Suiza sigue la estela del 'brexit' y rompe el acuerdo con la UE

Pone fin de forma unilateral a las negociaciones para actualizar las relaciones con Bruselas

27.05.2021 | 01:19
El ministro suizo de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis, el presidente Guy Parmelin y la titular de Justicia Karin Keller-Sutter.

Berna – Las relaciones entre Suiza y la Unión Europea se encaminan hacia un nuevo brexit al anunciar ayer el presidente suizo, Guy Parmelin, la ruptura de las negociaciones para un acuerdo marco entre Suiza y la Unión Europea, que ambas partes debatían desde hace una década y con el que se quería actualizar las relaciones bilaterales entre Berna y Bruselas.

"El Consejo Federal (Ejecutivo) ha decidido poner fin a las negociaciones" tras someter el posible acuerdo a evaluación de los cantones suizos, interlocutores sociales y otras partes interesadas, señaló Parmelin en una rueda de prensa junto a otros miembros del Gobierno.

Según indicaron, las diferencias entre la Unión Europea y Suiza en torno al acuerdo siguen siendo demasiado grandes, lo que no permite reunir las condiciones necesarias para su discusión.

Las principales divergencias entre Berna y Bruselas giran en torno a cuestiones tales como las ayudas estatales o la directiva sobre los derechos de los ciudadanos de la Unión Europea, ya que Suiza reclamaba una definición más estricta de la libertad de movimientos, de la que dependen las políticas de inmigración.

Por otro lado, la aprobación de un acuerdo marco podría significar de facto que el Ejecutivo de Berna adoptara de manera automática legislaciones comunitarias que según los contrarios a las negociaciones afectarían al sistema nacional de democracia directa.

Pese al fracaso en las negociaciones, el país helvético y los Veintisiete mantendrán los acuerdos bilaterales anteriores, aclaró el ministro de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis, quien afirmó que Berna y Bruselas (su principal socio comercial, al que dirige la mitad de sus exportaciones) "siguen estrechamente vinculadas".

Cinco acuerdos Por ahora, los lazos entre Suiza y la Unión Europea son regulados por cinco acuerdos (en materia de libre circulación de personas, transporte terrestre, y transporte aéreo, comercio y agricultura) que se buscaba unificar y actualizar con un acuerdo marco, ya que los textos se remontan a hace 20 años.

Alrededor de 1,4 millones de ciudadanos de la Unión Europea viven en Suiza, a lo que debe añadirse la gran cantidad de empleados que residen en zonas vecinas de Francia, Alemania, Italia y Austria, pero trabajan en territorio helvético.

El pasado septiembre, los ciudadanos suizos votaron en referéndum a favor de mantener la libertad de movimientos con la Unión Europea.

Sin embargo, esta ruptura de las negociaciones podría tener consecuencias negativas en sectores como la agricultura, el intercambio de suministro eléctrico, la seguridad alimentaria e incluso la salud pública, según reconocían recientemente informes internos del Gobierno suizo citados ayer por la televisión nacional RTS.

"Decisión unilateral" Por su parte, la Comisión Europea dijo lamentar la "lamentar" la decisión del Gobierno de Suiza. "Tomamos nota de esta decisión unilateral del Gobierno suizo. Lamentamos esta decisión dado el progreso que se ha realizado en los últimos años para hacer realidad el acuerdo marco institucional", indicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Bruselas añadió que el convenio fue concebido como "la base para mejorar y desarrollar las relaciones bilaterales entre la UE y Suiza para el futuro". "Su propósito principal era garantizar que cualquiera que opere en el mercado único de la UE, al que Suiza tiene un acceso significativo, afronte las mismas condiciones. Esto es fundamentalmente una cuestión de justicia y certidumbre legal. El acceso privilegiado al mercado único debe significar acatar las mismas normas y obligaciones", subrayó la CE.

Las principales divergencias entre Berna y Bruselas giran en torno a cuestiones como las ayudas estatales o la directiva sobre los derechos de los ciudadanos de la UE, ya que Suiza reclamaba una definición más estricta de la libertad de movimientos, de la que dependen las políticas de inmigración.

Las relaciones UE-Suiza

1972. La UE y Suiza firman un acuerdo de libre comercio.

1992. Suiza presenta una solicitud de adhesión a la Unión Europea. 1992. Los suizos rechazan en referéndum el ingreso en el Espacio Económico Europeo. 1999. Suiza y la Unión Europea firman el primer paquete de acuerdos bilaterales.

2004. Suiza y la Unión Europea firman el segundo paquete de acuerdos bilaterales.

2013. La UE y Suiza inician las negociaciones sobre un acuerdo marco institucional.

2014. Los suizos aprueban la iniciativa contra la inmigración masiva.

2016. El Gobierno suizo retira la solicitud de adhesión a la Unión Europea.

2020. Los suizos rechazan restringir la libre circulación de personas con la UE.

2021. Ruptura de las negociaciones.

noticias de noticiasdenavarra