La centroderecha lusa aplaza la elección de su líder tras la debacle

El Consejo Nacional decidirá su futuro con "calma" para la celebración de las primarias

20.02.2022 | 00:42
El todavía líder del PSD de Portugal, a su llegada al Consejo Nacional. Foto: E.P.

El partido socialdemócrata (centroderecha) de Portugal (PSD) celebró ayer su primer Consejo Nacional tras las elecciones legislativas del pasado 30 de enero y su líder, Rui Rio, que está de salida tras asumir la derrota, pidió calma al llegar al congreso para la celebración de primarias.

Diecisiete de los diecinueve consejos regionales del partido han pedido por escrito que se acelere el proceso de primarias para elegir un nuevo líder que haga oposición al Partido Socialista, que venció las legislativas por mayoría absoluta con el 41,5% de los votos, frente al 27,8% del PSD.

El objetivo es que el PSD pueda tener un nuevo líder antes de verano, por lo que piden que el Consejo Nacional marque el calendario de acciones antes de fin de febrero.

"Calma y tranquilidad" A su llegada a Barcelos, donde se celebró ayer el Consejo Nacional, Rui Rio argumentó que el proceso para el nuevo liderazgo del partido se tiene que realizar con "calma, tranquilidad, serenidad y madurez".

Además, insistió en que la decisión para fijar la fecha de las primarias es una prerrogativa del presidente, apartando, así, las presiones para que acelere el proceso.

En su intervención ante el Consejo, Rui Rio manifestó estar "100% disponible" para una solución en la que dejaría la dirección en verano, y no de forma inmediata, como aseguró tras la debacle electoral

"Estaré disponible un poco incluso para algo que no sea exactamente así, pero no exageres demasiado. Si exageras demasiado, se acabó, porque no quiero ni estar conectado con el futuro de lo que el fiesta será si se enfoca en una situación así. Entiendan lo que digo ", advirtió.

Rui Rio afirmó estar escuchando al Consejo Nacional, argumentando que ese organismo "no puede deliberar sobre nada", a pesar de que los críticos propusieron una propuesta sobre la mesa para que el calendario electoral interno se programe en un máximo de diez días.

"Otra cosa es que cada uno tiene derecho a su opinión, a partir de ahí vendrá aquí la Comisión Política Nacional, en un próximo Consejo Nacional, a presentar fecha para el congreso y dirigir", aseguró.

El todavía líder del centroderecha llegó a reconocer que estaba sorprendido por "el afán" de quienes quieren ocupar su lugar. Y advirtió de que el puesto requiere "un gran espíritu de sacrificio", llegando a afirmar que tiene un "récord nacional".

"No hay nadie que haya resistido cuatro años en la dirección de la oposición", afirmó, recibiendo aplausos cuando recordó que sólo estaba en el cargo por "espíritu de misión".

Los críticos piden autocrítica Los críticos de la dirección del partido, como Pedro Rodrigues, lamentaron que ya haya pasado un mes desde la derrota electoral y "el partido aún no ha sido capaz de hacer autocrítica".

Entre los políticos más observados, el alcalde de la ciudad de Aveiro, José Ribau Esteves, que suena como candidato a la presidencia del partido. A su llegada a Barcelos, Ribau Esteves dijo que, una vez que sepa la fecha de las primarias, decidirá si se presenta o no.

Consejo nacional

En contra de acercarse a la derecha

Estrategia. "La solución, obviamente, no es que el PSD deje de ser socialdemócrata y se adhiera a la derecha. La solución es tener una capacidad creciente y reforzada para ganarse a nuestra propuesta", defendió Rui Rio. Además de analizar los resultados de las elecciones legislativas y discutir la forma y el momento de la salida de Rui Rio de la dirección del partido, el Consejo Nacional del PSD, aprobó las cuentas del partido, en lo que fue la cuestión más sencilla. A partir del segundo punto, con el "análisis de los resultados de las elecciones legislativas y de la situación política y decisión sobre el proceso electoral para los órganos nacionales del partido", la dimisión en el seno del partido fue manifiesta.

noticias de noticiasdenavarra