Ábalos carga contra el PP por el caso Kitchen: "A poco que escarben, es una telaraña"

Advierte de que este no es un caso aislado sino una forma de "concebir el poder"

13.09.2020 | 02:45
Toman la temperatura al ministro José Luis Ábalos en su visita de ayer a Valencia. Foto: Efe

valencia – El ministro de Transportes y número tres del PSOE, José Luis Ábalos, garantizó ayer que el Gobierno será implacable contra las críticas "repugnantes" a la Ley de Memoria Democrática y advirtió que la Operación Kitchen no es un caso aislado en el PP porque "a poco que escarben, esto es una telaraña". "La democracia es generosa, pero no mancillable", reivindicó en la presentación en Valencia de los nuevos carnés digitales para los militantes socialistas, a tres días de la aprobación del proyecto de ley de memoria democrática.

Ábalos denunció los "comentarios tan repugnantes" de parte de la oposición contra esta ley y aseguró que no tienen cabida en España y no se les puede tratar por igual: "Poner en cuestión el sacrificio de tantas vidas, la violencia y el asesinato no merece más que repugnancia". A su juicio, son despreciables las comparaciones "odiosas" de gobiernos salidos de las urnas con otros "asesinos y que se han mantenido sobre el crimen y la apropiación y solo han gobernado para los suyos, con un desprecio para el conjunto del país". "Tenemos que ser implacables", insistió.

El dirigente socialista también alertó que "no puede pasar inadvertido" lo que se va conociendo de la Kitchen, el operativo supuestamente desplegado desde el Ministerio del Interior para espiar el extesorero del PP Luis Bárcenas. Un caso que tachó de intolerable porque cree que se desplegó "no solo para encubrir los delitos" en el partido, sino para "obstruir a la Justicia, ejercer el poder de forma ilegal y evitar la impunidad y la imagen que podían dejar sus batallas electorales".

"se avergüenzan de su sede" "Esto es profundo, no es un accidente, no es un caso aislado o alguien al que se le va la mano: es una forma de concebir el ejercicio del poder", enfatizó Ábalos. Por contra, reivindicó el PSOE como partido abierto y que no se avergüenza de nada frente a otros que "se avergüenzan de su sede o de la calle de su sede para no tener el estigma". El PSOE actual es "efecto y consecuencia de los que vinieron antes" y debe ser "causa" de los que vengan detrás, a quienes hay que dejar "un legado tan digno como el que recibimos", indicó. Del mismo modo, a los que critican al gobierno PSOE-Unidas Podemos por aferrarse al poder les recordó que lleva solo ocho meses y "seis dedicados a la pandemia". "¿Y esto de la Kitchen no es aferrarse al poder?", se preguntó, para sentenciar: "Si la cosa no fuera tan grave la cosa, nos reiríamos".

El ministro sostuvo que en el PP tienen "un profundo problema, porque perdieron el Gobierno hace dos años con una sentencia de la Audiencia Nacional y ahora mismo aquello se ha quedado corto". Y aventuró que todo esto demuestra las "pocas lealtades" entre los 'populares', una operación que "dice un poquito del cemento que les une".

En la misma línea, el líder del PSPV, Ximo Puig, coincidió en que la Operación Kitchen es un caso "vomitivo y absolutamente terrible para la democracia, por el que cree que el PP "no solo debe cambiar de sede, sino buscar otro espacio de defensa de las ideas conservadoras desde la decencia". El también president de la Generalitat alertó de que "los viejos jinetes del Apocalipsis están ahí y de vez en cuando asoman la patita" intentando impedir los avances en memoria histórica, además de lamentar que la derecha democrática está "terriblemente contaminada".

"Los viejos jinetes del Apocalipsis están ahí y de vez en cuando asoman la patita"

ximo puig

President de la Generalitat Valenciana

"El PP quiso encubrir delitos, entorpecer la Justicia y ejercer el poder de forma ilegal"

José Luis Ábalos

Ministro de Transportes