debate sobre el estado de la comunidad

Barkos reclama situar a Navarra en la reconstrucción europea

Llama a “superar un modelo de desarrollo agotado” al tiempo que se lucha contra la pandemia

30.10.2020 | 01:01
Uxue Barkos, portavoz de Geroa Bai, en un momento del debate de política general de ayer.

pamplona – Primer Debate sobre el Estado de la Comunidad desde 2016 en el que Uxue Barkos no ejercía de presidenta. Por hechuras y experiencia se esperaba una intervención bien estructurada, y la portavoz de Geroa Bai no defraudó, cómoda en oratoria, para repasar un panorama donde su formación forma parte del Gobierno, y al mismo tiempo procura marcar perfil propio para no quedar fagocitada en el Ejecutivo de coalición liderado por el PSN.

Barkos comenzó su intervención en euskera reproduciendo unas palabras del expresidente uruguayo José Mújica en su reciente despedida. "La política es la lucha por la felicidad humana aunque suene a quimera". Punto de partida para constatar un cambio profundo provocado por la pandemia, de rango generacional, que genera temor, pero que no se puede soslayar. "Los riesgos son muchos. Miedo al cambio, falta de certidumbre científica, inercia política, vértigo a asumir la responsabilidad que se deriva de nuestro autogobierno..." Para Barkos, el reto es la incardinación con Europa. "Hay que poner a Navarra en el rumbo europeo de reconstrucción. Este es el rumbo que nos lleva a un futuro a la medida de lo que las nuevas generaciones se merecen".

Insistió Barkos en un problema que observa desde la primavera: una "inercia" hacia decisiones tomadas dentro de "los vaivenes de la política del Estado". Con una petición clara: "Le pido señora Chivite que defienda nuestro autogobierno y capacidad fiscal". Barkos llamó a la presidenta a "trabajar por y para Navarra". "Las políticas de inercia hacia Madrid no son buenas para Navarra, nunca, y desde Geroa Bai le pedimos que las supere". A su juicio "la coordinación con el Gobierno central y el Ministerio de Sanidad no puede ser confundida con el planteamiento uniforme". Otra de las reclamaciones de Barkos se centró en la comunicación. Demandó "información transparente, clara y liderada por el Departamento de Salud. Si no comunicamos bien no podemos pedir rigor en todas las medidas que estamos exigiendo a la población. Tenemos que ser especialmente vigilantes".

La portavoz de Geroa Bai mostró su desconfianza hacia la oferta de abstención en los Presupuestos de Esparza cuyo giro discursivo no le convence. "Escucho con agrado su reivindicación de que la política navarra se dirima en Navarra". Pero a Barkos le genera "poca o ninguna confianza" dados los precedentes.

Para la expresidenta, "la pandemia va a dejar una crisis por años, que tenemos que afrontar cambiando de modelo, subrayando algunos elementos esperanzadores de cara al reparto de los fondos europeos. "Navarra está bien posicionada en el espacio transfronterizo, alineada en la senda del Green Deal marcada por la Unión, preparada para acometer un avance sustancial en digitalización y con fortalezas en el marco del desarrollo sostenible habitacional".

La portavoz de Geroa Bai quiso dar su apoyo y reconocimiento" a la consejera de Salud pese a "la certeza de que todo es mejorable". Abogó por "ir modulando las restricciones en función de lo que los datos de contagio nos permitan". Pidió a Chivite "que peleara en Madrid" la rebaja del IVA de productos de protección ante la covid como la mascarilla. "El pasado mes de abril ya lo hice y hoy vuelvo a hacerlo", atendiendo a razones económicas y sanitarias. "Es un gasto muy importante y un esfuerzo no siempre posible para muchas familias" incidió. También apostó por la distribución de mascarillas FFP2 para el personal sanitario ante el brote de positivos en este colectivo tan expuesto. Propuesta que la presidenta enmarcó en las decisiones de los propios equipos de prevención. Barkos cerró su intervención con una reflexión sobre el odio, al hilo del futuro plan estratégico de convivencia, volviendo a evocar la figura de José Múgica, tomando como referencia otra de sus frases de despedida. "El odio nos hace estúpidos", dijo la portavoz, "pero además en estos tiempos de crisis histórica, de fin del mundo que hemos conocido, pero de oportunidad para asomarnos a un nuevo tiempo, el odio es simplemente expresión de mediocridad". "Ahora que en esta crisis salvaje estamos pidiendo excelencia a la sociedad, el primer intento de esa excelencia debiera ser sin duda por nuestra parte", remató. Por la tarde, llegaron los turnos de réplica con la jefa del Ejecutivo. En este caso, fueron de guante blanco. "La unidad seguirá, presidenta", dijo Barkos a Chivite.

Cara a cara

uxue barkos

Portavoz de Geroa Bai

"Es esencial una política comunicativa ordenada, lo compartimos, pero no siempre se ha hecho"

maría chivite

Presidenta del Gobierno

"Es una sugerencia que ya la hemos comentado en el seno del Gobierno, le daremos una vuelta"