Navarra asume ya la gestión de la sanidad penitenciaria

La Comunidad Foral reducirá un 1,6% su aportación al Estado por la nueva competencia

02.08.2021 | 00:08
Miquel Iceta y María Chivite el pasado mes de junio. Foto: Patxi Cascante

pamplona –El Gobierno de Navarra asumió ayer la competencia sobre la sanidad penitenciaria, tal y como pactó con el Ejecutivo estatal en la Comisión Mixta de Transferencias celebrada en junio, cuando el entonces ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, visitó el Palacio de Navarra para ratificar el traspaso. De esta forma, la Comunidad Foral podrá decidir sobre las funciones de asistencia sanitaria de la cárcel de Pamplona.

Navarra se hará cargo de los gastos de personal de las diez personas que hasta ahora formaban parte de la plantilla de Instituciones Penitenciarias. Se trata de seis funcionarios, un contratado temporal y tres integrados como personal laboral, que pasarán a incluirse en la plantilla del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

Según quedó establecido en el Boletín Oficial de Navarra (BON), el Gobierno que preside la socialista María Chivite deberá garantizar los derechos de los presos como usuarios de los servicios de salud, así como su accesibilidad a los recursos sanitarios. Seguirán siendo ejercidas por la Administración del Estado la coordinación general de la sanidad penitenciaria en el marco de la garantía de equidad y calidad en el acceso a las prestaciones de la cartera de servicios de la sanidad penitenciaria y la elaboración de estadísticas para fines estatales en el ámbito de la sanidad penitenciaria.

Para garantizar la coordinación del ejercicio de sus funciones respectivas en el ámbito penitenciario, el Ministerio del Interior y el departamento correspondiente del Gobierno de Navarra constituirán una Comisión de Coordinación y una Comisión Técnica de Seguimiento del centro penitenciario.

un traspaso de 131 millones Este traspaso conlleva un coste de 131 millones de euros, si bien Navarra reducirá un 1,6% su aportación al Estado por la cartera asumida, por lo que rebajaría en 2.101.427,63 euros la aportación por la que contribuye a la financiación de las cargas generales del Estado no asumidas.

La retribución de los funcionarios de sanidad penitenciaria ascenderá hasta los 360.000 euros anuales. Además, se destinarán más de 69.000 euros por el coste anual de productividad por realización de guardias sanitarias.

noticias de noticiasdenavarra