El Parlamento reclama que sea la Hacienda Foral quien recaude las tasas al comercio digital

La iniciativa de Geroa Bai, solo rechazada por Ciudadanos, ve en las tasas Tobin y Google una forma de compensar los efectos que tiene la compra 'online' sobre el comercio local

22.05.2020 | 01:19
La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, ayer en el pleno con Uxue Barkos, portavoz de Geroa Bai, de quien partió la iniciativa.

pamplona – El Parlamento de Navarra pidió ayer al Gobierno foral que reclame al Estado la posibilidad de recaudar aquí los impuestos que generen en el futuro la aplicación de las tasas Tobin (impuesto a las transacciones financieras) y Google (impuesto al comercio digital), además del IVA transfronterizo. La iniciativa partió de Geroa Bai, y contó con el apoyo de PSN, EH Bildu, Podemos e I-E y los únicos votos en contra de los tres parlamentarios de Ciudadanos dentro de la plataforma Navarra Suma, que volvió a partirse a la hora de votar, ya que los miembros de UPN y PP se abstuvieron.

El objetivo de la moción es anticiparse a la caída de la recaudación que va a llevar aparejada la crisis del coronavirus –la Hacienda Foral ya prevé una caída del 20%, 818 millones de euros– promoviendo "nuevas vías de ingreso", como puede ser el inexplorado campo del comercio digital.

Las tasas Tobin y Google, aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado 18 de febrero y remitidas al Congreso de los Diputados, persiguen gravar tanto las transacciones financieras como el comercio digital, y el Estado cree que pueden hacer aflorar hasta 1.800 millones de euros al año. Las previsiones se vieron optimistas y luego la Airef, la autoridad independiente de responsabilidad fiscal, bajó considerablemente la cifra de recaudación a menos de la mitad. El propio Gobierno de Navarra, preguntado sobre el impacto que podría tener en la Comunidad Foral, no cuenta con cifras y resalta que es difícil hacer una estimación, toda vez que depende del tráfico que se registre. Pero, en cualquier caso, sería una fuente de ingresos nueva, en la medida en la que nunca se han gravado estas operaciones.

La moción propone, además, que Navarra reincorpore la capacidad para "gestionar y recaudar" estos impuestos a través de la negociación del Convenio Económico que ya se está llevando a cabo con el Estado, con quien habría que cerrar el año base del quinquenio 2020-2024 en los seis meses siguientes.

El encargado de defender la propuesta fue el parlamentario Mikel Asiáin, de Geroa Bai. Teniendo en cuenta que los efectos económicos de la crisis son ya evidentes –hundimiento del 4,1% del PIB en el primer trimestre– resulta "inevitable y urgente mantener el estado de bienestar", sin que se puedan "repetir las medidas de la crisis del 2008 que condujeron recortes y crearon brechas en la ciudadanía".

Además, la aplicación de las tasas Tobin y Google tiene una lectura más de fondo, más ideológica. No se trata de crear un impuesto más. Los impuestos al comercio digital tratan de ser un tapón para la huida de impuestos que sí se pagarían si esas compras siguiesen haciéndose en el comercio local. "[El comercio digital] tiene afección directa sobre nuestra fiscalidad, porque esas empresas no tributan aquí. Es lo que reivindicamos y debemos conseguir: que redunde al menos vía impuestos", explicó Asiáin. Lo mismo ocurre con el IVA transfronterizo, para lo que la Eurorregión con Aquitania y la CAV tiene que tener un peso especial y mayor presencia en los foros fiscales internacionales.

estudio sobre fiscalidad Mientras tanto, Asiáin insistió en que Navarra, en la búsqueda de financiación alternativa, tiene que emitir deuda y aprovechar "el buen rating que tiene Navarra gracias a que la legislatura pasada se pusieron las cuentas de la Hacienda en orden". La moción recogía un segundo punto que Asiáin quiso explicar bien. Sobre el papel, reclama al Gobierno que en el plazo de un mes remita al Parlamento un estudio "sobre el impacto que podría tener sobre nuestra economía la aplicación de medidas fiscales, siquiera temporalmente, a rentas altas, beneficios empresariales y grandes patrimonios no afectados de manera negativa por el virus", de tal manera que el esfuerzo recaiga "en quien más tiene y además no se ha visto afectado por la crisis". "La progresividad debe ser el timón", reflexionó Asiáin, que dijo que no se puede aspirar a tener "servicios públicos nórdicos con impuestos mínimos".

Críticas a Navarra Suma. Navarra Suma trató ayer de sacar adelante una moción en la que pedía al Gobierno que empiece ya a modificar los Presupuestos Generales de Navarra de 2020 que se aprobaron poco antes del estallido de la pandemia, porque ya se han quedado obsoletos. Ningún grupo apoyó su propuesta, y varios grupos le reprocharon que, poco menos, asuma que ya no hay más remedio que hacer recortes. Ramón Alzórriz, portavoz del PSN, le acusó de "mentir sistemáticamente" y Adolfo Araiz, EH Bildu, de dar por buena la caída de los ingresos sin pensar en alternativas.

los presupuestos, una 'fortaleza'

moción rechazada

"En medio de una crisis brutal, proponen más impuestos. Cuidado con actuar a impulsos"

maría jesús valdemoros

Parlamentaria de Navarra Suma

"Siempre estaremos a favor de acabar con técnicas que supongan 'dumping' fiscal"

marisa de simón

Portavoz de I-E

"De acuerdo, pero tenemos que tener una visión estructural, y esta medida es coyuntural"

mikel buil

Portavoz de Podemos

"Creemos que es algo necesario, pero tenemos que saber cuánto dinero se recaudaría"

adolfo araiz

Parlamentario de EH Bildu

"Estamos de acuerdo, pero esperemos a ver cómo sale el proyecto del Congreso"

ainhoa unzu

Parlamentaria del PSN

"Los ingresos van a caer y hay que mantener el estado del bienestar: busquemos fórmulas"

mikel asiáin

Parlamentario de Geroa Bai

Lo último Lo más leído