerdo avanzado el pasado lunes, y que supone un incremento de 16,7 millones en el techo de gasto, que queda finalmente en 4.256 millones, 240 millones más que el pasado año. "Son unos presupuestos que tienen un marcado acento social", subrayó la consejera de Economía y Hacienda, que no ocultó su satisfacción por un proyecto que será aprobado por el Parlamento el próximo 27 de febrero.

Queda por ver si lo hace con la abstención o con el voto a favor de EH Bildu -dependerá de cómo transcurra el trámite parlamentario-, pero no obstaculizará su tramitación y votará en contra de la enmienda a la totalidad que ya ha anunciado Navarra Suma. "Aunque tenemos diferencias en algunos aspectos de los presupuestos, hoy es el momento de resaltar y poner en valor lo acordado", apuntó ayer el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz.

Ambas partes presentaron el acuerdo por separado en el Parlamento como un ejercicio de "transparencia" tras las críticas del líder de la derecha, Javier Esparza, que había puesto en duda los compromisos "ocultos" de un pacto presupuestario que el propio Gobierno difundió ayer íntegramente a través de su página web. "No hay nada que no esté aquí escrito", defendió Araiz en defensa del documento, que se cerró a primera hora en el Parlamento sin foto pública y con las firmas de la presidenta, María Chivite; los vicepresidentes Javier Remírez (PSN) y José Mari Aierdi (Geroa Bai); y los portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz y Adolfo Araiz.

El contenido El acuerdo incluye un aumento del gasto de 16,7 millones respecto a lo aprobado por el Gobierno el pasado 10 de enero. Un incremento que Saiz justificó en unos mayores ingresos previstos por Hacienda, y que en cualquier caso no parece que puedan descuadrar en exceso el conjunto del presupuesto. De ellos, Ejecutivo y EH Bildu han acordado destinar cinco millones a un plan contra de despoblación rural, que se concretará en inversiones en infraestructuras para municipios de menos de 10.000 habitantes.

Los 11,7 millones restantes serán para las enmiendas que se van a tramitar durante el proceso parlamentario que ahora comienza. Lo harán a propuesta tanto de las cuatro fuerzas que apoyan al Gobierno (PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E) como de EH Bildu. Pero "siempre con arreglo a las prioridades sociales y dentro del marco del pacto de legislatura 2019-2023". Algunas propuestas se presentarán de forma individualizada (cada partido cuenta con una cantidad para proponer inversiones), y otras de forma conjunta. En ese escenario, la formación abertzale se compromete a apoyar las propuestas que presenten las cuatro fuerzas restantes y rechazar las que no cuenten con el consenso de la mayoría progresista. Lo que se traduce también en una unidad de acción de las cinco formaciones de izquierdas en la Cámara durante todo el debate presupuestario.

Tanto el Gobierno como EH Bildu reiteraron ayer que el pacto se limita al proyecto de ley presupuestario, y que las futuras medidas que pueda presentar el Ejecutivo foral tendrán su correspondiente negociación. Sin embargo, el acuerdo dibuja un escenario de colaboración y estabilidad para lo que resta de legislatura entre 30 de los 50 parlamentarios. Una amplia mayoría que vuelve a dejar sin margen ni influencia a Navarra Suma, y que propició la airada respuesta de Javier Esparza, que denunció ayer "el valor político y estratégico que supone para Bildu tener un pacto con el PSN". "Hoy Navarra está regida por un pentapartito", afirmó el líder de UPN, que acusó a Chivite de ser "rehén del independentismo vasco".

Sindicatos

Sin delegado de prevención

Se reparte entre todos el dinero de UGT, CCOO y la CEN. El acuerdo incluye eliminar la partida de 400.000 euros destinada a financiar las "actuaciones en prevención de riesgos laborales" que tres años después el Gobierno había pactado con UGT, CCOO y la CEN para recuperar el delegado de prevención territorial. En su lugar, ese dinero se repartirá entre todas las centrales sindicales y agentes sociales y empresariales "en función de su representatividad". - I.F.

Más gasto

16,7 millones El Gobierno de Navarra ha decido aumentar el techo de gasto en 16.745.000 euros, lo que deja techo de gasto para este año en 4.256.573.493 euros.

Infraestructuras locales. Cinco millones serán para un plan contra la despoblación en municipios con menos de 10.000 habitantes.

Enmiendas. 11.745.000 euros irán para las enmiendas que presentarán, de forma conjunta o separada, PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E.

compromisos

El Gobierno de Navarra y EH Bildu también se comprometen a estudiar y acordar medidas en los siguientes ámbitos.

Pensiones dignas. En seis meses se elaborará un informe para analizar un progresivo incremento de las pensiones mínimas al SMI, primero, y a los 1.080 euros después. Se estudiará como reinvertir el ahorro que supondrá el incremento del Estado de las pensione mínimas.

Empleo. Teniendo en cuenta el marco regulatorio, el Gobierno foral asume el compromiso "firme y público" de impulsar un salario mínimo de 1.200 euros.

Educación. Garantizar un sistema de financiación "estable y digno" para el ciclo 0-3 años. Cumplimiento "real y efectivo" del pacto educativo.

Instituto Navarro de Finanzas. Compromiso para fortalecer las medidas de apoyo a la financiación empresarial. Crear en el primer semestre de 2021 el Instituto Navarro de Finanzas.

Oficina anticorrupción. Aplicación efectiva en el primer semestre de 2020 de la ley de Oficina de Buenas Prácticas y Anticorrupción.

Servicios públicos y Policía Foral. No privatizar servicios; apostar por la gestión directa; negociar con el Estado nuevos agentes de Policía Foral para asumir Tráfico y facilitar la jubilación anticipada de los agentes.