La Administración comienza la aplicación del decreto del euskera

Los departamentos trabajan en planes por departamentos que se negociarán con los sindicatos

08.02.2020 | 19:24
Las consejeras Solana y Ollo, tras la sesión de Gobierno.

Pamplona - Los departamentos del Gobierno de Navarra trabajan en la aprobación de los planes lingüísticos 2019-2021 que se derivan de la aplicación del decreto foral que regula el uso del euskera en las administraciones públicas de Navarra. Los planes fijarán las plazas que en cada unidad deberán tener requisito de euskera, una cuestión que se tratará en mesa sindical. La consejea Ana Ollo adelantó ayer el panorama en el departamento que dirige, el de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, donde, descontando el personal de Euskarabidea, sólo un 12% del personal ocupa plazas definidas como bilingües. En la aplicación del decreto se priorizará los que son puestos de atención al público y se trabajará en formación.

En este sentido, el próximo viernes el Gobierno foral presentará a los sindicatos la propuesta de criterios sobre cómo cubrir las plazas en cada unidad deberán tener requisito lingüístico, una cuestión que la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, no ha querido avanzar por respeto a los sindicatos. Ollo sí que recordó que el propio decreto que regula el uso del euskera "habla de que al personal fijo, tanto funcionario como laboral contratado, se le garantizan sus derechos a ocupar la plaza" y aseguró que "se preserva el derecho del personal fijo a continuar en su plaza con las nuevas condiciones".

En la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, la consejera explicó que su departamento ha aprobado ya su plan y que los diferentes departamentos harán lo propio las próximas semanas. Y ha asegurado que el "principal" objetivo es "responder al derecho de la ciudadanía navarra a ser atendidos por la administración en euskera". Según indicó, "en la Administración no estábamos respondiendo a los más de 80.000 navarros que son euskaldunes" y afirmó que "frente a ese 13% de población euskaldun, tan solo un 0,9% de todas las plazas de la administración tenían el perfil bilingüe. El objetivo esencial es propiciar que se pueda atender a la ciudadanía bilingüe en las dos lenguas en un proceso de planificación de medio y largo plazo", declaró. Sobre el plan aprobado por su departamento, explicó que comienza con una descripción de la estructura del departamento, una descripción del marco legal y datos demográficos y sociolingüísticos. Realiza un diagnóstico inicial de la situación de partida, los datos disponibles acerca del conocimiento del euskera del personal y un análisis de la situación de las comunicaciones y recursos de cada departamento. En este sentido, el plan de Relaciones Ciudadanas e Institucionales señala que el número total de plazas bilingües orgánicas del departamento es de 71, de un total de 159, lo que supone un porcentaje del 44,65%. Si no se contabilizan las plazas de Euskarabidea, el total es de 98, de las cuales 12 son bilingües, el 12,24% Asimismo, en el plan se identifican las unidades orgánicas que son "prioritarias" para la atención a la ciudadanía en euskera y se establecen los objetivos que deberán desarrollarse en el periodo establecido, como formación en euskera del personal, información escrita bilingüe o criterios de atención de servicios licitados. La consejera Ollo puso el acento en potenciar la formación y en que no hay puestos de funcionarios actuales en juego: "no se va a obligar a nadie nada que no se pueda obligar. Obligar a una formación suena ridículo", concluyó. - D.N.