Rechazan las amenazas a Chivite y los altercados del sábado en Pamplona

Navarra Suma, PSN, Geroa Bai y EH Bildu coinciden sin matices en la denuncia de estos violentos episodios

10.11.2020 | 01:05
Una oficina de CaixaBank de la Rochapea con la luna rota. Foto: J. Bergasa

pamplona – Navarra Suma, PSN, Geroa Bai y EH Bildu coincidieron este lunes en el rechazo, sin matices, a las pintadas amenazantes aparecidas contra la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, en Cintruénigo, así como a los altercados registrados el sábado por la noche en el barrio pamplonés de la Rochapea.

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, tildó de "dos malas noticias" estos sucesos y apuntó que "todo ataque a la convivencia sobra en esta tierra". Además, desveló que ha habido también pintadas contra el alcalde de Tudela el fin de semana y recalcó que su grupo ha condenado "absolutamente todos los ataques, porque más allá de las diferencias está el respeto que se tiene que tener a quien piensa diferente".

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, condenó "con rotundidad y sin paliativos" los ataques a María Chivite "en su propio pueblo" y los incidentes de la Rochapea.

"Sabemos perfectamente quiénes son unos y otros, han atacado la democracia sistemáticamente unos y otros, pero también tienen que saber que tienen enfrente a un Partido Socialista firme en la lucha por la democracia, por los derechos y libertades en nuestro país", resaltó.

Preguntado sobre la autoría de los hechos, Alzórriz explicó que "los eslóganes los tenemos muy identificados". Así, en el caso de Cintruénigo, los mensajes acompañados de la amenaza "primer aviso" y "segundo aviso" recuerdan "al primer aviso que dio Vox cuando se atacó el monumento a Largo Caballero en Madrid". "Y sabemos cuáles son las consignas en la Rochapea, más cercanas a ATA –escisión de ETA–. Los extremos tienen los mismos objetivos, atacar al Estado de Derecho", agregó.

La parlamentaria de Geroa Bai María Solana también mostró su "condena absoluta ante las actuaciones violentas e incívicas en el barrio de la Rochapea" y afirmó que "la violencia no es el camino nunca, no cabe reivindicar nada utilizando la violencia". También expresó su "solidaridad con María Chivite y con su familia por las inaceptables pintadas en Cintruénigo".

"NO HAY SALIDAS INDIVIDUALES" Por su parte, la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, no solo rechazó los sucesos de Pamplona y Cintruénigo, sino que destacó que "es momento de pensar en el colectivo, aquí no hay salidas individuales, ni el bienestar individual no puede estar por encima de los intereses colectivos". "Sobran las actitudes que quieren priorizar el bienestar individual por encima del colectivo", dijo, para valorar además que hay "una mayoría social de la juventud que se ha implicado en redes de cuidados, en diferentes organizaciones, en hacer propuestas en constructivo para exigir a las instituciones un horizonte de futuro, y en estos términos la responsabilidad de las instituciones debe ser atender esas demandas y las inversiones públicas necesarias", aseguró.