El PSOE enfría el acercamiento a EH Bildu y niega que haya pactado los Presupuestos

Sánchez acusa a algunos barones de dar “argumentos a la derecha” con sus críticas a la acción del Gobierno

17.11.2020 | 02:55
Pedro Sánchez conversa con la presidenta del PSOE Cristina Narbona, ayer durante la Ejecutiva socialista en Ferraz. Foto: Efe

pamplona – El revuelo formado tras el anuncio del sí de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) la semana pasada ha obligado al PSOE a salir a aclarar este apoyo y matizar que no hay ningún acuerdo firmado con la coalición soberanista, que no es en ningún caso un "socio preferente" del Ejecutivo español, a pesar de que el vicepresidente segundo Pablo Iglesias afirmara que los de Arnaldo Otegi se incorporaban a la "gobernabilidad" del Estado.

De esta forma, y ante la marejada interna que este asunto ha levantado en el sector más conservador del PSOE con críticas abiertas de algunos barones, la Ejecutiva socialista aseguró ayer tras su reunión en Ferraz que el respaldo de EH Bildu no tiene contrapartidas y no obedece a negociación alguna. Fue el secretario de Organización José Luis Ábalos quien negó que el Gobierno español tenga un pacto cerrado con la coalición abertzale a cambio del sí en la votación de las Cuentas para 2021.

Previamente, en el transcurso de la reunión de la Ejecutiva Federal, el propio Pedro Sánchez reprochó a los barones rebeldes –principalmente al manchego Emiliano García-Page, el extremeño Guillermo Fernández Vara y el aragonés Javier Lambán– sus recientes críticas al Gobierno por el sí de EH Bildu, y no dudó en acusarlos de "generar confusión". Según informaron a Efe fuentes de Ferraz, Sánchez fue "muy duro" durante el encuentro y "contundente" a la hora de dirigirse a los presidentes autonómicos socialistas que en los últimos días se posicionaron abiertamente contra cualquier tipo de relación con la izquierda abertzale. Así, el líder del PSOE les trasladó que lo único que logran es "dar argumentos a la derecha".

Más conciliador se mostró Ábalos en la comparecencia posterior, en la que intentó quitar hierro al anuncio de Arnaldo Otegi del pasado miércoles y explicó que en modo alguno significa que haya un compromiso por parte del Gobierno español con la formación independentista, o que esta vaya a convertirse a partir de ahora en socio preferente de Moncloa. De esta forma, el también ministro de Transportes trata de calmar las tensiones internas y poner distancia con EH Bildu, pero también con la estrategia de Pablo Iglesias de escorar a la izquierda al Ejecutivo de Sánchez.

Preguntado por las críticas internas, José Luis Ábalos les restó importancia y se mostró rotundo al asegurar que no han sellado pacto alguno con los de Arnaldo Otegi, y que simplemente la coalición entendió que debían tramitarse unos Presupuestos necesarios para el país y para afrontar la actual crisis. En la misma línea, añade que el hecho de que EH Bildu haya permitido la tramitación de las Cuentas no implica la existencia de negociaciones. "Normalizar significa integrar en el debate parlamentario, pero ello no te obliga a tener ningún acuerdo con un grupo. Los acuerdos serán de las votaciones de las enmiendas respecto a los gastos y los ingresos, que es donde se va a producir le debate, y en función de eso se produce el acuerdo", argumentó el secretario de Organización, que concluyó que tampoco existe un "mecanismo para evitar que Bildu vote lo que quiera".

un apoyo "gratis et amore" El discurso de Ábalos fue suscrito también por la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, que en una entrevista en Radio Euskadi valoró positivamente un posible apoyo de EH Bildu a las Cuentas, pero dejó claro que sería "gratis et amore"; es decir, sin negociación o contrapartidas por medio. Mendia es de la opinión de que sería bueno que Ciudadanos también se sumara al sí a los Presupuestos, un respaldo que da por hecho que prestará el PNV como socio preferente del Gobierno español.