ACUMULACIÓN DE 6 CM EN 24 HORAS

El Pirineo navarro, en alerta amarilla por nieve

07.02.2020 | 15:38
Belagua este sábado, con la primera nevada de la temporada.

MADRID/PAMPLONA.- El Pirineo navarro se encuentra en alerta amarilla por nieve, según la Agencia Estatal de Meteorología que prevé la acumulación de seis centímetros de nieve en 24 horas.

Ese espesor se espera a partir de 900 metros, bajando a 700 al final del día, según la Aemet, que avanza que este episodio continuará este lunes.

A nivel nacional mantiene para todo el domingo en Baleares la alerta naranja por lluvias intensas que pueden alcanzar los 40 litros por metro cuadrado en una hora, y añade en el mapa de alertas naranjas a Burgos, Cantabria y Asturias pero por riesgo importante de nieve.

También por nieve, aunque en alerta amarilla -de menor intensidad- están, además de Navarra, Granada, Jaén, Huesca, León, Palencia, Soria, Barcelona, Girona, Lleida, Lugo, La Rioja, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, señala la Aemet en su web.

La cota de nieve, en la mayoría de las zonas, estará por encima de los 600-700 metros.

En aquellas donde la alerta por nieve es naranja se podrían acumular en 24 horas hasta 22 centímetros de nieve, en concreto en la Liébana (Cantabria), o de 22 centímetros en zonas de Asturias, en Cordillera y Picos de Europa; en Burgos la acumulación estará entre los 3 -en meseta- y los 16 centímetros -cordillera cantábrica-.

Huesca, además de por riesgo de nevadas, está en alerta amarilla por riesgo de temperaturas mínimas: en el Pirineo los termómetros podrían registrar 6 grados bajo cero, al igual que en el Valle de Arán (Lleida), también en alerta amarilla por bajas temperaturas.

Tarragona está en amarillo por riesgo de lluvias, Lanzarote por riesgo de fenómenos costeros y Melilla por viento y fenómenos costeros.

Con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante en fenómenos no habituales -en este caso nieve- y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

La nieve, de hecho, ya ha obligado a cerrar algunas carreteras de montaña en el norte o a circular con neumáticos de invierno, por ejemplo, en la autopista del Huerna (AP-66), y con cadenas por el puerto de Pajares, en la N-630.

Lo último Lo más leído