concejal de iu asesinado en llanes

Los detenidos por el crimen de Javier Ardines pasarán ante el juez esta tarde

Pedro L.N.A. encargó el asesinato a dos sicarios de origen argelino con la colaboración de un amigo

08.02.2020 | 20:35
Agentes de la Guardia Civil han trasladado al detenido como presunto inductor del asesinato del concejal de Llanes (Asturias) Javier Ardines a la vivienda que posee en la parroquia de Belmonte de Pría.

Pedro L.N.A. encargó el asesinato a dos sicarios de origen argelino con la colaboración de un amigo

OVIEDO. La puesta a disposición de los tres arrestados en la madrugada del pasada martes está pendiente de que la Guardia Civil cierre los últimos atestados para remitirlos al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes, que lleva las diligencias y mantiene el secreto de las actuaciones.

El cuarto arrestado por su presunta implicación en el crimen, que se encuentra en Suiza, está pendiente de la tramitación de solicitud de extradición.

La Guardia Civil rastreó ayer en busca de más pruebas la vivienda vacacional que el presunto inductor, Pedro L.N.A., posee en la parroquia de Belmonte de Pría, situada en las proximidades de la del edil y de la zona en la que se cometió el crimen el pasado 16 de agosto.

Los agentes de Unidad Central Operativa (UCO) registraron durante casi dos horas en presencia del detenido, que fue arrestado en su casa habitual de Amorebieta, las distintas estancias de la vivienda unifamiliar de dos plantas, incluidos el garaje y el porche, y se llevaron varias cajas con posibles pruebas.

Pedro L.N.A., casado con una prima de la mujer del edil, mantenía una estrecha amistad con la víctima forjada en sus estancias en su casa de Llanes, a la que acudía los fines de semana y en verano desde Amorebieta, situada a unos 200 kilómetros, aunque desde que se cometió el crimen no volvió a ser visto en la zona.

Los investigadores consideran que Pedro L.N.A. encargó el asesinato a dos sicarios de origen argelino con la colaboración de un amigo, movido por los celos por su obsesión por una posible relación de Ardines con su mujer.

La Guardia Civil ha pedido la extradición desde Suiza de uno de los argelinos detenidos, mientras que los otros tres, que fueron detenidos en Bizkaia, pasarán previsiblemente a disposición judicial esta tarde.