Saiz dice que "hay argumentos para confiar" en la capacidad de Navarra para costear esta crisis

Menciona el superávit y los fondos del Estado y de Europa, y aplaza el debate sobre "nuevas formas impositivas" "Confiar solo en lo que confía nos parece insuficiente", replica Araiz

12.06.2020 | 00:47
La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, en una de sus intervenciones en el pleno de ayer.

pamplona – Si ante cualquier adversidad se puede ver la botella medio vacía o medio llena, está claro que la consejera de Economía y Hacienda ha optado por la segunda opción. En medio de una crisis de proporciones todavía por determinar, Elma Saiz envió ayer un mensaje de optimismo dentro de una lógica cautela. "Hay argumentos para poder confiar en la capacidad de Navarra para hacer frente a la situación generada por pandemia", aseguró en respuesta a una pregunta sobre esta cuestión formulada por EH Bildu en el pleno del Parlamento.

Precisó que lógicamente se trabaja con previsiones, pero el cuadro macroeconómico entregado el lunes al Parlamento –que estima que la recaudación ya en 2021 subirá en 671 millones– contiene las posibilidades de "hacer frente no ya a la eventual contratación de deuda pública y préstamos bancarios, sino de devolver a Navarra lo antes posible a un escenario de optimismo en términos económicos".

Entre tanto, Saiz mencionó que para amortiguar la caída de 819 millones de ingresos prevista para este año, el Gobierno cuenta con la autorización para gastar los 98 millones de euros del superávit de 2019, los 25 millones del fondo afecto de los ayuntamientos, además de la previsible flexibilización de los objetivos de déficit. Asimismo, el Ejecutivo espera la inversión de los próximos Presupuestos del Estado en Navarra, los Fondos FEDER, la participación en el fondo de 16.000 millones, los que llegarán de Europa y los procedentes de los ajustes del Convenio Económico, todavía por determinar. Por tanto, Saiz cree que "no es momento" de negociar una reforma fiscal, a la que no se cierra, y emplazó al otoño para "hablar sobre nuevas formas impositivas".

Adolfo Araiz (EH Bildu) mostró "cierta decepción" por la respuesta y enumeró una serie de medidas con las que recaudar los 800 millones que va a dejar de ingresar Hacienda. Citó un impuesto a las grandes fortunas (80 millones), la regulación de los incentivos fiscales, la lucha contra el fraude fiscal, la modificación de artículo 54 del Convenio que "obliga a Navarra a hacerse cargo" de parte de la deuda del Estado, y reclamar a la banca privada los 191 millones de "deuda ilegítima" de los anteriores gobiernos de UPN.

"Confiar sólo en lo que confía en estos momentos nos parece insuficiente", replicó Araiz.

"Hay posibilidades de devolver a Navarra a un escenario de optimismo en términos económicos"

ELMA SAIZ

Consejera de Economía y Hacienda

noticias de noticiasdenavarra