Palma cambia el nombre al 'Paseo del Castillo Olite' por considerarlo franquista

La decisión desconcierta en Navarra al tratarse de una construcción del siglo XIII cuyo nombre coincide con el de un buque hundido en la Guerra Civil

22.03.2021 | 19:26
Vista del Castillo de Olite

El Ayuntamiento de Palma ha cambiado el nombre a 12 calles por su vinculación con el franquismo y entre ellas se encuentra la dedicada al Castillo de Olite. Las autoridades locales han considerado que debían eliminar el nombre del 'Pasaje de Olite' en cumplimiento de la Ley de Memoria y Reconocimiento democrático de 2018 y por la "obligación moral" de eliminar estos símbolos de los espacios urbanos de Palma. El 'Passatge Castillo Olite' pasará a llamarse ahora calle de Francesca Vidal. La decisión ha desconcertado porque la construcción es medieval.

El Palacio de los Reyes de Navarra de Olite, Palacio Real de Olite o Castillo de Olite es una construcción de carácter cortesano y militar erigida durante los siglos XIII y XIV en la localidad de Olite. Fue una de las sedes de la Corte del Reino de Navarra a partir del reinado de Carlos III "el Noble".

La confusión, no obstante, puede provenir de que El Castillo de Olite fue un buque mercante, botado originalmente con el nombre de Zaandijk en Rótterdam, que fue hundido por una de las baterías de defensa costera de Cartagena en los últimos días de la Guerra Civil Española. 

En 1936, fue adquirido por la Unión Soviética, que lo rebautizó Postishev para honrar al político comunista ucraniano Pavel Postishev, hasta que el 31 de mayo de 1938 fue capturado en el Estrecho de Gibraltar, mientras transportaba un cargamento de carbón durante la Guerra Civil Española. Fue incorporado a la marina de Guerra por orden de 1 de noviembre de 1938 y quedó rebautizado como Castillo de Olite, nombre en referencia al Palacio Real de Olite.












Para agilizar las gestiones de los negocios que se encuentran en estas calles, que con el cambio de nombre de las vías deberán modificar algunos documentos, el Ayuntamiento dará ayudas de hasta 40.000 euros para que puedan realizar los trámites con normalidad.


De entre las calles a las que se les cambiará el nombre, destaca la Avenida Joan March, que pasará a llamarse Avenida del Gran i General Consell, haciendo referencia así a la máxima institución del Reino de Mallorca.

Según ha indicado este lunes el regidor de Educación y Política Lingüística, Llorenç Carrió, los criterios que se han seguido para elegir los nombres han sido la coherencia toponímica, recuperar la historia de Palma y reivindicar el papel de la mujer.


En una rueda de prensa, el regidor también ha explicado que las nuevas calles han sido designadas con la intención de recobrar la toponimia tradicional e intentando dar homogeneidad a los nombres de los barrios del municipio. Así, se cambiará el nombre de tres calles del barrio de Son Armadams, pues la Plaza Almirall Churruca pasará a llamarse Plaza de Mateu Pruners; la calle Almirall Gravina será la de Angelí i Dulcet, y la del Almirall Cervera llevará el nombre de Pere Rossell.

En el caso de Son Armadams, las tres calles llevarán el nombre de tres cartógrafos que vivieron entre el siglo 14 y el siglo 16, mientras que otros barrios rendirán memoria a pintores, promotores culturales, sindicalistas, escritoras y filólogas, entre otros.

Por otra parte, en el barrio de Camp Redó se cambiará el nombre de dos calles, en concreto, el Passatge Castillo Olite, que pasará a llamarse calle de Francesca Vidal, y la calle de Josep d'Oleza, que ahora será la calle de Marc Ferragut.

También se pondrán nombres nuevos a dos calles del Coll d'en Rabassa, ambas con nombres de pintores, pues la calle de Alfambra será ahora conocida como la calle de Joan Daurer y la calle de Brunete pasará a llamarse calle de Joan Desí.

Asimismo, la calle de Toledo de La Vileta llevará ahora el nombre de Rafel Valls; la plaza del Bisbe Planas de Sant Jordi pasará a llamarse Plaza del Poble; la calle Gabriel Rabassa de s'Indioteria será la de Federica Montseny, y la del Canonge Antoni Sancho de Son Cladera recordará a Aina Moll.