El temporal remite y la red principal de carreteras permanece abierta tras las nevadas que han cubierto este domingo dos tercios de Navarra

Pamplona y su Comarca, toda la zona norte y localidades como Estella-Lizarra o Tafalla han amanecido cubiertas por un espeso manto blanco

Protección Civil mantiene activa la situación de preemergencia por nieve

Las previsiones anuncian heladas generalizadas para la noche del domingo al lunes, y riesgo de formación de placas de hielo en carreteras

Durante la pasada noche no ha habido incidencias reseñables

Envíanos tus fotos y vídeos || Consulte aquí el mapa de incidencias en carretera || Cámaras de tráfico ||  Transporte comarcal

08.02.2020 | 17:41
Accidente de tráfico este domingo en la NA-2410, km 28,8. Una persona herida trasladada al Centro de Salud de Alsasua.
Agentes de Policía Foral en la noche del domingo auxiliando a un conductor que circulaba sin cadenas.Accidente de tráfico este domingo en la NA-2410, km 28,8. Una persona herida trasladada al Centro de Salud de Alsasua.

Pamplona y su Comarca, toda la zona norte y localidades como Estella-Lizarra o Tafalla han amanecido este domingo cubiertas por un espeso manto blanco. Durante la pasada noche no ha habido incidencias reseñables

PAMPLONA -La situación en las carreteras de la mitad norte de Navarra ha mejorado tras remitir el temporal de nieve que ha azotado este sábado y domingo la Comunidad foral, si bien todavía queda mucha agua en las calzadas y se recomienda precaución al volante.

Situación complicada a primera hora de la mañana del domingo en la red secundaria de carreteras de la mitad norte de Navarra, tras cuajar abundante nieve en Pamplona y comarca y en localidades como Estella y Tafalla. Quitanieves, protección civil, servicios policiales y bomberos han trabajado al 100%, apunta Policía Foral.

El Transporte Urbano Comarcal de Pamplona funciona ya con normalidad en toda la red desde las 11 de la mañana, tras una jornada de carreteras nevadas en la ciudad. El hecho de que sea jornada festiva ha evitado mayores problemas.

En la capital navarra la nevada ha dejado hasta 8 cm de espesor, según Policía Municipal, si bien gracias al trabajo que se ha llevado a cabo durante toda la noche la mayor parte del entramado urbano está transitable.

El riesgo de chubascos permanece hasta mediodía, pero tenderá a remitir y la situación mejorará considerablemente en la segunda mitad de este domingo. Atención a esta próxima noche, ya que se espera cielo despejado, viento y nieve en el suelo. Todo ello combinado hará que localmente se registren heladas fuertes.

La directora del Servicio de Protección Civil del Gobierno de Navarra, Isabel Anaut, ha activado la situación de preemergencia prevista en el Plan de Emergencias por Nevadas en la Comunidad Foral, que contempla medidas de observación y control de la situación originada por las precipitaciones de nieve, que tienden a reducirse al tiempo que asciende la cota desde los 400 metros actuales hasta los 600.

Las previsiones meteorológicas anuncian heladas generalizadas para la próxima noche, por lo que existe riesgo de formación de placas de hielo en las carreteras. Se aconseja, por tanto, extremar la precaución al volante. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activa la alerta amarilla por riesgo de aludes en el Pirineo, con un nivel de peligro 4 sobre 5.

Durante la pasada noche no ha habido incidencias reseñables ni afección a los servicios esenciales, pero se recomienda la máxima precaución en el caso de ser necesario el uso de vehículos particulares, ya que la nieve acumulada y las bajas temperaturas pueden provocar la aparición de capas de hielo en la calzada. Por ello se aconseja a la población no utilizar el coche para desplazarse a disfrutar de la nieve.

En estos momentos (13.00 horas), en la red principal únicamente es necesario el uso de cadenas y está cerrada al tráfico para vehículos pesados, la N-135 (Pamplona a Francia por Luzaide-Valcarlos) entre los pk. 48 y 58. En cuanto a la secundaria, está cerrado el puerto de Belagua (NA-137) a partir del pk. 47 (Venta de Juan Pito) por ventiscas, y en esta misma carretera es necesario el uso de cadenas desde el pk. 33 (Isaba). También están cerrados al tráfico los accesos a San Miguel de Aralar (NA-7510), la carretera de Meano a Álava (NA-7210), y los puertos de Urkiaga (NA-138, Pamplona a Francia por Alduides), Artesiaga (NA-1740, Irurita-Eugi), y la carretera NA-2000 (Isaba-Zuriza), siendo además necesarias las cadenas en el resto de carreteras de la zona de Meano, y en el puerto de Egozkue (NA-2510, Olagüe-Zubiri).

Asimismo son obligatorias las cadenas para circular por los puertos de Las Coronas (NA-214, Navascués-Burgui); Matamachos (NA-176, Garde-Ansó), Laza (NA-140, Burguete-Isaba) y en la carretera NA-2000, de Isaba a Zuriza.

La situación de los ríos es de normalidad, con caudales y niveles en general descendentes.

Refuerzo de dispositivos

Hasta 107 máquinas quitanieves, entre medios propios y de las concesionarias de la AP-15 y las autovías del Camino y del Pirineo, están en alerta para permitir la circulación en las principales vías de la Comunidad Foral, a lo que hay que añadir las cuñas y láminas cedidas a las entidades locales para el mantenimiento de la red secundaria de carreteras,

Además, la Dirección General de Interior, mantiene el Plan de Vialidad Invernal para Policía Foral hasta este mediodía, ampliable a más efectivos, según evolucionen las circunstancias. En concreto, el Área de Tráfico y Seguridad Vial de Policía Foral refuerza su dotación con 3 patrullas más por turno de mañana y noche. Este domingo estarán en servicio 25 agentes por la mañana, 21 por la tarde y 13 en el turno de noche.

Por su parte, Protección Civil ha reforzado con dos personas más el turno de en la Sala de Coordinación del 112, ajustando el dispositivo al plan de preemergencia declarado por la directora de Protección Civil.

Recomendaciones e información de carreteras

El Gobierno recuerda las medidas de precaución aconsejadas en las zonas que se vean afectadas por la nevada, así como la recomendación de posponer los viajes que no sean imprescindibles y emplear el transporte público siempre y que sea posible. En el caso de utilizar el vehículo particular, es preferible utilizar vías principales para los desplazamientos y salir con mayor holgura que la habitual para esos viajes.
En todos los casos, bien por nieve en la calzada o por las rachas de viento es muy importante adecuar en todo momento la velocidad del vehículo al estado de la vía, evitando riesgos propios y a otras personas usuarias de la misma vía.

LA JORNADA DEL SÁBADO El temporal de nieve y viento provocado por la borrasca Helena cubrió ayer el tercio norte de Navarra y salpicó al resto de la Comunidad Foral, causando complicaciones en varias carreteras de la red secundaria y múltiples salidas de vía, que se saldaron en la mayoría de los casos sin personas heridas. Los copos, que llegaron hasta numerosas localidades de la Ribera, no cuajaron en Pamplona, si bien el segmento horario de mayor riesgo de acumulaciones de nieve se situaba en la noche de ayer y en la madrugada de hoy domingo.

Las nevadas afectaron principalmente a la zona del Pirineo, donde a partir de una cota de 500 metros, se alcanzaron espesores de hasta 20 centímetros en alturas superiores a 800 metros, con rachas de viento de hasta 100 km/h, procedente del noroeste. Por su parte, en la vertiente cantábrica y en la zona media, se registraron nevadas por encima de 300-400 metros, con acumulaciones de unos 15 centímetros por encima de 500 metros, con rachas de viento de hasta 75 km/h.

Hasta 107 máquinas quitanieves, entre medios propios y de las concesionarias de la AP-15 y las autovías del Camino y del Pirineo, permanecieron ayer en alerta para permitir la circulación en las principales vías de la Comunidad Foral. Además, la Dirección General de Interior, activó el Plan de Vialidad Invernal para Policía Foral hasta el mediodía del domingo, ampliable a más efectivos, según la evolución de las circunstancias.

Las principales incidencia en la red de carreteras de Navarra se produjeron en la red secundaria, donde dos vías permanecieron cerradas y en otras nueve fue necesario el uso de cadenas. Por acumulación de nieve tuvieron que cortarse al tráfico la NA-7510 (San Miguel de Aralar), desde el kilómetro 3; y la NA-137 (Burgui-Isaba-Francia), desde el kilómetro 47, mientras que fue obligatorio usar cadenas en el Puerto de Urquiaga, en la NA-138 (Pamplona-Francia por Alduides); NA-214 (Navascués-Burgui); NA-176 (Garde-Ansó), desde el kilómetro 7; NA-137 (Burgui-Isaba-Francia), desde el kilómetro 33; NA-140 (Burguete-Isaba), entre los kilómetros 41 y 52; Puerto de Artesiaga, en la NA-1740 (Irurita-Eugui), desde el kilómetro 7; Puerto de Egozkue, en la NA-2520 (Olagüe-Zubiri); NA-2000 (Isaba-Zuriza); y la NA-7210 (Meano-Álava), entre los kilómetros 0 y 5.

LOS RÍOS, BAJO CONTROL Aunque las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) indicaban que los ríos no alcanzarían los niveles de la semana pasada, salvo en el caso de la comarca de Pamplona, fuentes del Gobierno de Navarra indicaron que a lo largo de la jornada no se registraron incidencias con el caudal de los ríos, ya que los caudales no llegaron a los niveles anunciados. Las temperaturas, más frías de lo esperado, retrasaron el deshielo de las últimas nevadas y, además, las precipitaciones también fueron menores de lo previsto en Navarra.