Aquellos resultados, comparados con los de 2019

En 2011 se dibujó un tablero de izquierdas que aventuraba un futuro cambio político

23.05.2021 | 01:10

Desde 2007 la pelota estaba en el tejado del PSN. Como en 1996. Pero el cambio a la izquierda se pospuso de nuevo. En 2011 UPN fue la primera fuerza, con 19 escaños y 111.474 votos. El PP tuvo 4 escaños gracias a 23.551 votos. La suma de ambos (23 escaños y 41,76% de los votos) fue sensiblemente superior a los 20 escaños de Navarra Suma de 2019 que representaron el 36,57% de los votos, aglutinando a UPN, PP y Cs.

La comparación 2011-2019 da un saldo favorable para el PSN, que pasó de 9 escaños y el 15,85% de los votos a 11 representantes y el 20,63% de los votos. Ciertamente, el contexto general era diametralmente opuesto entre ambos comicios. Hace diez años los socialistas se desangrababan en las postrimerías de la etapa de Zapatero, mientras que en 2019 el efecto Sánchez, tras su victoria en las Generales de abril luego repetidas, propulsó un importante empuje a la candidatura de Chivite.

Comparando el panel de 2011 y el actual, otro espacio que sale bien parado es el que hoy representa Geroa Bai, cotejando sus datos con los de NaBai. Traducido en números: del 15,41% de los votos hace una década, a un 17,32% de las papeletas en 2019, manteniendo los mismos 9 escaños. Por el camino, muchos avatares y claves: el entendimiento de Aralar con Bildu, que propició el final de Nafarroa Bai, el nacimiento de Geroa Bai, los años de Gobierno de Barkos (2015-2019) o la disolución de Aralar en 2017.

Con ciertas circunstancias entrecruzadas cabe reseñar también la consolidación de EH Bildu, que en 2019 mantuvo sus 7 escaños de 2011, pero transitando de su inicial 13,27% de los votos a un porcentaje del 14,54%.

En el espacio representado en 2011 en solitario por Izquierda Ezkerra (3 escaños y 5,70% de los votos), también hubo estabilidad favorable, si se suma el actual escaño de I-E y los dos de Podemos, y el exiguo 3,01% de I-E con el 4,74% de Podemos.

Este giro a la izquierda que resulta al comparar el panorama de 2011 con el de 2019 tuvo una curva más pronunciada en las elecciones de 2015, con los 15 escaños de UPN, 2 de PP, 9 de Geroa Bai, 8 de EH Bildu , 7 de Podemos, fuerza revelación, 7 del PSN, que pagó su relación con la derecha, y 2 de I-E.

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdenavarra