Salud financiará sensores de medición de glucosa a unos 150 menores con diabetes tipo 1 de entre 4 y 17 años

Este nuevo programa de monitorización de glucosa con sensores tipo ‘flash’ se extenderá a otros colectivos en 2019

El coste de la fase inicial será de unos 180.000 euros

07.02.2020 | 17:29
La doctora Chueca enseña la información del sistema que se va a financiar, junto a Domínguez y Martínez.

Este nuevo programa de monitorización de glucosa con sensores tipo ‘flash’ se extenderá en 2019.

pamplona - El departamento de Salud del Gobierno foral va a comenzar a financiar los sensores de medición de glucosa. Así, el nuevo programa de monitorización de glucosa mediante sensores tipo flash se empezará a implantar a lo largo de este mes "en menores de 4 a 17 años afectados de Diabetes Mellitus tipo 1, es decir, niños y niñas y adolescentes que requieren múltiples dosis de insulina y más de seis controles de glucemia al día", explicó ayer el consejero de Salud, Fernando Domínguez, quien estimó que "unos 150 menores podrán beneficiarse de esta tecnología", que facilita y mejora el control de la enfermedad. Esta fase inicial costará aproximadamente 180.000 €, si bien el departamento ya trabaja para que, a lo largo de 2019, este dispositivo se extienda a otros colectivos, como las personas adultas con alguna discapacidad que dificulta el uso de los mecanismos actualmente disponibles, embarazadas y pacientes con episodios de hipoglucemias de repetición.

Este sistema, según expuso el consejero en una rueda de prensa acompañado del director de Asistencia Sanitaria al Paciente, Alfredo Martínez, y de la jefa de sección de Pediatría del CHN, María Chueca, "es más cómodo y fácil de usar", puesto que evita a las personas usuarias la necesidad de tener que pincharse en repetidas ocasiones a lo largo del día para medir la glucosa. "El sensor queda implantado en el brazo o en el abdomen durante 14 días, durante los cuales el o la paciente puede conocer los datos en tiempo real mediante la aproximación del lector o del teléfono móvil adaptado. En la pantalla se aprecia la concentración de glucosa en el líquido intersticial en ese momento, el registro gráfico de los niveles de las últimas ocho horas y algo que es muy importante, que es la tendencia, que permite anticiparse a situaciones de hipo o hiperglucemia".

La diabetes, apuntó Domínguez, es "una de las patologías crónicas con más prevalencia". En Navarra hay en torno a 38.000 personas, el 6% de la población está diagnosticada, y de ellas el 5% -alrededor de 1.900- presentan diabetes mellitus tipo 1.

El consejero señaló que el dispositivo "se va a incluir en la cartera básica de servicios del sistema público de salud y, por tanto, será financiado y su implantación se va a realizar de manera coordinada en todos los servicios de salud" del Estado, como se acordó en base a informes técnicos en la Comisión Interterritorial, que reúne a todas las comunidades autónomas y al propio Ministerio de Sanidad. En este sentido, recalcó que "la implantación tiene que ser apoyándose siempre en criterios técnicos y en todas las comunidades tenemos que seguir criterios comunes" para no generar "inequidad".

También señaló que la puesta en marcha de este sistema se realiza "en el ámbito de un amplio estudio de monitorización, con objeto de ampliar el conocimiento sobre los resultados de la implantación del sistema tipo flash en menores, lo que va a permitir establecer con certeza si este sistema es complementario o en qué medida puede llegar a sustituir a la monitorización de glucemia capilar en condiciones y situaciones de la vida ordinaria. Es decir, en qué situaciones sería imprescindible pincharse para confirmar el dato y en cuáles no".

Por su parte, Alfredo Martínez destacó que este sistema de monitorización de glucosa tipo flash "es el único que ha superado las evaluaciones de las agencias de tecnología sanitaria". Asimismo, indicó que "lo vamos a ir introduciendo por grupos de población, una vez que las pruebas y los estudios realizados demuestran que está justificado y que los beneficios para la salud son significativos".

No obstante, avanzó que el sistema "acabará alcanzando en un plazo prudente a todos los colectivos afectados por diabetes tipo 1 y es posible también, se está analizando, a algunas personas con diabetes tipo 2 que tienen que utilizar dosis repetidas de insulina por la gravedad del proceso". Martínez aclaró que este sensor "va a reducir de manera significativa la necesidad de pinchazos para las personas que tienen que utilizar insulina, pero no va a eliminarlos completamente" y destacó el compromiso con "la sostenibilidad" de Salud. Tras mencionar que la implantación del dispositivo en las poblaciones priorizadas puede suponer una inversión de 2,5-3 millones para Navarra, explicó que "hay que hacer sostenible el dispositivo haciendo que realmente sustituya a los dispositivos anteriores y consiguiendo evitar complicaciones sanitarias, necesidades de consultas o de hospitalización debidas a la mala evolución de la diabetes. Si conseguimos estos dos objetivos, estaremos haciendo que la implantación de nuevas tecnologías, además de mejorar los resultados en salud y la satisfacción de los usuarios con la tecnología, hagan un sistema sanitario sostenible".

Chueca afirmó que la noticia es "muy importante para todas las personas que estamos relacionadas con la diabetes", para los niños y adolescentes, sus familias y para el sistema educativo. Reconoció la labor de Anadi, que "ha trabajado mucho para que hoy estemos hablando de esta realidad" y concluyó que "la cura no está próxima, pero con estos sistemas de monitorización y con las bombas de insulina estamos cerca de que el páncreas artificial sea una realidad para este tipo de pacientes. Como no podemos curar, tenemos que cuidar".

valoración de anadi

"debería haberse iniciado antes"

Hoy, carpa. El presidente de Anadi (Asociación Navarra de Diabetes-Nafarroako Diabetes Elkartea), Juantxo Remón, consideró ayer que el departamento de Salud debería haber comenzado "antes" a financiar los sensores de medición de glucosa, una reclamación que la asociación lleva mucho tiempo realizando. A Anadi le parece "muy bien que se empiece a hacer algo", pero pide "todos los sensores y para todo el mundo". Remón acusó al Gobierno foral de querer "ponerse una medalla" cuando "les están obligando desde Madrid". Anadi ha organizado hoy a las 11.00 horas una carpa informativa en la Plaza del Castillo con mediciones, actividades y zumba.

apuntes

Cómo se hará. La prescripción y formación a las personas usuarias se realizará en los servicios de atención hospitalaria de Pediatría y/o de Endocrinología y el seguimiento y dispensación se coordinará con Atención Primaria. En el caso de los pacientes controlados en Pediatría del CHN que acepten el dispositivo, éste les será entregado y colocado en la unidad de diabetes infantil, donde serán formados para su manejo y uso. La entrega del material (lector y 4 sensores) y la formación por parte de enfermería se hará en grupos de unos 5 pacientes y familiares, en sesiones de 45 minutos.

Otros dispositivos. En cuanto a los dispositivos de monitorización continua, Alfredo Martínez dijo que "no hay evidencias suficientes con los dispositivos y con los estudios que tenemos ahora para generalizarlos a todos los grupos de población", de manera que se usan en casos concretos. Una vez que se avale su seguridad y eficacia, seguirán el mismo proceso para su financiación.

Unidad de Endocrinología Pediátrica. Tras la reclamación que hizo Anadi pidiendo que hubiera "un equipo estable" en la Unidad de Endocrinología Pediátrica del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) tras la jubilación de tres enfermeras, el consejero compartió la idea de la asociación de que haya enfermeras "expertas" en diabetes si bien contestó que en la unidad "hay tres enfermeras de las cuales las tres son expertas. Una de ellas es fija y dos son temporales". Señaló que pretenden que "el relevo de esas enfermeras ya formadas sea de forma gradual". Por su parte, María Chueca destacó el "importante papel" de la enfermería en el cuidado de los niños con esta enfermedad y, por ello, "queremos que las personas que estén en los equipos de diabetes tengan una formación específica".

Tratamiento. Chueca, que trabaja en Endocrinología Pediátrica del CHN, destacó que la atención que necesitan estos pacientes "es una educación que hace sobre todo enfermería". En cuanto al tratamiento, explicó que una parte es la alimentación, que "no debería ser diferente de la de los niños de su edad"; otra el ejercicio físico, que deben procurar que lleven una vida activa como el resto; y el tratamiento con insulina.

la frase

maría chueca "cada vez están debutando niños a edades más tempranas"

La doctora Chueca señaló que cada año "debutan alrededor de 15 niños entre 0 y 15 años. Cada vez están debutando a edades más tempranas, con lo cual, tenemos que pensar que estos niños tienen una vida muy larga por delante y desde los profesionales sanitarios tenemos que hacer todo el esfuerzo para garantizar que tengan la mejor atención posible".