multa de 480 € a una madre de 42 años

Condenada por pegar a un niño de 10 años al que acusó de molestar a su hijo

La Audiencia confirma una multa de 480 € a una madre de 42 años que abordó al menor en un desfile de un colegio navarro

08.02.2020 | 18:47
Acceso principal al Palacio de Justicia.

pamplona - La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha confirmado una condena por un delito leve de lesiones de 480 euros de multa para una mujer de 42 años que en el marco de un desfile del colegio de su hijo lesionó levemente a un niño de 10 años al que acusaba de molestar y hostigar a su hijo. La mujer, que recurrió la condena que le impuso el juzgado de instrucción y ahora ha visto desestimado su recurso, tendrá que abonar una indemnización de 60 euros al menor como responsabilidad civil.

La sentencia explica que los hechos ocurrieron un día del mes de febrero del año pasado en un colegio navarro, cuando la mujer, "de constitución fuerte, accedió al patio del colegio público con ocasión del desfile que iban a realizar los alumnos del colegio al que asiste su hijo. Durante dicho evento, la denunciada se dirigió hacia donde se encontraba un menor, de 10 años, para una vez que llegó a su altura, agarrarle fuertemente del hombro clavándole las uñas a la par que le dijo al oído que dejara de molestar a su hijo, con el que había tenido desavenencias previas en el ámbito escolar. Acto seguido -según recoge la resolución-, valiéndose de su mayor porte físico, arremetió varias patadas en los talones del niño, que trató de rehuir la situación aprovechando la coyuntura del desfile". A consecuencia de la agresión, el menor sufrió varios eritemas en el hombro izquierdo y en ambos tobillos. Necesitó una primera asistencia médica y precisó dos días para curarse.

La Sala resuelve que con las pruebas obrantes comparte el criterio de la sentencia de primera instancia, "sin que apreciemos fundamento alguno para efectuar una valoración diferente". De esta forma, considera que en el testimonio del menor víctima de los hechos "concurren todos los requisitos precisos para otorgarle veracidad" y que en el mismo no existe "ningún móvil espurio que pueda afectar a su credibilidad". Así, añade el tribunal, "es indiscutido el hecho de que entre el menor y la denunciada se produjo un contacto", aunque según ella era para advertir al niño de que no debía pegar a su hijo y negó que para ello hubiera agarrado o golpeado al niño.

Sin embargo, la Audiencia destaca que el menor fue atendido ese mismo día por los médicos de las lesiones que constan que son "compatibles con su versión de los hechos". Y que la misma versión coincide también con la declaración de otra madre del centro que corroboró que la mujer "le dijo algo al oído al niño y comenzó a propinarle patadas a los pies", si bien ella "únicamente alcanzó a ver una sola que impactó contra el menor". - E.C.