la infraestructura del futuro en álava

La alta velocidad llegará a Vitoria a la renovada estación en Dato

El soterramiento ferroviario urbano costará 434 millones de euros
Un víal soterrado de tráfico privado discurrirá desde Paseo de la Música hasta San Cristóbal

08.02.2020 | 15:31
De la actual configuración de la estación, tan sólo se mantiene el edificio central. Se le acoplará un volumen acristalado para servir de zona de espera. A partir de ahí se descenderá a una primera planta y a 17 metros bajo el suelo estará la playa de sie

El soterramiento urbano costará 434 millones de euros.

VITORIA - Los convoyes de la alta velocidad realizarán su entrada a la capital alavesa en el horizonte próximo de cinco años a través de la renovada estación de la calle Dato. En ese punto se hará visible la transformación en la que se adentra Gasteiz para ver convertido en realidad el anhelado proyecto de integrar el ferrocarril en el subsuelo de la trama urbana y terminar con la cicatriz que durante más de un siglo ha dividido la ciudad. La nueva terminal que marca el final de Dato incrementará la superficie a nivel de calle con la incorporación de un nuevo volumen complementario acristalado que le otorgará una superficie de 3.140 metros cuadrados. Con entrada desde la calle Dato y por el Paseo de la Universidad ahí estarán ubicadas las zonas de espera, servicios, venta de billetes, aseos públicos y locales comerciales. En los exteriores de la zona acristalada que se va a crear, habrá una parada de Tuvisa que facilite el acceso de los viajeros. También se ha diseñado junto a la estación una parada de la nueva línea del tranvía que conectará Salburua y Zabalgana aprovechando el espacio urbano que se genera con la desaparición de las actuales vías del tren dividiendo la ciudad.

dos plantas subterráneas Lo más significativo será el crecimiento de 17 metros de profundidad hacia las entrañas del subsuelo. Se descenderá mediante escaleras mecánicas a una primera planta en la que estarán las salas de embarque de la alta velocidad y cercanías. Este punto será también el nexo de unión con un parking de 400 plazas que se habilitará en las inmediaciones y como parte del vial soterrado para aliviar el tráfico en los desplazamientos entre el este y oeste de Gasteiz. El segundo nivel subterráneo se sitúa a esa cota de 17 metros por debajo del actual suelo. Ahí estará situada la playa de siete vías, repartida en tres bloques de andenes. Cinco vías serán del denominado ancho estándar para la alta velocidad. En la zona sur de ese espacio estará el andén correspondiente a la vía para los convoyes de cercanías, bajo el formato de ancho ibérico. Por último y separada por un muro para ganar en seguridad y no mezclarse con los pasajeros, discurrirá el trazado ferroviario diseñado para el tráfico de mercancías.TÚNEL DE 3,6 KILÓMETROS La solución técnica del soterramiento ayer desvelada, sitúa a la nueva estación de la calle Dato como el punto intermedio de un subterráneo de 3,6 kilómetros por el que discurrirán los convoyes. Los trenes accederán a esta terminal en una primera parte de ese túnel, de 1,12 kilómetros, desde el oeste de Gasteiz. Antes de descender recorrerán tres kilómetros a cielo abierto y, a la altura de la calle Pedro Asúa, los convoyes se adentrarán en ese pasadizo de 1.126 metros que llegará a la estación. Las particularidades de estos convoyes requieren de unas grandes dimensiones y por ello, la extensión de la terminal crece hasta los 1.100 metros. Cuando reanuden la marcha, completarán otros 1.460 metros a través de un falso túnel. Este, como el anterior, se construirán mediante excavación al abrigo de pantallas, con la denominada técnica cut&cover. El pasadizo discurrirá hasta cruzar bajo el Bulevar de Salburua y emerger en la superficie en rampa ascendente hasta cruzar el arroyo Errekaleor en viaducto.

La construcción de este túnel va a suponer un desafío para los ingenieros ya que no está contemplado que se detenga el actual flujo de tráfico ferroviario, por lo que habrá que compatibilizar la creación de ese túnel con la circulación actual de los convoyes. Este soterramiento va a permitir recuperar para la ciudad un total de 90.000 metros cuadrados de superficie para usos urbanos, de los que 44.000 discurren en el entorno de la estación.

EL PROYECTO

Tramo de actuación. El inicio de los trabajos se sitúa junto al centro logístico de Jundiz y el final en el inicio de la Y vasca, concretamente en el tramo Arrazua-Ubarrundia-Legutiano. El total son 14,3 kilómetros.

Soterramiento. Los convoyes circularán en los tres kilómetros previos a los túneles de una manera paralela y a cielo abierto. En el entorno de Pedro Asúa, la línea se adentra en un falso pasadizo de 1.126 metros hasta llegar a la renovada estación. La longitud de la terminal crece hasta 1,1 kilómetros. Cuando reanuden los trenes la marcha, lo harán a través de otro túnel de 1.460 metros hasta cruzar bajo Bulevar de Salburua y salir a la superficie rebasado el arroyo Errekaleor.

Técnica constructiva. Los dos falsos túneles, al igual que la estación, se ejecutarán mediante excavación al abrigo de pantallas, aplicando la técnica conocida como cut&cover. Se alcanzará una profundidad de 17 metros.

La inversión. El presupuesto global de la actuación asciende a 724 millones de euros, IVA incluido. Un total de 434 corresponden a soterrar la estación, 206 al nudo de Arkaute, 41 a la conexión con Burgos y 42 a la redacción de proyectos y dirección de obras.

Plazos. Este año se aprobará y expondrá el estudio informativo y los proyectos constructivos deberían finalizarse en 2020.

LA CIFRA

36

Meses de obras. El plazo estimado para la ejecución de todos los trabajos asciende a tres años.