Marina Peña González Psicóloga experta en tdah

“El sobrediagnóstico del TDAH resta credibilidad a quien de verdad lo tiene”

La experta en TDAH Marina Peña explicó ayer que el exceso de información sobre este trastorno ha llevado a generalizarlo, pero no por ello hay que restarle importancia

08.02.2020 | 18:47
Marina Peña fue la ponente principal de las jornadas organizadas por la asociación Adhi.

La experta en TDAH Marina Peña explicó que el exceso de información sobre este trastorno ha llevado a generalizarlo.

PAMPLONA - La Asociación Navarra para el Tratamiento y el Estudio del Déficit de Atención, Hiperactividad e Impulsividad (Adhi Navarra), organizó ayer la decimotercera edición de las jornadas Caminemos juntos, que terminan hoy con la presentación del proyecto homónimo. Las actividades están dirigidas a familias con hijos con trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Las siglas TDAH se han hecho conocidas por todos en los últimos años, pero el entorno de quien ha sido diagnosticado con ellas no tiene información sobre cómo tratar con la persona afectada. Por ello, la psicóloga costarricense Marina Peña González, experta en TDAH, fue la invitada estrella entre las ponentes.

¿Qué dificultades añadidas debe enfrentar un alumno con TDAH?

-El mayor problema es entender cómo afrontar la propia dificultad que de por sí va ligada a tener TDAH. No es fácil enfrentarse a trastornos de conducta, responder a lo que la escuela demanda y poder integrarse dentro del grupo. Todo esto requiere una especial atención, autocontrol y organización. Para los estudiantes con TDAH esto es muy difícil y se refleja en malos resultados académicos.

¿Qué problemas puede tener fuera del aula una persona que padezca este trastorno?

-Suele tener problemas sociales. A nivel conductual, el TDAH a veces presenta dificultades para poder cumplir con las normas. Lo más duro es tener experiencias de fracaso y que la autoestima se puede ver dañada.

¿Qué deben hacer los padres y los profesores?

-Los papás y los educadores a veces no saben cómo afrontarlo. Tenemos las tendencias extremas, pero habituales, de ponernos muy duros o muy permisivos con el hijo o alumno con TDAH. El maestro detecta comportamientos típicos del trastorno en el aula, pero no sabe cómo abordarlo. Entonces, suelen generarse conflictos entre las familias y los educadores. Al final, el chico está en medio.

¿Cuál es el objetivo de unas jornadas dedicadas a un trastorno que está tan visibilizado como el TDAH?

-El programa se llama Caminar juntos, porque la idea principal del día de hoy es aclarar el modo de ayudar entre todos a una persona con TDAH para evitar problemas. Lo que buscan estas jornadas es ayudar a los educadores a enseñar a estudiantes , y a sus familias a entender lo que supone tener TDAH.

Hay un exceso de información que, según diversos estudios, ha llevado al sobrediagnóstico.

-Es una realidad que la sobreinformación tiende a generalizar. Muchas personas podrían tener falta de organización, de autocontrol o de atención, pero no por ello tienen el trastorno. Esta generalización es negativa para quien realmente tiene TDAH, porque le quita credibilidad.

Existe sobreinformación sobre los síntomas del TDAH. Pero, ¿cuál es la causa?

-Tiene origen neurológico. Por lo tanto, no debería ser cuestionable, puesto que hay una condición física que hace que el chico responda de una manera determinada por su trastorno, sin intencionalidad. Precisamente por eso hay que respetar el diagnóstico. El problema que tenemos es que no hay un examen que confirme que tengas TDAH o no. Es un cúmulo de factores interdisciplinario.